martes, 27 de febrero de 2018

🌵Una sucu preciosa para tu colección, Euphorbia susannae🌵



Características y fotografías de la planta suculenta Euphorbia susannae. Consejos para su cultivo en el jardín.

Descripción general de la planta suculenta Euphorbia susannae

Euphorbia susannae es una pequeña planta suculenta muy prolífica (rara vez solitaria) perteneciente a la familia Euphorbiaceae y originaria de Sudáfrica. Es muy apreciada por los compactos grupos de tallos suculentos que desarrolla en pequeños espacios. Además, es una especie muy fácil de mantener en el jardín y de multiplicar.

Vista de la planta suculenta Euphorbia susannae

Vista de la planta suculenta Euphorbia susannae




Esta especie se caracteriza por formar tallos suculentos globosos a ligeramente columnares de +/- 9 cm de altura y +/- 2.5 cm de diámetro. Cada tallo está conspicuamente dividido en costillas (+/- 14) en las cuales se desarrollan tubérculos cónicos de +/- 1 cm de largo en los márgenes. Cada tubérculo desarrolla un hoja reducida muy fina (parece un pequeño pelo) en el ápice que se secará y caerá muy rápido, es decir las hojas son caducas. Toda la planta en general presenta una coloración verde oscura muy atractiva que puede tornarse más rojiza si es expuesta a la luz solar directa. El interior de los tallos presenta una elevada concentración de látex blanquecino que puede afectar los tejidos de la mucosa por el contacto.

Esta especie desarrolla numerosos hijuelos en las axilas laterales (uno por axila) de las costillas llegando a formar aglomeraciones de nuevos brotes muy atractivas. Este elevado número de brotes con el tiempo desarrollarán raíces propias para así formar colonias naturales de alto valor ornamental. A diferencia de muchas especies suculentas del género Euphorbia, esta planta posee un crecimiento bastante acelerado y la formación de hijuelos es constante si las condiciones climáticas son las óptimas.

Las inflorescencias no son atractivas debido a que poseen un tamaño muy reducido. Al igual que todas las plantas del género, esta especie posee inflorescencias en ciatos; son pequeñas, surgen de las axilas superiores de los tallos, presentan las brácteas verdosas-pardas y aparecen en las estaciones más frescas de año. 

Consejos para el cultivo de la planta suculenta Euphorbia susannae

Euphorbia susannae es una planta muy fácil de mantener en el jardín y de multiplicar. A continuación, sus cuidados básicos:

Iluminación:

Esta especie requiere de mucha iluminación para crecer óptimamente pero debe protegerse del sol directo del mediodía porque puede sufrir quemaduras. En su hábitat natural esta planta crece bajo arbustos de follaje medio que filtran la luz solar.

Temperaturas:

Es preferible cultivarla en climas donde las temperaturas se mantengan entre los 18-30°C para un óptimo crecimiento. De todas formas es una planta muy resistente al frío siempre que el sustrato esté completamente seco (puede tolerar hasta los - 6°C). Aunque tolere temperaturas extremas nosotros recomendamos nunca exponerla a estas condiciones.

Sustrato:

El sustrato óptimo para esta especie debe tener un drenaje perfecto debido a que sus raíces son muy delicadas al exceso de humedad. 1/2 de arena gruesa y 1/2 de materia orgánica desinfectada es ideal para esta planta.

Frecuencia de riego:

Regar una vez semanal durante las estaciones más cálidas del año y siempre si el sustrato está completamente seco. En invierno suspender el riego debido a que entra en latencia temporal (la raíces no absorben agua).

Plagas y enfermedades:

Euphorbia susannae es afectada por cochinillas, pulgones, ácaros, moluscos, nemátodos del sustrato, hormigas y hongos patógenos. Aplicar plaguicidas específicos cuando se detecte alguna patología. Aplicar además cada tres meses un fungicida preventivo sistémico de amplio espectro.

Multiplicación:

Mediante semillas o a partir de separación de hijuelos laterales.

Páginas relacionadas:


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario