miércoles, 3 de enero de 2018

Aprende a cultivar Chuscos del Monte, género Nierembergia



Manual para el cultivo de plantas ornamentales conocidas como Chuscos del Monte, género Nierembergia. Fotografías de algunos cultivares.

Características generales de las plantas del género Nierembergia

Nierembergia es un género de +/- 60 especies de plantas herbáceas o sub-arbustivas pertenecientes a la familia Solanaceae muy cultivadas en el mundo como ornamentales por sus vistosas floraciones. Son plantas anuales o perennes pero que producen una gran cantidad de semillas en cada floración que permite que se puedan multiplicar cada año. Las especies más cultivadas como por ejemplo: Neirembergia linariifolia.

Cultivar del género Nierembergia llamado ´Cielo` desarrollado por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Argentina

Cultivar del género Nierembergia llamado ´Cielo` desarrollado por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Argentina


Estas plantas se caracterizan por desarrollar tallos delgados muy ramificados en los cuales se disponen pequeñas hojas lineares-lanceoladas de color verde medio. Este grupo de plantas se caracteriza por formar hierbas con un follaje muy denso de gran atractivo de +/- 40 cm de altura y +/- 35 cm de diámetro. Existen diversos cultivares logrados por el hombre en los que puede variar la talla de la planta y el diámetro del follaje.

La floración en estas plantas es un espectáculo ya que del ápice de cada tallo surgen flores de +/- 2 cm de diámetro. Las flores se caracterizan por presentar 5 pétalos soldados (en la primera mitad) y redondeados con una coloración muy variable en dependencia del cultivar o especie. Los colores más comunes son el blanco, púrpura, rosa y diferentes combinaciones entre estos colores. El centro de la flor es generalmente amarillo y se acentúa más o menos en dependencia del cultivar o especie que se trate (en algunas variedades el amarillo puede formar formas estrelladas muy atractivas).

Consejos para el cultivo de Chuscos del Monte, género Nierembergia

Las plantas de este género son fáciles de cuidar al igual que los cultivares comerciales logrados por el hombre (muchos de estos cultivares provienen de instituciones argentinas como el INTA, Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria). A continuación, sus requerimientos de cultivo:

Iluminación:

Este grupo de plantas debe crecer en zonas muy iluminadas donde reciban más de 6 horas de luz solar directa. La exposición al sol debe ser más moderada en climas tropicales muy agresivos donde predominen temperaturas superiores a los 30°C. El cultivo a la sombra total provoca la etiolación de los tallos, perdida de pigmentación del follaje y floraciones débiles o nulas.

Temperaturas:

Son plantas que se adaptan muy bien a un amplio rango de temperaturas aunque no sobreviven mucho tiempo a las heladas o temperaturas superiores a los 38°C. El rango ideal para estas plantas se encuentra entre los 12-28°C.

Cultivar del género Nierembergia llamado ´Luna` desarrollado por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Argentina

Cultivar del género Nierembergia llamado ´Luna` desarrollado por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Argentina


Sustrato:

Estas plantas son muy tolerantes a una amplia variedad de sustratos ya que no les afecta el nivel de concentración de materia orgánica que contengan. Es importante que dichos sustratos sean muy permeables ya que son muy susceptibles a la pudrición de las raíces por encharcamientos prolongados.

Frecuencia de riego:

Agradecen un riego frecuente que permita que el sustrato se mantenga ligeramente húmedo (pueden tolerar breves períodos de sequía). Durante épocas invernales es preferible regar después que el sustrato se seque por completo y las temperaturas superen los 12°C.

Plagas y enfermedades:

Atacadas por cochinillas, pulgones, ácaros, minadores de hojas, escarabajos y moluscos. Muchas de las plagas mencionadas anteriormente permiten que proliferen hongos patógenos sobre hojas y tallos. Algunas aves y mamíferos herbívoros pueden devorarlas.

Multiplicación:

 Se multiplican fácilmente por esquejes de tallos de +/-10 cm de largo y por semillas.

Artículos que te pueden interesar


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario