sábado, 17 de febrero de 2018

🌵Un cactus para principiantes, Ferocactus herrerae🌵



Fotografía y características generales del cactus Ferocactus herrerae. Consejos básicos para su cultivo en el jardín.

Descripción general del cactus Ferocactus herrerae

Ferocactus herrerae es un cactus globoso a columnar perenne ampliamente cultivado en el mundo como planta ornamental. Es apreciado fundamentalmente por la rusticidad de sus espinas y fácil cultivo. Este cactus es ideal para principiantes en el cultivo de cactáceas ya que incluso es fácil de obtener numerosos ejemplares a partir de sus semillas (produce muchísimas).

Vista del cactus Ferocactus herrerae

Vista del cactus Ferocactus herrerae



Esta especie se caracteriza por formar un tallo globoso solitario muy carnoso que puede alcanzar los 150 cm de altura y +/- 35 cm de diámetro. Dicho tallo presenta una coloración verde grisácea o verde oscura muy atractiva. El tallo está dividido por 5 a 13 costillas bien marcadas; en plantas pequeñas el número de costillas es mucho menor que en plantas adultas (con el crecimiento se van dividiendo las costillas). En el margen de las costillas se disponen grandes areolas circulares y lanosas de las cuales surgen las espinas, flores y frutos.

Cada areola desarrolla de 2-10 espinas radiales (a veces más) delgadas, blanquecinas, frágiles y de +/- 2 cm de largo y de 5-9 espinas centrales mucho más gruesas, rojizas a grisáceas y con los extremos ganchudos. En esta especie una de las espinas centrales se desarrolla mucho más en comparación con las demás, es más plana, estriada y con el extremo claramente ganchudo. Estas desarrolladas espinas pueden provocar daños a animales si se enganchan en la piel.

Las flores son pequeñas y solo aparecen en plantas grandes de más de 5 años de edad. Surgen de las areolas superiores de la planta, la corola floral (+/- 3 cm de diámetro) formada por numerosos segmentos lanceolados de color amarillo.

Consejos para el cultivo del cactus Ferocactus herrerae

Ferocactus herrerae es una de las especies de la familia Cactaceae más fácil de mantener en el jardín. A continuación, sus cuidados básicos:

Iluminación:

Esta especie necesita crecer a pleno sol durante todo el año. Rara vez sufre quemaduras solares a no ser que primeramente haya crecido a la sombra y sea expuesto al sol intenso de forma brusca. Su crecimiento puede detenerse por completo si crece a la sombra.

Temperaturas:

Es un cactus amante de las altas temperaturas llegando a soportar superiores a los 40C. Su rango de temperaturas óptimo se encuentra entre los 25-35⁰C. Temperaturas inferiores a los 5⁰C provocan la formación de manchas rojizas en la epidermis que afectan considerablemente la estética del tallo. Las heladas son fatales.

Sustrato:

Crece en una amplia variedad de sustratos siempre que estos posean un drenaje perfecto. Los encharcamientos prolongados pudren las raíces con facilidad.

Frecuencia de riego:

No requiere casi agua para sobrevivir y crecer óptimamente. Un riego cada 10-15 días es suficiente durante los meses más cálidos. En invierno no debe regarse.

Plagas y enfermedades:

Puede ser atacado por cochinillas, pulgones, nemátodos del sustrato, ácaros y hongos patógenos. Aplicar plaguicidas específicos cuando sean detectadas las plagas.

Multiplicación:

Esta especie puede ser multiplicada por semillas o por cultivo de tejidos (in vitro).

Páginas relacionadas:


 Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario