viernes, 26 de enero de 2018

🌵 Una suculenta trepadora que debes conocer, Kalanchoe beauverdii 🌵



Fotografías y descripción de la planta suculenta Kalanchoe beauverdii. Consejos para su cultivo en el jardín.

Características generales de la planta suculenta Kalanchoe beauverdii

Kalanchoe beauverdii es una planta herbácea suculenta de rápido crecimiento originaria de Madagascar. Se desarrolla principalmente en hábitats xerófitos donde predominan plantas de poco follaje y crece sobre sustratos pobres en nutrientes y muy rocosos. Esta especie es muy variable en cuanto a su morfología (numerosos morfos son confundidos a la hora de clasificarlos); las principales variaciones se observan en la forma de las hojas. Debido a esta elevada variabilidad es una planta que ha recibido numerosos nombres que actualmente son todos sinónimos de Kalanchoe beauverdii. El morfo más expandido como planta ornamental es el presentado en las imágenes de este artículo que presenta las hojas más oscuras.

Vista de la planta suculenta Kalanchoe beauverdii en una maceta

Vista de la planta suculenta Kalanchoe beauverdii en una maceta



Esta especie se caracteriza por formar tallos cilíndricos muy finos y débiles de +/- 1.5 metros de largo. Los tallos pueden crecer rastreros si se cultiva la planta en terrenos sin vegetación próxima (ejemplo: en macetas sin ningún tutor) o trepar sobre objetos cercanos (plantas adyacentes o tutores); también puede comportarse como planta colgante si se cultiva en la cima de rocallas o macetas colgantes. Los tallos son extremadamente débiles y tienden a quebrarse con facilidad si reciben un ligero golpe. La quiebra de los tallos (que es muy común cuando superan el metro de largo) incentiva la ramificación de estos dando origen a dos nuevos que surgen de las axilas más cercanas a la zona de quiebre. También se pueden desarrollar ramificaciones basales sin necesidad de que los tallos se rompan. La coloración de los tallos puede variar desde el verde claro hasta marrón-purpúreo (depende del morfo).

Las hojas son muy variables en dependencia del morfo del cual se trate donde varía principalmente la coloración y forma de estas. Se caracterizan por tener forma linear, lanceolada o espatulada, presentan el margen entero con pequeños dientes (a veces muy conspicuos formando lóbulos) en la región apical, son suculentas, se disponen opuestas en los tallos y cada par está claramente separado del próximo, presentan un peciolo pequeño o está ausente y son totalmente verdes o purpúreas. El extremo de las hojas es curvo y muy fino; esta curvatura permite a la planta sujetarse a los objetos para trepar. Las hojas miden +/- 8 cm de largo por +/- 2 cm de ancho.

En el extremo de las hojas se forman hijuelos que caen con facilidad dando origen a nuevas plantas; esta estrategia de reproducción asexual es muy común en las especies de la sección Bryophyllum del género Kalanchoe.

Follaje de otro morfo de la planta suculenta Kalanchoe beauverdii donde se observa una clara variación en la forma y coloración de las hojas


Follaje de otro morfo de la planta suculenta Kalanchoe beauverdii donde se observa una clara variación en la forma y coloración de las hojas



Las flores no son atractivas y se disponen en pequeñas inflorescencias que surgen del ápice de los tallos. La corola floral tiene forma de campana y presenta 4 pétalos triangulares verde amarillentos o ligeramente violáceos dispuestos cada uno formando un ángulo de 90°. En el centro de las flores se observan claramente los estambres con anteras de color violáceo o ligeramente amarillento.

Consejos para el cultivo de la planta suculenta Kalanchoe beauverdii

Kalanchoe beauverdii es una planta suculenta muy fácil de mantener en el jardín siendo ideal para principiantes. A continuación sus cuidados básicos:

Iluminación:

Es imprescindible proveerle mucha iluminación a esta planta para que crezca rápidamente y logre florecer. Se puede cultivar en interiores siempre que se encuentre cercana a una ventana donde penetre la luz solar. No se aconseja exponerla directamente al sol del mediodía durante el verano ya que puede sufrir quemaduras o perder gran parte de las hojas.

Temperaturas:

Prefiere climas donde las temperaturas se mantengan entre los 15-30°C. Temperaturas inferiores a los 8°C pueden provocar la caída repentina del follaje y muerte de la planta.

Sustrato:

Aunque crece sin problemas en suelos pobres en nutrientes, agradece la incorporación de un poco de materia orgánica al sustrato. En suelos enriquecidos la planta crece más vigorosa. Es imprescindible que el sustrato posea un drenaje perfecto porque no tolera los encharcamientos.

Hijuelo de la planta suculenta Kalanchoe beauverdii desarrollado de un hijuelo caído de una hoja

Hijuelo de la planta suculenta Kalanchoe beauverdii desarrollado de un hijuelo caído de una hoja


Poda:

Una poda todos los meses favorece la ramificación de los tallos. Se debe realizar una poda intensa cada 2 años.

Frecuencia de riego:

Regar luego de seca a superficie del sustrato. Es bastante resistente a riegos frecuentes a diferencia de otras muchas suculentas. Evitar encharcar el sustrato.

Plagas y enfermedades:

Es gravemente afectada por cochinillas que provocan la deformación total del crecimiento de los tallos y caída de las hojas. Se recomienda siempre tener a mano algún insecticida sistémico anticochinillas. También puede ser afectada por moluscos que se alimentan del ápice de los tallos principalmente.

Multiplicación:

Muy sencilla a partir de esquejes de tallos de más de 10 cm de largo o por hijuelos que surgen en el ápice de las hojas. Esta planta se multiplica por hijuelos tan eficientemente que en ocasiones puede invadir todas las macetas cercanas.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario