domingo, 4 de febrero de 2018

🍀 Cuida tus siemprevivas mejor que nunca, Sempervivum spp 🍀



Manual para el cultivo de plantas suculentas del género Sempervivum. Plantas conocidas popularmente como siemprevivas.

El género Sempervivum, características generales

Sempervivum es un género de plantas suculentas perteneciente a la familia Crassulaceae muy popular en la jardinería xerófita. Son apreciadas fundamentalmente por la coloración variable de las compactas rosetas y sus flores. Las plantas de este género tienden a formar rápidamente numerosos hijuelos laterales; estos hijuelos permiten la formación de colonias de rosetas muy compactas extremadamente atractivas. Hay que aclarar que la floración en este grupo de plantas provoca la muerte de la roseta que desarrolla las flores. De todas formas, las rosetas florecen después de los dos años; tiempo suficiente para formar numerosos hijuelos.

Plantas suculentas del género Sempervivum de nuestra colección

Plantas suculentas del género Sempervivum de nuestra colección


En la actualidad existen numerosos híbridos en el mercado que exhiben coloraciones en las rosetas extremadamente atractivas y variables. Las especies más comunes en las colecciones son Sempervivum tectorum, Sempervivum arachnoideum, Sempervivum calcareum y Sempervivum cantabricum.

Este grupo de plantas es además muy popular en los jardines debido a que requieren de mínimos cuidados. Dichos cuidados los presentamos a continuación:

Consejos para el cultivo de plantas suculentas del género Sempervivum

Iluminación:

Es imprescindible que estás plantas reciban mucha iluminación para que crezcan saludables y desarrollen numerosos hijos. Recomendamos exponer las plantas directamente al sol durante las primeras horas de la mañana y finales de la tarde.

Temperatura:

Agradecen crecer en climas cálidos o frescos donde las temperaturas se encuentren entre los 15-30⁰C. No soportan temperaturas inferiores a los 4⁰C durante largos períodos.

Sustrato:

La buena permeabilidad del sustrato es el factor clave para el cultivo de estas plantas ya que son muy susceptibles a los encharcamientos prolongados (provocan la podredumbre de las raíces). Es una buena opción incorporar un poco de materia orgánica en el sustrato.

Frecuencia de riego:

Regar preferiblemente cuando el sustrato esté completamente seco si las temperaturas superan los 25 C. Si las temperaturas se encuentran entre los 8-15 C se debe efectuar el riego si las hojas se tornan ligeramente deshidratadas y con agua tibia.

Plagas y enfermedades:

Son frecuentemente atacadas por cochinillas (la algodonosa es la más común), ácaros, áfidos y caracoles. Todas estas plagas provocan la marchites de las hojas y heridas en hojas y tallos que permiten la proliferación de hongos patógenos letales.

Multiplicación:

Muy sencilla mediante la separación de los hijuelos laterales que surgen de la roseta madre. También mediante semillas.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario