lunes, 28 de mayo de 2018

🌵Un cactus cubano que debes conocer, Melocactus holguinensis🌵


Fotografía y descripción general del cactus cubano Melocactus holguinensis. Consejos para su cultivo.

Características generales del cactus cubano Melocactus holguinensis (sin. Melocactus curvispinus holguinensis)

Melocactus holguinensis es un cactus de pequeño porte y lento crecimiento originario de pequeñas áreas de la provincia de Holguín en Cuba. Es una de las 50 plantas más amenazadas de desaparecer en la isla debido a la expansión de la agricultura, los incendios forestales y la colecta desmedida por coleccionistas. En la actualidad, las poblaciones aún presentes en su hábitat natural son monitoreadas con regularidad por instituciones científicas y jardines botánicos de la isla para evitar un deterioro aún peor en los individuos. Esta especie es considerada por muchos como una subespecie de Melocactus curvispinus aunque otros muchos afirman que es una especie aparte.

Vista del cactus cubano Melocactus holguinensis (sin. Melocactus curvispinus holguinensis)

Vista del cactus cubano Melocactus holguinensis (sin. Melocactus curvispinus holguinensis)


Este cactus se caracteriza por formar un tallo globoso a ligeramente cilíndrico solitario de +/- 20 cm de alto y +/- 12.5 cm de diámetro que exhibe una coloración verde clara. El ápice, a diferencia de otras especies del género, no está deprimido. Presenta de 12-14 costillas verticales muy conspicuas en cuyos márgenes se disponen numerosas areolas. En cada areola se disponen de 7-11 espinas radiales (+/- 3 cm de largo) y de 1-3 espinas centrales (+/- 4 cm de largo). Todas las espinas poseen una coloración parda rojiza primeramente que se hace opaca con el tiempo. Las espinas son gruesas y muy fuertes.

Las flores surgen de una estructura muy lanosa que se desarrolla en el ápice del tallo conocida como cefalio. El cefalio en esta especie es bastante corto (+/- 5 cm de alto), tiene forma cilíndrica, crece muy lento y presenta una abundante lanosidad blanquecina-amarillenta acompañada por numerosas cerdas aciculares de color rojizo en sus extremos (espinas más finas y pequeñas). Las flores son pequeñas, surgen de la lanosidad del cefalio y presentan numerosos segmentos en la corola dispuestos en espiral (alcanzan una altura de +/- 0.5 cm) de color rosa

Los frutos son cónicos, miden +/- 2 cm de largo, son carnosos y exhiben una coloración rojiza cuando maduran.

Consejos para el cultivo del cactus cubano Melocactus holguinensis

Melocactus holguinensis es fácil de mantener en el jardín aunque puede ser atacado con frecuencia por hongos. Si se va a adquirir esta especie es necesario conocer su procedencia para evitar seguir potenciando su extracción del hábitat. A continuación, sus cuidados básicos:

Iluminación:

Es necesario proveerle mucha iluminación a esta especie para que crezca saludable. Exponer al menos 6 horas al sol directo durante el día. Agradece un poco de sombra parcial durante el mediodía de los días del verano.

Temperatura:

Prefiere crecer en climas cálidos donde las temperaturas raramente bajen de los 10°C. Agradece un rango de temperaturas que se encuentre entre los 22-32°C.

Sustrato:

Muy mineral con muy poca presencia de materia orgánica. El sustrato debe tener muy buena aireación y un perfecto drenaje.

Frecuencia de riego:

Regar 1 vez cada 15 días con agua de lluvia. En invierno el riego debe ser suspendido.

Plagas y enfermedades:

Rara vez atacado por plagas aunque los nemátodos en sustratos infestados pueden dañar gravemente sus raíces. Afectado a veces por cochinillas, ácaros y principalmente por hongos. También es afectado en ocasiones por bacterias.

Multiplicación:

Por semillas o decapitación de plantas antiguas.

Páginas relacionadas:


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario