martes, 30 de enero de 2018

🍀Una suculenta para tu colección, Lenophyllum guttatum🍀



Fotografías y descripción de la hermosa planta suculenta llamada Lenophyllum guttatum. Consejos para su cultivo y multiplicación.

Características de la planta suculenta Lenophyllum guttatum

Lenophyllum guttatum es una pequeña planta herbácea suculenta de la familia Crassulaceae muy cultivada en gran parte del mundo como ornamental o planta de colección. Es originaria de México donde crece en grietas de rocas; en muchas ocasiones es casi imposible detectarla debido a que es demasiado pequeña. Esta especie es muy apreciada por la coloración de sus hojas y su crecimiento compacto.

Vista de la planta suculenta Lenophyllum guttatum

Vista de la planta suculenta Lenophyllum guttatum

 
Esta planta suculenta desarrolla un pequeño tallo (no supera los 6 cm de altura por lo general) verde grisáceo poco ramificado. En este tallo se disponen alternas numerosas hojas que se caracterizan por tener forma espatulada, ser muy carnosas, presentar el margen entero con el ápice redondeado, la superficie lisa y exhibir una coloración verde grisácea con numerosas manchas pardo-oscuras o violáceas. Las hojas también están ligeramente curvadas en su línea media central formando casi una V.

Existe una variedad variegada obtenida por el hombre (Lenophyllum guttatum f. variegata) en la que se observan conspicuas manchas púrpuras en las hojas. Estas manchas pueden llegar a ocupar más del 60 % de la superficie foliar.

Las flores son pequeñas, poco atractivas y se disponen numerosas en inflorescencias en racimo que surgen del ápice de los tallos. Las inflorescencias desarrollan un tallo floral de +/- 6 cm de altura. Cada flor se caracteriza por estar rodeadas por sépalos verdes-grisáceos, carnosos y ligeramente manchados, tienen 5 pétalos de color amarillo que no logran sobrepasar la altura de los sépalos y presentan numerosos estambres con anteras amarillas. El diámetro de cada flor no supera los 0.5 cm.

Consejos para el cultivo de la planta suculenta Lenophyllum guttatum

Lenophyllum guttatum es una planta un poco delicada y por esto es imprescindible conocer sus requerimientos básicos de cultivo. A continuación, sus cuidados básicos:

Iluminación:

Es necesario que esta especie se cultive en sitios muy iluminados donde reciba la luz directa del sol durante las primeras horas de la mañana y finales de la tarde. El cultivo a la sombra provocará la etiolación de los tallos afectando negativamente la estética de la planta.

Temperaturas:

Agradece crecer en climas donde las temperaturas anuales se mantengan entre los 18-26°C. Tolera temperaturas superiores a los 35°C siempre y cuando el sol no incida directamente sobre el follaje. Es muy susceptible a la pudrición si se expone a temperaturas inferiores a los 5°C.

Sustrato:

Es totalmente necesario que el sustrato posea un drenaje perfecto debido a que su sistema radical es muy delicado (los encharcamientos pudren la raíces rápidamente). Una mezcla de 1/3 de materia orgánica desinfectada y 2/3 de arena gruesa es ideal para esta especie.

Frecuencia de riego:

Regar preferiblemente 2-3 días luego de seco por completo el sustrato. Es una planta muy susceptible al exceso de riego.

Plagas y enfermedades:

Muy susceptible al ataque de cochinillas y moluscos (caracoles y babosas). Las cochinillas provocan la caída del follaje y favorecen la proliferación de hongos patógenos en tallos, hojas y raíces. Los moluscos de gran tamaño pueden devorar plantas enteras en pocas horas (recordar que esta especie es muy pequeña).

Multiplicación:

Muy sencilla a partir de la separación de hijuelos basales o por hojas.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario