lunes, 11 de junio de 2018

🌵Un cactus similar a una medusa, Astrophytum caput-medusae🌵


Ficha técnica descriptiva del cactus ornamental llamado Astrophytum caput-medusae. Consejos para su cultivo.

Características del cactus Astrophytum caput-medusae

Astrophytum caput-medusae es un cactus muy popular en la jardinería y colecciones de todo el mundo por la rareza de su morfología y vistosidad de las flores. Es originario de la región norte de México; en la actualidad se cultiva con fines ornamentales en la mayoría de los continentes. Esta especie posee un valor comercial relativamente alto en comparación con otras cactáceas debido a la baja disponibilidad de semillas.

Vista del cactus ornamental Astrophytum caput-medusae

Vista del cactus ornamental Astrophytum caput-medusae

 
Se caracteriza por desarrollar una gruesa raíz que le permite almacenar gran cantidad de agua para sobrevivir etapas de sequía. Además, desarrolla un tallo solitario corto y cilíndrico que no logra superar los 12 cm de altura ni los 6 cm de diámetro. Este tallo está recubierto por numerosos filamentos pardos-rojizos de +/- 5 cm de largo que ocultan casi por completo dicho tallo. De la región apical del tallo se desarrollan tubérculos cilíndricos o triangulares (más finos que el tallo central) de +/- 15 cm de largo y +/- 2 cm de diámetro. Los tubérculos exhiben una coloración verdosa, tienen la superficie escabrosa, son carnosos y están recubiertos por pequeñas escamas de color blanquecino como se observa en otras especies del género. 

Existen dos tipos de areolas en los tubérculos: las floríferas y espiníferas. Las floríferas son areolas grandes con abundante lanosidad y las espiníferas son más pequeñas, menos lanosas y con diminutas espinas. Las espinas pueden estar ausentes, aunque algunas areolas pueden tener más de 3; las espinas son blanquecinas con el ápice marrón oscuro, son rígidas y miden +/-  3 cm de largo.

Las flores son muy vistosas llegando a superar los 6 cm de diámetro en algunas ocasiones; presentan numerosos segmentos lanceolados en la corola de color amarillo y la garganta floral rojiza-anaranjada. Las flores surgen solamente en los tubérculos en desarrollo, es decir, tubérculos ya formados no volverán a florecer. En el centro de la flor se observan numerosos estambres con anteras amarillas y un estigma multilobulado central de color amarillo. Las flores son de corta duración y abren durante el día.

Los frutos son globosos, con una coloración verdosa y recubierto de escamas lanceoladas muy conspicuas y lanosidad. Al madurar se abre irregularmente expulsando las semillas.

Las semillas son bastante grandes +/- 0.25 cm de diámetro y poseen una coloración parda oscura.

Consejos para el cultivo del cactus Astrophytum caput-medusae

Astrophytum caput-medusae es una planta sencilla de cultivar si se tienen en cuentan algunos factores esenciales para su óptimo crecimiento. A continuación, los cuidados necesarios que requiere esta especie:

Iluminación:

Necesita crecer en un sitio muy iluminado, pero donde no reciba la luz solar directa para evitar quemaduras o marchitez de tubérculos. Se aconseja cultivar bajo mallas de sombreado o bajo árboles con follaje denso. No cultivar a la sombra porque no crecerá ni florecerá.

Temperatura:

Tolera un amplio rango de temperaturas llegando a soportar cercanas a los 0ºC y superiores a los 30ºC. Su rango óptimo de crecimiento se encuentra entre los 18-30ºC. No exponer a temperaturas inferiores a los 0ºC durante largas jornadas.

Sustrato:

Muy mineral con muy poca materia orgánica y rico en rocas calizas. El sustrato debe poseer un drenaje perfecto para evitar la podredumbre del grueso sistema radical. Se puede utilizar sustratos para crasas y cactáceas siempre que se añada a la mezcla, una capa de rocas calizas o arena de río. 

Injerto:

Es común encontrar está planta injertada en un patrón grueso y resistente. El injerto evita la podredumbre del tallo, pero puede provocar la sequedad de tubérculos antiguos con regularidad (al injertar se elimina el grueso sistema radical que protege al cactus de la sequía y en algunos patrones no logra obtener la cantidad necesaria de savia para mantener hidratados todos los tubérculos). Si se injerta este cactus se debe aportar un poco más de agua para evitar lo mencionado anteriormente.

Frecuencia de riego:

Regar preferiblemente cuando el sustrato esté completamente seco y las temperaturas superen los 20ºC. El riego preferiblemente con agua de lluvia para evitar cambios en el pH del sustrato.
 
Plagas y enfermedades:

Atacado por cochinillas, ácaros, moluscos, hongos y nemátodos. Utilizar sustratos desinfectados y controlar rápidamente las plagas que aparezcan.

Multiplicación:

A partir de semillas o por injerto de fragmentos de tubérculos.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario