martes, 3 de octubre de 2017

La Verdolaga de Costa, Sesuvium portulacastrum



Fotografías y características de la planta suculenta llamada Verdolaga de Costa, Sesuvium portulacastrum. Consejos para su cultivo en el jardín.

Descripción general de la planta suculenta Sesuvium portulacastrum

Sesuvium portulacastrum es una de las plantas suculentas de mayor distribución en el mundo debido a que crece en casi todas las zonas costeras tropicales y subtropicales conocidas. Dentro de la familia Aizoaceae es considerada una de las más resistentes a la salinidad y a las sequías descritas hasta el momento. Su crecimiento acelerado y rápida propagación han permitido que se comporte, en algunas zonas, como especie invasora desplazando a muchas otras plantas  que crecen naturalmente en hábitats similares. No es una planta cultivada como ornamental con frecuencia pero es tan resistente que puede adaptarse a disímiles entornos.

Vista de la flor característica de la planta suculenta Sesuvium portulacastrum

Vista de la flor característica de la planta suculenta Sesuvium portulacastrum


Esta especie se caracteriza por ser una planta herbácea perenne de rápido crecimiento que no logra sobrepasar los 40 cm de altura aunque crea colonias de más de 3 metros de diámetro en pocos meses. Los tallos son cilíndricos, rastreros y muy ramificados. Estos presentan un coloración verde clara o ligeramente rojiza (cuando reciben muchas horas de luz intensa) y emiten numerosas raíces a todo lo largo como método de sostén y para obtener más nutrientes. Esta formación de raíces se debe a los tipos de sustratos en los que generalmente crece la planta (arenosos y rocosos donde existen corrientes de viento fuertes y poca disponibilidad de nutrientes).

Las hojas se disponen alternas en los tallos, son carnosas, presentan una coloración verde oscura o rojiza (cuando el sol es muy fuerte), tienen el margen entero y presentan forma elíptica o lanceolada con el ápice agudo o redondeado. Las nuevas ramificaciones se originan de las axilas foliares al igual que el brote de nuevas raíces. Esta planta como mecanismo de defensa contra la elevada salinidad presente en las zonas costeras, elimina parte del follaje para equilibrar la salinidad en su interior. Este mecanismo es poco apreciable debido a que su crecimiento y ramificación es tan acelerado que el follaje nuevo cubre las zonas donde cayeron hojas.

Las flores son pequeñas (+/- 1 cm de diámetro) y se originan solitarias en las axilas apicales. El perianto floral está formado por 5 segmentos triangulares (tépalos) de color rosado muy atractivos. En el centro de la flor se observan numerosos estambres con anteras blanquecinas y un estigma multilobulado central.

Otra fotografía de la planta suculenta Sesuvium portulacastrum

Otra fotografía de la planta suculenta Sesuvium portulacastrum


Consejos para el cultivo de la planta suculenta Sesuvium portulacastrum

Sesuvium portulacastrum es una planta rara vez cultivada en los hogares debido a su nivel bajo de exotismo (es una especie muy común y fácil de encontrar creciendo silvestre). De todas formas existen personas que aprecian la belleza de esta suculenta y desean tenerla en casa. A continuación sus cuidados básicos:

Iluminación: 

Necesita crecer en ambientes muy iluminados o a pleno sol (la mejor opción). Esta planta tolera sin problemas el sol directo del mediodía. No se recomienda cultivar a la sombra porque se etiolará rápidamente y no florecerá.

Temperaturas: 

Es imprescindible que las temperaturas se mantengan entre los 15-35°C. Es una planta tropical adaptada a crecer en ambientes cálidos y por esto es muy susceptible a temperaturas inferiores a los 5°C. Las heladas son mortales.

Sustrato:

Preferiblemente suelto, mineral y con un drenaje perfecto. De todas formas es capaz de crecer naturalmente en sustratos más orgánicos pero siempre que la permeabilidad sea óptima.

Frecuencia de riego: 

Es muy resistente a las sequías pero extremadamente susceptible al exceso de agua. Regar preferiblemente luego de seco por completo el sustrato.

Plagas y enfermedades:

Extremadamente resistente a las plagas en su hábitat natural. En cultivo puede ser atacada por cochinillas, pulgones y moluscos.

Multiplicación:

Muy sencilla mediante la división de esquejes o ramificaciones que ya presenten raíces. Los esquejes de esta suculenta enraízan muy rápido.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario