viernes, 12 de enero de 2018

🌼🌼 Una orquídea cubana que debes conocer, Encyclia sabanensis 🌼🌼



Fotografías y descripción de la orquídea cubana llamada Encyclia sabanensis. Consejos para su cultivo en el jardín.

Características generales de la orquídea cubana Encyclia sabanensis

Encyclia sabanensis es una orquídea muy apreciada por coleccionistas de todo el mundo por la belleza de sus flores y reciente descubrimiento (fue estudiada y caracterizada por primera vez en el año 2014). Crece fundamentalmente sobre troncos (epífita) en zonas costeras de la región norte del centro de Cuba (crece en los cayos de Sabana-Camagüey) donde predomina la vegetación siempreverde (de poco follaje) o xerofítica. Las flores de esta especie son muy similares a las presentes en dos orquídeas cubanas (Encyclia plicata y Encyclia phoenicea); aún así, muestran diferencias significativas en el tamaño del labelo y la coloración y disposición de los lóbulos laterales de este. 

Flores de la orquídea cubana Encyclia sabanenis

Flores de la orquídea cubana Encyclia sabanenis




Muchos autores consideraron en un principio la posibilidad de que esta Encyclia fuera un híbrido natural entre las especies mencionadas anteriormente. De todas formas, algunos estudios de distribución de especies afirman que la presencia de Encyclia phoenicea y Encyclia plicata en el área donde crece Encyclia sabanensis no permiten la posibilidad de este híbrido (no se encuentran las dos especies, es decir, no hay posibles cruces naturales).

Esta especie se caracteriza por formar pseudobulbos cónicos de +/- 7 cm de altura por +/- 5 cm de diámetro, totalmente verdes y con la superficie ligeramente arrugada. Las hojas surgen en el extremo de los pseudobulbos, generalmente 1 (pueden desarrollarse 2 y rara vez 3), tienen forma lanceolada con el ápice agudo o redondeado, son coriáceas, presentan el margen entero (a veces un poco irregular) y están ligeramente plegadas en la zona basal formando una V

Detalles de la flor de la orquídea cubana Encyclia sabanensis

Detalles de la flor de la orquídea cubana Encyclia sabanensis


Las flores se disponen numerosas en un larga inflorescencia racimosa (tallo floral puede superar los 100 cm de largo en dependencia de la salud y edad de la planta) terminal ligeramente ramificada. Las flores miden +/- 5 cm de diámetro, presentan los pétalos y sépalos lanceolados con tallas similares y la coloración de los pétalos y sépalos es amarilla verdosa aunque hay variedades en las que se observan (pueden estar más o menos marcadas) manchas de color violáceo. El labelo es pequeño (en comparación con las dos especies a la que se asemeja), presenta los lóbulos laterales rectos que rodean la columna (con pliegues pero dispuestos horizontalmente) y completamente blancos y el lóbulo basal ancho, de color blanco con líneas moradas y el margen plegado hacia atrás o no.  

Orquídea cubana Encyclia sabanensis creciendo sobre el tronco de una palmera presente en los jardines de un hotel ubicado en Cayo Santamaría, Cuba

Orquídea cubana Encyclia sabanensis creciendo sobre el tronco de una palmera presente en los jardines de un hotel ubicado en Cayo Santamaría, Cuba


Se han encontrado diferentes morfos de esta especie en su hábitat natural; en estos se observan variaciones en la coloración de pétalos y sépalos (intensidad de las manchas violáceas) y forma y coloración del lóbulo basal del labelo.

Consejos para el cultivo de la orquídea cubana Encyclia sabanensis

Encyclia sabanensis es actualmente muy rara de encontrar en colecciones debido a que su distribución natural es muy restringida y está actualmente protegida. De todas formas se espera que en un futuro pueda ser multiplicada a gran escala con el fin de evitar la extracción masiva por parte de coleccionistas irresponsables. Si en un futuro logras adquirirla (de forma legal y ética), es necesario que conozcas sus requerimientos básicos.

Iluminación: 

Requiere crecer bajo fuentes de iluminación intensa llegando a tolerar el sol directo de primeras horas de la mañana y finales de la tarde. Evitar exponer al sol intenso del mediodía para evitar quemaduras.

Temperaturas:

Agradece climas donde predominen temperaturas frescas a elevadas que se encuentren entre los 20-30°C. No tolera temperaturas inferiores a los 5°C.

Sustrato:

Es una orquídea epífita y por esto requiere crecer sobre material vegetal. Se aconseja su cultivo sobre troncos para epífitas de helechos arborescentes o en macetas que contengan trozos de cortezas de pino, una capa de mantillo de hojas, trozos de barro cocido y carbón vegetal.

Frecuencia de riego:

Regar 2-3 veces por semana si las temperaturas superan los 28°C. Durante el invierno debe regarse 1 vez semanal o quincenal si las temperaturas son muy bajas.

Plagas y enfermedades:

Afectada por cochinillas, pulgones y moluscos. También es atacada por hongos patógenos comunes en la mayoría de las orquídeas.

Multiplicación:

Mediante la separación de pseudobulbos en plantas grandes o por semillas (cultivo in vitro).

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario