viernes, 29 de diciembre de 2017

Todo lo que debes saber sobre el cultivo de Calibrachoas!!!



Manual para el cultivo de plantas ornamentales del género Calibrachoa. Fotografías de algunos cultivares de este grupo vegetal.

Descripción general de las plantas del género Calibrachoa

Calibrachoa es un pequeño género de plantas herbáceas o subarbustivas de la familia Solanaceae muy popular en la jardinería mundial. Están estrechamente emparentadas con el género Petunia pero a nivel molecular (genético) se diferencian dividiéndolas en géneros distintos. Además presentan flores mucho más pequeñas que las que poseen las del género Petunia

Floración exuberante de un cultivar del género Calibrachoa

Floración exuberante de un cultivar del género Calibrachoa



Este popular género se caracteriza por desarrollar tallos delgados, erectos a decumbentes (muchas veces rastreros y no logran superar los 18 cm de altura), frágiles pero altamente ramificados (las plantas poseen un follaje extremadamente denso). Las hojas son perennes, tienen forma lanceolada u ovalada con el ápice redondeado o puntiagudo, margen entero y presentan una coloración verde oscura.

La floración en este género es un espectáculo ya que desarrollan numerosas flores en cada tallo a la vez; en dependencia del tamaño de la planta podemos obtener floraciones con más de 50 flores abiertas. Las flores tienen una forma muy similar a las populares petunias, es decir, la corola floral es atrompetada con los pétalos soldados (5); existen cultivares donde las flores presentan corolas dobles. Los pétalos presentan dos lóbulos que se separan por una línea central más oscura que el resto del pétalo y se observan dos lóbulos redondeados muy conspicuos en el extremo. La garganta floral es generalmente más oscura o presenta una coloración distinta a la que tienen los pétalos. 

Los colores en las flores pueden ser muy variables ya que existen decenas de cultivares obtenidos por el hombre. Los colores más comunes son el púrpura, rojo vino, rosado, amarillo y naranja

Flores púrpuras de un cultivar del género Calibrachoa

Flores púrpuras de un cultivar del género Calibrachoa


Consejos para el cultivo de plantas del género Calibrachoa

Este género es muy fácil de cultivar (son generalmente más resistentes que las petunias) pero se aconseja renovar las plantas todos los años. A continuación sus cuidados básicos:

Iluminación:

Estas plantas requieren crecer en sitios muy iluminados tolerando más de 8 horas de sol directo durante el día; se aconseja evitar el sol del mediodía en el verano para evitar la marchitez de las flores y deshidratación acelerada de la planta. Muchos cultivares pueden prosperar en semisombra pero nunca florecerán igual que como lo hicieran en ubicaciones donde reciban más luz. A la sombra total no se deben cultivar porque la floración será extremadamente pobre

Temperaturas:

Agradecen crecer en climas frescos o cálidos donde las temperaturas invernales no bajen de los 5°C. Las temperaturas ideales para estas plantas se encuentran entre los 18-25°C. No toleran las heladas y por eso mueren generalmente durante el invierno de climas muy fríos.

Sustrato:

Es imprescindible que el sustrato posea un pH ligeramente ácido, sea rico en nutrientes y tenga un óptimo drenaje. No toleran los encharcamientos ya que sus raíces se pudren si la humedad es muy elevada en el sustrato durante largas jornadas.

Flores blanco-anaranjadas de un cultivar del género Calibrachoa

Flores blanco-anaranjadas de un cultivar del género Calibrachoa


Frecuencia de riego:

Toleran riegos frecuentes siempre y cuando la tierra esté ligeramente seca antes de regar. Los riegos siempre deben ser profundos pero no excesivos (evitar encharcar el sustrato).
 
Poda:

Pueden pinzarse las puntas de tallos durante el crecimiento de la planta para incentivar las ramificaciones y dar una forma más compacta a las plantas.

Plagas y enfermedades:

Son atacadas por cochinillas, moscas blancas, ácaros y pulgones. Además pueden ser afectadas por hongos que proliferan gracias a las plagas mencionadas anteriormente.

Multiplicación:

Se multiplican únicamente por semillas que podemos obtener de la polinización de las flores. No se recomienda el esquejado de tallos de plantas que están en plena floración ya que raramente enraizarán. 

Otros artículos que te pueden interesar:


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario