domingo, 28 de enero de 2018

🍀 Otra hermosa suculenta para tu colección, Echeveria laui 🍀



Fotografía y características generales de la planta suculenta llamada Echeveria laui. Consejos para su cultivo en el jardín.

Descripción general de la planta suculenta Echeveria laui

Echeveria laui es una pequeña planta suculenta herbácea de la familia Crassulaceae muy cultivada en el mundo como planta de colección. Esta especie es considerada una de las más atractivas dentro del género Echeveria (e incluso dentro de la familia) por la forma de sus rosetas de hojas y majestuosa floración. Además, es originaria de México (Estado de Oaxaca) pero su elevado valor ornamental ha permitido que se cultive en numerosos viveros a lo largo del mundo (fines comerciales).

Vista de la roseta e inflorescencia de la planta suculenta Echeveria laui

Vista de la roseta e inflorescencia de la planta suculenta Echeveria laui


Esta especie se caracteriza por formar un tallo corto (no supera generalmente los 12 cm de altura en óptimas condiciones de luminosidad) en el cual se disponen numerosas hojas formando una atractiva roseta. La disposición de las hojas evita que el tallo sea visible (con el tiempo se pueden ir secando las hojas basales permitiendo que se observe una parte del tallo). Las rosetas de esta planta pueden formar un círculo casi perfecto si se observan desde arriba; además, pueden superar los 20 cm de diámetro.

Las hojas son redondeadas a elípticas, miden +/- 10 cm de largo por +/- 4 cm de ancho, presentan el margen entero con el ápice redondeado o ligeramente agudo, son muy coriáceas (+/- 0.5 cm de grosor), presentan la superficie totalmente lisa y muestran una coloración verde oscura a rojiza que es camuflada por elevadas acumulaciones de pruina en la superficie de estas. La pruina es la causante de la coloración verde-grisácea de las hojas. Además, esta sustancia protege a las hojas de quemaduras que pueden sufrir si se exponen directamente a la luz solar.

Las flores se disponen en inflorescencias (de 1 a 2 por roseta) en racimo que surgen de los laterales superiores de las rosetas. Cada inflorescencia desarrolla un tallo floral erecto a decumbente de más de 15 cm de largo en el cual se originan +/- 10 flores y numerosas hojas pequeñas (estas hojas son totalmente diferentes a las de la roseta pero poseen un elevado potencial para la reproducción asexual). Cada flor tiene forma de farol y la corola floral presenta 5 pétalos rojizos de +/- 2 cm de largo que se disponen formando casi un cilindro.

Consejos para el cultivo de la planta suculenta Echeveria laui

Echeveria laui es una planta muy fácil de cuidar siendo ideal para cualquier persona que le guste coleccionar suculentas. A continuación sus cuidados básicos:

Iluminación:

Es imprescindible cultivar esta especie en sitios con muy buena iluminación para evitar la etiolación del tallo. Se recomienda exponerla a la luz solar directa durante las primeras horas de la mañana y finales de la tarde.

Temperatura:

Agradece crecer en climas cálidos o frescos donde las temperaturas se mantengan entre los 15-28°C (tolera hasta 35°C) para su crecimiento óptimo. Temperaturas inferiores a los 8°C aumentan considerablemente el riesgo de podredumbre de la planta.

Sustrato:

Es imprescindible que el sustrato a utilizar presente un óptimo drenaje para evitar posibles pudriciones. El sustrato comercial para cactus y suculentas es ideal para esta especie siempre y cuando se le agregue una capa de arena gruesa que favorezca el drenaje.

Frecuencia de riego:

Efectuar el riego cuando el sustrato esté completamente seco y las temperaturas estén por encima de los 15°C. El riego en invierno debe ser suspendido aunque se puede regar una vez mensual si aumentan ligeramente las temperaturas.

Plagas y enfermedades:

Al igual que la mayoría de las plantas del género Echeveria, esta especie es afectada principalmente por cochinillas. Las cochinillas provocan la caída del follaje, deformación del crecimiento y permiten la proliferación de hongos patógenos (que en un futuro causan la podredumbre de los tallos). También puede ser atacada por moluscos (caracoles y babosas) que devoran fragmentos de hojas y el ápice de las rosetas.

Multiplicación:

Se multiplica principalmente por semillas y hojas. También se puede cortar el ápice de una roseta grande para incentivar la producción de hijuelos basales; estos hijuelos serán separados cuando crezcan para obtener nuevas plantas individuales.

Páginas relacionadas:


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario