jueves, 12 de abril de 2018

Una planta suculenta ideal para tí, Stapelia schinzii var. angolensis


Ficha descriptiva de la planta suculenta Stapelia schinzii var. angolensis. Consejos para su cultivo en el jardín.


Características generales de la planta suculenta Stapelia schinzii var. angolensis

Stapelia schinzii var. angolensis es un morfo de la especie Stapelia schinzii originario de Angola y el norte de Namibia. Este morfo se diferencia de otros de esta especie como: var. schinzii y var. bergeriana en la morfología de los tallos y flores. En la actualidad es una planta muy apreciada en colecciones de todo el mundo por su fácil cultivo y la belleza de sus flores. Es recomendada para cultivar en macetas colgantes o cultivar en rocallas.

Vista de la planta suculenta Stapelia schinzii var. angolensis en plena floración

Vista de la planta suculenta Stapelia schinzii var. angolensis en plena floración


Esta planta se caracteriza por desarrollar tallos semi-postrados (el ápice es erecto) verdes-violáceos o amarronados (depende de la luz que reciban) de +/- 7 cm de largo y +/- 1 cm de ancho formados por cuatro ángulos (rara vez cinco) bien conspicuos. El margen de los ángulos presenta dientes pocos pronunciados; en el extremo de estos dientes se disponen pequeñas hojas caducas de +/- 0.5 cm de largo ovadas-espatuladas y con una coloración verde oscura.

Los tallos desarrollan numerosas ramificaciones que surgen en las axilas inferiores. Cada nueva ramificación forma raíces individuales en el área más cercana al sustrato mientras terminan su desarrollo. Este mecanismo permite que se formen colonias muy compactas que no son afectadas por alguna rotura en las uniones entre los tallos. Además, mejora la hidratación de toda la colonia al constar con un área mayor para la extracción de agua del sustrato.

Las flores se disponen en pequeñas inflorescencias que desarrollan de 1-2 botones florales en la región media de los tallos. Por lo general, las inflorescencias solo llegan a desarrollar una única flor y el segundo botón se seca. Cada flor se caracteriza por tener una forma estrellada muy atractiva, presentan un pedicelo de +/- 5 cm de largo muy grueso y glabro, la corola floral con un diámetro de +/- 9 cm, el interior de la corola de color marrón-rojizo con el centro más claro y la superficie interna con numerosas grietas. Los segmentos de la corola tienen forma ovalada en su primera mitad y muy fina en la última y miden +/- 6 cm de largo. El margen de los segmentos de la corola presenta numerosas estructuras papilosas violáceas que se mueven constantemente con ayuda del aire (este movimiento es probable que atraiga a sus polinizadores). Las flores de esta planta poseen un olor putrefacto muy desagradable que atrae rápidamente a numerosos dípteros (moscas).

Detalles de la flor de la planta suculenta Stapelia schinzii var. angolensis

Detalles de la flor de la planta suculenta Stapelia schinzii var. angolensis


Los frutos son un par de folículos cónicos de +/- 15 cm de largo, glabros, amarillos-verdosos con manchas parduzcas y llenos de semillas marrón claras y planas en su interior. Las semillas presentan una estructura formada por finos pelos llamada vilano que permite que vuelen gracias al viento (dispersión). 

Consejos para el cultivo de la planta suculenta Stapelia schinzii var. angolensis

Stapelia schinzii var. angolensis es una planta muy fácil de cultivar y requiere de muy pocos requerimiento. Es una de las plantas más resistente dentro del género Stapelia después de Stapelia gigantea y Stapelia hirsuta. A continuación, los requerimientos de cultivo de esta hermosa planta:

Iluminación:

Se aconseja cultivarla a pleno sol durante las estaciones más frescas del año y a semisombra durante las más cálidas. Tener mucho cuidado con el sol intenso del mediodía en verano porque puede provocarle quemaduras a los tallos y el aborto de capullos florales o marchitez rápida de las flores ya abiertas. Crece sin problemas bajo luz artificial pero sus tallos se tornarán más verdes y florecerá con menos fuerza.

Temperaturas:

Prefiere crecer bajo la influencia de temperaturas frescas o cálidas que se mantenga en un rango de 18-28 °C. Tolera temperaturas superiores a los 35 °C pero aumenta el riesgo de deshidratación. Temperaturas inferiores a los 5 °C suponen un riesgo enorme de muerte al dañarse sus tejidos.

Sustrato:

Agradece sustratos minerales con poca materia orgánica, buena aireación y perfecto drenaje. Se puede utilizar el sustrato especial para crasas y cactáceas que se ofrece en viveros especializados con una capa extra de arena gruesa.

Frecuencia de riego:

Tolera un riego más frecuente que la mayoría de las especies del género. El riego siempre debe efectuarse luego de seca por completo la superficie del sustrato. Regar preferiblemente con agua de lluvia con el fin de evitar un cambio de pH en el suelo o acumulación de minerales. 

Plagas y enfermedades:

Extremadamente resistente a las plagas siendo rara vez atacadas por alguna. Las únicas que pueden aparecer son las cochinillas pero en pocas ocasiones si la planta goza de buena salud. Es mucho más tolerante a hongos patógenos que la mayoría de las plantas de la subtribu Stapeliinae.

Multiplicación:

Muy sencilla mediante la separación de esquejes o por semillas.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario