viernes, 9 de febrero de 2018

🌵Un cactus muy resistente que debes conocer, Mammillaria columbiana🌵



Fotografías y características del cactus conocido como biznaga colombiana, Mammillaria columbiana. Consejos para su cultivo.

Descripción general del cactus Mammillaria columbiana

Mammillaria columbiana es una planta suculenta perenne de la familia Cactaceae (cactus) originaria de países del sur y centro del continente americano. Es una especie muy variable en cuanto a su morfología y por esto existen actualmente numerosas subespecies. Esta especie se desarrolla principalmente en sustratos rocosos cercanos a fuentes naturales de agua (ríos) o en los bordes de los acantilados. De forma excepcional se han encontrado individuos creciendo sobre troncos de palmeras y otros árboles. Este cactus es actualmente muy comercializado en el mundo con fines ornamentales o como planta de colección pero sus poblaciones naturales, están gravemente afectadas por la expansión de la agricultura, urbanización y la extracción intensiva por coleccionistas.

Cactus biznaga colombiana en maceta, Mammillaria columbiana

Cactus biznaga colombiana en maceta, Mammillaria columbiana

 
Esta especie se caracteriza de forma general por formar un tallo solitario columnar de +/- 30 cm de altura y +/- 8 cm de diámetro que raramente forma hijuelos basales (ramifica). Los tallos presentan numerosos tubérculos cónicos (mamilas) en los cuales se disponen areolas apicales (en el ápice de las mamilas cónicas) y axilares. Las areolas apicales se encargarán en formar las espinas; en esta especie se forman de 4-7 espinas centrales (2-3 en plantas jóvenes) de color amarillo dorado con los extremos pardos oscuros y de 16-25 espinas radiales más delgadas que las centrales y de color blanco. Las areolas axilares forman una lanosidad blanca muy conspicua y son las encargadas en el desarrollo de las flores, los frutos y posibles hijuelos (que es raro en la especie).

Las flores son extremadamente pequeñas ya que casi no abren ni sobresalen entre las espinas y la lanosidad axilar. Tienen los segmentos de la corola de color rosa oscuro y se disponen numerosas formando una corona en los laterales apicales del tallo. Durante el comienzo de la época de floración las areolas axilares desarrollan una lanosidad mucho más compacta.

Luego de polinizadas las flores se forman frutos cónicos de color rojizo (cuando maduran) de +/- 3 cm de largo. En el interior de estos frutos se forman numerosas semillas pardo-oscuras.

La variabilidad de esta especie se aprecia fundamentalmente en la morfología del tallo, coloración de las flores y el número y coloración de las espinas centrales por areola.

Ápice del tallo del cactus biznaga colombiana, Mammillaria columbiana

Ápice del tallo del cactus biznaga colombiana, Mammillaria columbiana


Consejos para el cultivo del cactus Mammillaria columbiana

La biznaga colombiana es un cactus extremadamente fácil de cultivar en el jardín ya que sus requerimientos de cultivo son mínimos. A continuación sus cuidados básicos:
 
Iluminación:

Prefiere un sitio muy iluminado llegando a tolerar el sol directo durante todo el día. En verano se aconseja proveerle un poco de sombra durante las horas más cálidas del día. 

Temperaturas:

Prefiere climas cálidos o frescos donde las temperaturas anuales se mantengan entre los 15-35°C. Tolera temperaturas cercanas a los 0°C pero no se aconseja que la exposición al frío intenso sea prolongada. Nosotros recomendamos nunca exponerlo a temperaturas inferiores a los 6°C.

Otra variedad del cactus biznaga colombiana con espinas centrales más claras, Mammillaria columbiana

Otra variedad del cactus biznaga colombiana con espinas centrales más claras, Mammillaria columbiana


Sustrato:

Es imprescindible que el sustrato a utilizar posea un óptimo drenaje con el fin de evitar la pudrición del sistema radical por exceso de humedad. Una mezcla de 1/3 de materia orgánica y 2/3 de arena gruesa u otro material inorgánico que favorezca el drenaje es ideal para esta especie.

Frecuencia de riego:

Es un cactus muy resistente a la sequía pero muy susceptible al exceso de agua. Recomendamos regar solo cuando el sustrato esté completamente seco o 2-3 días después de secarse.

Plagas y enfermedades:

Muy resistente a las plagas pero, aun así, puede ser afectado por cochinillas y hongos patógenos. También las raíces pueden ser atacadas por nemátodos si se utilizan sustratos sin desinfectar.

Multiplicación:

El método más efectivo para multiplicar esta especie es mediante semillas ya que raramente desarrolla hijuelos basales. Algunos cultivadores cortan el tallo central con el fin de plantar el esqueje obtenido; el tallo cortado con el tiempo formará uno o varios brotes nuevos en las areolas más cercanas al corte.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario