lunes, 4 de diciembre de 2017

Microinjertos de cactus. Todo lo que debes saber



Beneficios de los microinjertos de cactus. Pasos básicos para realizarlos y nunca fallar.

El injerto de cactus es uno de los procedimientos más utilizados por coleccionistas de cactáceas en todo el mundo debido a que aporta numerosos beneficios a especies de lento crecimiento y difícil cultivo. El injerto tradicional es usado para multiplicar, a gran escala, cactus mediante esquejes de tallos o por separación de hijuelos. Además, en este procedimiento los segmentos a injertar poseen tallas lo suficientemente grandes para facilitar la manipulación a la hora de la sujeción al patrón (porta-injerto). 

En este post queremos presentarles las ventajas de otro tipo de injerto conocido como “microinjerto” en el cual se utilizan solo las plántulas acabadas de germinar de semillas. También les presentamos algunos consejos para realizar este tipo de injerto.

Microinjerto de cactus sobre Pereskiopsis sp

Microinjerto de cactus sobre Pereskiopsis sp



Beneficios de los microinjertos de cactus

- Los microinjertos de cactus aceleran considerablemente el crecimiento de las plántulas llegando a tomar grandes dimensiones en pocos meses (depende de las especies injertadas).

- Si los microinjertos se realizan satisfactoriamente, las plántulas no necesitan de una elevada humedad relativa para prosperar, es decir, pocos días luego de injertadas se pueden exponer a la humedad relativa exterior sin necesidad de cubrirlas con láminas de nylon o algún objeto que sea capaz de retener la humedad en los alrededores de las plántulas. Los cactus recién germinados sin injertar deben mantenerse, en muchas ocasiones, por más de un año con la humedad relativa alta y controlada.

- Al injertar plántulas de cactus evitaremos posibles podredumbres de las raíces que puedan ser ocasionadas por hongos patógenos, ácaros, cochinillas, pulgones, nemátodos o moluscos que logren ingresar en las bandejas de cultivo. Además, le injerto les provee mayor resistencia a las enfermedades y plagas.

- Este injerto es imprescindible para mantener con vida y lograr salvar plántulas variegadas que aparezcan en el semillero. Recordar que si la variegación es total, las plántulas duran pocos días pero si se injertan, sobrevivirán. Muchas de estas plantas variegadas que sean salvadas pueden a poseer un alto valor ornamental en el futuro.

- También se utiliza para acelerar el crecimiento de plántulas crestadas.

- Un microinjerto bien realizado puede lograrse en menos de cinco días e incluso puede que no se necesiten objetos de sujeción (la unión entre el porta-injerto y la plántula) mientras que en el injerto convencional se logra en un mínimo de siete días y es imprescindible sujetar el cactus a injertar sobre el porta-injerto con ayuda de una liga u objeto similar. 

Otros datos sobre microinjertos de cactus y consejos para realizarlos satisfactoriamente

Los patrones (porta-injertos) más utilizados para realizar este procedimiento son los cactus del género Pereskiopsis y Opuntia. Ambos grupos de cactáceas son muy rápidos a la hora de soldar la unión entre los cactus (injerto con porta-injerto), son extremadamente resistentes y facilitan enormemente el desarrollo de las plántulas.

Este procedimiento es un poco diferente al injerto convencional debido a que las plántulas son mucho más delicadas a la hora de manipularlas.  De todas formas la unión de los vasos conductores es idéntica. Nosotros recomendamos lo siguiente:

- A la hora de cortar las plántulas se debe utilizar una cuchilla muy afilada (preferiblemente una lámina de una máquina de afeitar) y desinfectada. El corte debe ser limpio y sin provocar aplastamientos en la plántula. El corte del porta-injerto debe ser igual.

- Se recomienda ubicar la plántula recién cortada sobre el porta-injerto aplicando una ligera presión con el pulgar o índice durante 10-15 segundos para eliminar posibles burbujas de aire que puedan afectar la unión. Luego de pasado los segundos, se debe retirar muy suavemente el dedo de la plántula para evitar moverla. La savia del porta-injerto servirá de pegamento natural entre la plántula y este.

- No recomendamos utilizar ligas u objetos de sostén porque las plántulas pueden sufrir daños. Lo más recomendado es utilizar una lámina fina de nylon para aplicar presión. En el microinjerto que se observa en la foto anterior no fue necesaria ninguna herramienta para facilitar la unión; con la presión previa del dedo sobre la plántula fue suficiente.

- Ubicar el microinjerto recién realizado en un sitio sombreado y con una humedad relativa ambiental que se encuentre entre el 60-70%.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario