domingo, 5 de agosto de 2018

🌾Las malezas o plantas arvenses en el jardín🌾


Ventajas y desventajas de la presencia de malezas o plantas arvenses en los jardines. Principales peligros para las plantas cultivadas.

Las plantas arvenses o malezas. Ventajas y desventajas para nuestras plantas

Toda aquella persona que cultive plantas en su jardín siempre se topará, en algún momento, con diferentes especies vegetales oportunistas que crecen en los alrededores de las plantas cultivadas; este grupo de plantas son las conocidas como plantas arvenses o malezas. Debemos recordar que toda planta puede ser una arvense en dependencia de donde esté creciendo, esta categoría siempre se basa en el interés del hombre; Ejemplo: en una plantación de legumbres si de casualidad brota una planta de tomate entre las plántulas de dichas legumbres, el tomate se categorizará como una planta arvense en ese cultivo debido a que en esta área solo deben desarrollarse plantas de legumbres según el interés del cultivador. 

Echeveria ‛Brown Sugar’ y Euphorbia hirta (arvense o maleza) creciendo en la misma maceta

Echeveria ‛Brown Sugar’ y Euphorbia hirta (arvense o maleza) creciendo en la misma maceta



Aunque cualquier planta puede ser una arvense o maleza en un momento determinado, existen miles de especies que son extremadamente frecuentes en los jardines y poseen un potencial expansivo mucho mayor que las plantas de interés para el hombre. Muchas de estas especies son tan frecuentes que se propagan de forma natural en la mayoría de los continentes provocando daños graves en cosechas y jardines al no ser controladas sus poblaciones. Para mencionar dos ejemplos tenemos a la conocida verdolaga (Portulaca oleracea) y una de las herbáceas más abundantes en los jardines tropicales, Euphorbia hirta

La presencia de estas plantas siempre será inevitable en nuestro jardín y por ello es importante conocer que peligros y beneficios pueden traer para nuestras plantas cultivadas.

Ventajas y desventajas de la presencia de plantas arvenses o malezas en el jardín

Ventajas:

-        En regiones del jardín donde crezcan solamente arvenses, es decir, áreas donde no tengamos plantas cultivadas (espacios de tierra vacíos), estas evitarán la erosión del suelo y mantendrán un enriquecimiento del sustrato mientras se van renovando las poblaciones.

-        Algunas plantas arvenses (NO TODAS) son ideales para las puestas de insectos benéficos que luego se trasladarán a nuestras plantas cultivadas para combatir diferentes tipos de plagas. Diferentes estudios han demostrado un efecto benéfico en dejar una pequeña área en el jardín o cultivos agrícolas donde crezcan diferentes especies de arvenses como método ecológico para combatir plagas.

-        Algunas especies de arvenses poseen propiedades medicinales que pueden ser aprovechadas; solo es controlar sus poblaciones en el jardín.

Desventajas:

-        Las plantas arvenses muy vigorosas compiten por el espacio y los nutrientes del sustrato provocando la muerte de las plantas cultivadas. Muchas arvenses crecen lo suficiente que cubren por completo el follaje de las plantas cultivadas impidiéndoles la realización de la fotosíntesis que les conlleva a una muerte segura.

-        El sistema de raíces de algunas especies de arvenses es capaz de expulsar sustancias tóxicas en sus alrededores que afectan rápidamente al sistema radical de las plantas cultivadas más cercanas.

-        Existen arvenses en las cuales numerosas y peligrosas plagas se reproducen y luego afectan gravemente a nuestras plantas cultivadas.

-        Muchas arvenses se caracterizan por poseer estructuras urticantes y filosas en su follaje que pueden dañar el follaje de las plantas cultivadas y las manos del que las retira.

-        En el cultivo de cactus y crasas es necesario eliminar lo más rápido posible las arvense ya que retienen mucho la humedad en el sustrato y las pudren rápidamente.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

1 comentario: