viernes, 5 de enero de 2018

Todo lo que debes conocer sobre la planta canasta, Callisia fragans



Fotografías y descripción de la planta ornamental suculenta conocida como planta canasta, Callisia fragans. Consejos para su cultivo.

Características generales de la planta canasta, Callisia fragans

Callisia fragans es una planta herbácea suculenta perenne incluida en la familia Commelinaceae y muy cercana a las populares plantas ornamentales del género Tradescantia. Es la especie más cultivada del género a nivel mundial (originaria de México pero ampliamente cultivada en el mundo) ya que además de ser hermosa y requerir pocos cuidados, presenta numerosas propiedades medicinales que se utilizan para el tratamiento de enfermedades digestivas, daños mecánicos en la piel (heridas, quemaduras y ampollas), hipertensión, diabetes, cefaleas, entre otras.

Vista de las hojas de la planta canasta, Callisia fragans

Vista de las hojas de la planta canasta, Callisia fragans



Esta especie se caracteriza por desarrollar “rosetas” muy poco compactas ya que las hojas se disponen alternas en los tallos; las rosetas solo se observan si observamos la planta desde arriba (no son verdaderas rosetas como en otras suculentas). Los tallos son muy delgados y mientras van creciendo (+/- 70 cm de altura) emiten numerosos tallos rastreros en los cuáles se desarrollan rosetas terminales que darán origen a nuevas plantas (en estos tallos se emiten numerosas raíces adventicias que permiten la división de los hijuelos de la planta madre y la colonización de nuevos nichos). Las ramificaciones surgen principalmente de las axilas de hojas que ya cayeron. 

Las hojas son ligeramente carnosas, tienen forma lanceolada, presentan el margen entero, la nerviación es ligeramente conspicua y paralela, tienden a plegarse formando una V y presentan una coloración verde media con el envés ligeramente violáceo al igual que los márgenes y la nerviación (la coloración violácea se acentúa aún más si se exponen a fuentes de iluminación intensa).
Las flores son muy pequeñas y no poseen un gran valor estético debido a que las plantas se deforman cuando emiten el tallo que sostendrá a las flores. Esta elongación se produce en el ápice de los tallos (los tallos crecen casi el doble de su talla original pero no logran mantenerse erectos) donde se desarrollarán pequeñas hojas e inflorescencias en panículas poco llamativas que contienen numerosas flores pequeñas. Las flores miden +/- 1 cm de diámetro, las estructuras reproductoras masculinas (estambres, filamentos y anteras) sobresalientes y presentan 3 pétalos de color blanco.

Inflorescencias de la planta canasta, Callisia fragans

Inflorescencias de la planta canasta, Callisia fragans


Consejos para el cultivo de la planta canasta, Callisia fragans

La planta canasta es una de las plantas suculentas más resistentes conocidas llegando a comportarse como especie invasora en numerosos países. Requiere de muy pocos cuidados y por esto, es cultivada incluso por personas sin ninguna experiencia en el cultivo de plantas en general. A continuación, les presentamos sus necesidades básicas:

Iluminación:

Esta especie es capaz de tolerar la exposición solar directa siempre y cuando se proteja del sol del mediodía en los días más cálidos del verano. También soporta crecer en sitios menos iluminados aunque perderá la pigmentación violácea de las hojas y será menos visible la nerviación. Evitar cultivar en el interior de los hogares donde la iluminación sea muy pobre porque se etiolarán los tallos y no florecerá.

Temperaturas:

Agradece desarrollarse en climas frescos o cálidos donde los inviernos no sean muy fríos ya que no soporta las heladas. Prefiere crecer en temperaturas que ronden entre los 15-30°C.

Vista más de cerca de las flores de la planta canasta, Callisia fragans

Vista más de cerca de las flores de la planta canasta, Callisia fragans


Sustrato:

Tolera una amplia variedad de sustratos siempre y cuando contengan una elevada concentración de materia orgánica y posean un óptimo drenaje. No soporta los encharcamientos prolongados en el sustrato (las raíces se pudren).

Donde sembrar:

Crece perfectamente en grietas de rocallas que se pueden elaborar para adornar el jardín pero se cultiva principalmente en macetas colgantes. En estas macetas los hijuelos cuelgan de forma muy atractiva.

Frecuencia de riego:

Es imprescindible proveerle riegos periódicos durante las estaciones más cálidas del año evitando la sequedad total del sustrato. Durante temporadas invernales es recomendable solo regar cuando el sustrato esté completamente seco y las temperaturas superiores a los 15°C.

Plagas y enfermedades:

Es una planta rara vez atacada por plagas aunque las cochinillas pueden infestarla si la planta posee problemas de salud como por ejemplo: estrés hídrico.

Multiplicación:

Muy sencilla mediante la separación de hijuelos o por división de la planta madre.

Páginas relacionadas:


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario