martes, 7 de noviembre de 2017

La suculenta Arbolito de Navidad debes tenerla ya, Kalanchoe laciniata



Fotografías y descripción general de la planta suculenta llamada Arbolito de Navidad, Kalanchoe laciniata. Consejos básicos para su cultivo en el jardín.

Características generales de la planta suculenta Arbolito de Navidad, Kalanchoe laciniata

Kalanchoe laciniata es una planta suculenta perenne perteneciente a la familia Crassulaceae ampliamente cultivada en el mundo con fines ornamentales. Es apreciada fundamentalmente por el aspecto de su follaje que se asemeja mucho a los populares pinos que se utilizan para decorar en épocas navideñas. También es cultivada por su elevada resistencia y sencillos cuidados (es considerada una suculenta para principiantes).

Vista de la planta suculenta Arbolito de Navidad, Kalanchoe laciniata

Vista de la planta suculenta Arbolito de Navidad, Kalanchoe laciniata


Esta especie se caracteriza por desarrollar un tallo erecto a ligeramente decumbente (cuando supera los 60 cm de altura) que puede llegar a superar los 90 cm de altura cuando florece. Este tallo tiende a ramificarse (las ramificaciones surgen de las axilas foliares) bastante en sus regiones más bajas logrando formar una densa planta que puede cubrir +/- 25 cm de diámetro. Las hojas son carnosas, de disponen opuestas en los tallos, miden +/- 10 cm de largo, son pecioladas y presentan una coloración verde clara. En esta especie la forma de las hojas es muy variable debido a que presentan un alto índice de división del limbo el cual nunca es uniforme, es decir, es poco probable que el par nuevo de hojas sea idéntico en su forma al anterior (incluso hay diferencias en la forma de las hojas de un mismo par). Por lo general el margen de las hojas es aserrado (dentición no uniforme en este caso) aunque en algunas secciones puede llegar a ser ondulado o entero. En esta especie las hojas tienden a presentar mayor superficie (las divisiones son más anchas) en las regiones más bajas de la planta mientras que en las superiores el limbo floral presenta las divisiones más estrechas.

Las flores se agrupan en inflorescencias terminales (las inflorescencias provocan un crecimiento acelerado del tallo central que supera más de 30 cm en pocas semanas), son cilíndricas (miden +/- 1 cm de largo), presentan 4 pétalos dispuestos perpendiculares unos de los otros y tienen una coloración amarilla o anaranjada muy atractiva. Cada flor presenta un conspicuo pedicelo de +/- 2 cm de largo que las sostiene. Durante el desarrollo de las inflorescencias aumenta considerablemente la formación de brotes basales debido que el tallo que da origen a las flores, se secará cuando termine la floración (brotes basales serán los que renueven la planta). Este fenómeno se observa en muchas especies del género Kalanchoe.

Consejos para el cultivo de la planta suculenta Arbolito de Navidad, Kalanchoe laciniata

Kalanchoe laciniata es muy fácil de cultivar en el jardín y actualmente es considerada una planta para principiantes. De todas formas hay algunos aspectos que debemos vigilar periódicamente para mantenerla con un crecimiento saludable y obtener floraciones. A continuación sus cuidados:

Iluminación:

Esta especie agradece crecer en sitios muy iluminados siendo aconsejable una exposición directa al sol durante una 4-6 horas al día. Si el sol es muy intenso y las temperaturas superan los 30°C se debe proteger bajo mallas de sombreado para evitar quemaduras foliares. Nunca debe cultivarse a la sombra porque se etiolará con rapidez y el tallo no logrará mantenerse erecto (crecerá débil y flexible).

Temperaturas:

Prefiere crecer en climas donde las temperaturas en invierno no disminuyan de los 8°C y en verano no superen los 40°C. El rango óptimo de temperaturas para esta especie se encuentra entre los 18-30°C. Las temperaturas inferiores a los 8°C suponen un alto riesgo de pudrición del sistema radical que provocará la muerte de la planta.

Flor típica de la planta suculenta Arbolito de Navidad, Kalanchoe laciniata
Flor típica de la planta suculenta Arbolito de Navidad, Kalanchoe laciniata

Sustrato:

Crece muy bien en una amplia variedad de sustratos tolerando tanto los ricos como los pobres en materia orgánica. La principal característica que debe tener el sustrato es un óptimo drenaje que permita la eliminación rápida de la humedad; sustratos encharcados provocan la pudrición rápida de las raíces.

Frecuencia de riego:

Regar preferiblemente luego de comprobar la turgencia de las hojas basales (las superiores mientras crecen van ganando turgencia poco a poco y por esto no es confiable guiarse por estas), es decir, si están ligeramente blandas se debe efectuar el riego. Muchos consideran regar luego de seco el sustrato pero en ocasiones pueden llegar a pudrirse las raíces debido a que la planta aún mantenía suficiente agua en sus hojas y tallos. Nosotros utilizamos el primer método y nunca se ha podrido. De todas formas, a diferencia de otras especies del género Kalanchoe, es bastante resistente a un riego un poco excesivo.

Plagas y enfermedades

Afectada con mucha frecuencia por cochinillas que provocan deformaciones en el crecimiento, caída de las hojas, foco de hongos patógenos y represión de la floración. Los moluscos devoran secciones de hojas tiernas y ápices de los tallos jóvenes (pueden devorar plantas pequeñas en pocas horas). Se aconseja aplicar plaguicidas sistémicos anticochinillas cada 3-6 meses para evitar la aparición de estas plagas y ubicarla en sitios elevados para evitar a los moluscos.

Multiplicación

Muy sencilla por división de ramificaciones o por esquejes de hojas. En esta especie trozos de hojas son capaces de desarrollar plantas nuevas.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

1 comentario: