martes, 17 de octubre de 2017

Aprende a cuidar Syngonium en casa!!!



Manual básico para el cultivo de malangas del género Syngonium en casa. Fotografía de una de las variedades más buscadas.

El género Syngonium cuenta con más de 55 especies conocidas que crecen principalmente en regiones tropicales y subtropicales del continente americano. Estas plantas son generalmente trepadoras o rastreras que se desarrollan principalmente en los alrededores de los troncos de los árboles de follaje denso y siempreverdes obteniendo la luz solar siempre filtrada. Muchas especies son apreciadas en la jardinería por sus sencillos cuidados y la belleza del follaje que presentan. En este artículo les brindamos consejos imprescindibles para el cultivo de este grupo de plantas en el jardín o en el interior de los hogares.

Variedad variegada muy apreciada en la jardinería de una planta del género Syngonium

Variedad variegada muy apreciada en la jardinería de una planta del género Syngonium


Consejos para el cultivo de plantas del género Syngonium en el jardín

Iluminación:

Este grupo de plantas no necesita de intensa luz para prosperar aunque no se recomienda cultivarlas a la sombra total. La mejor ubicación es bajo árboles que posean bastante follaje o en ventanas donde la luz solar pase filtrada con ayuda de alguna malla de sombreado o cortina. La exposición directa al sol provoca quemaduras en el follaje y en los tallos. 

Temperatura:

Agradecen crecer en climas donde las temperaturas no suban de los 40°C ni disminuyan de los 4°C. El rango óptimo para este grupo de plantas se encuentra entre los 15-28°C. Las heladas las pudren rápidamente.

Sustrato:

Crecen perfectamente en tierra de jardín desinfectada con una incorporación de humus de lombriz. Es imprescindible que la tierra drene bien y que siempre sea rica en materia orgánica.

Frecuencia de riego y humedad:

Son plantas adaptadas a crecer en selvas tropicales húmedas siendo necesarias pulverizaciones en el follaje diariamente en horas de la mañana y finales de la tarde; para evitar pulverizaciones se pueden colocar cerca de estanques. El riego debe ser efectuado luego de que la capa superior del sustrato se seque por completo. No toleran crecer sobre suelos encharcados por mucho tiempo.

Donde sembrar:

Todas admiten tanto el cultivo en macetas como directamente en el sustrato del jardín. A las especies trepadoras se deben colocar cerca de objetos verticales (guías o tutor) o troncos de árboles para que trepen sin problemas. Las especies rastreras prefieren macetas anchas y poco profundas. También se pueden cultivar en macetas colgantes las especies trepadoras ya que las ramas penden muy atractivas. 

Abono:

Abonar en primavera con fertilizantes específicos para plantas con flores e incorporar una capa de 3 cm de materia orgánica al sustrato.

Plagas y enfermedades:

Es atacada con frecuencia por ácaros cuando la humedad relativa es inferior al 50%. Las pulverizaciones periódicas son una solución. En épocas invernales donde las pulverizaciones no son recomendadas se deben ubicar sobre guijarros que estén sumergidos hasta la mitad en agua (el agua nunca debe entrar en contacto con la base de la maceta) para mantener elevada la humedad ambiental y evitar a los ácaros.

Multiplicación:

Muy fácil mediante esquejes apicales de los tallos de más de 15 cm de largo. Para incentivar el arraigo se pueden utilizar hormonas de enraizamiento que ofertan numerosos viveros.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario