domingo, 1 de octubre de 2017

Un cactus para principiantes, Mammillaria geminispina



Fotografías y descripción del cactus llamado Mammillaria geminispina. Consejos básicos para su cultivo en el jardín.

Características generales del cactus Mammillaria geminispina

Mammillaria geminispina es un cactus (familia Cactaceae) muy apreciado en colecciones de todo el mundo por la belleza de sus tallos y sencillos cuidados. Aunque no desarrolla flores de gran tamaño, es capaz de producir hermosas coronas florales (las coronas florales son típicas de los cactus del género Mammillaria donde se forma un círculo de flores en los laterales superiores de los tallos). Es una planta originaria de zonas áridas del centro de México pero sus valores ornamentales han propiciado su cultivo en numerosos países del mundo con fines ornamentales o como planta de colección.

Vista del tallo del cactus Mammillaria geminispina

Vista del tallo del cactus Mammillaria geminispina


Esta especie se caracteriza por formar tallos globosos a cilíndricos bajos (por lo general no sobrepasan los 20 cm de altura ni los 10 cm de diámetro) que con el tiempo crean pequeñas colonias. Los tallos desarrollan numerosas mamilas de +/- 0.3 cm de largo por +/- 0.3 cm de ancho y en la base de estas (axilas) se observan numerosos pelos cortos (+/- 0.2 cm de largo) de color blanco. En el extremo apical de las mamilas se desarrollan +/-18 espinas radiales de +/- 1 cm de largo y de 2-4 (generalmente 4) espinas centrales que pueden llegar a medir +/- 2 cm de largo (por lo general solo 1-2 espinas centrales por mamila toman largas dimensiones). Las espinas centrales son totalmente blancas y flexibles mientras que las centrales son blancas con los extremos pardos oscuros y no son flexibles.

Las flores surgen de las axilas de las mamilas (se desarrollan en la zona lanosa basal) y no logran sobresalir mucho entre las espinas debido a que no consiguen superar los 0.5 cm de largo. La corola floral es de color púrpura o roja y muchas veces no alcanza abrir totalmente por las espinas centrales. El fruto tiene forma cónica y es de color rojo intenso. En el interior de este se desarrollan numerosas semillas pardas oscuras de +/- 0.1 cm de largo.

En la actualidad existen muchos morfos de esta especie donde varía principalmente el número y tamaño de las espinas centrales al igual que la forma de los tallos (más globosos o más columnares). Estas variaciones son muy apreciadas por los coleccionistas.

Consejos para el cultivo del cactus Mammillaria geminispina

Es una especie muy fácil de mantener en el jardín y por esto muchos la consideran como una planta para principiantes. A continuación sus cuidados básicos:
 
Iluminación:

Es un cactus ideal para el cultivo en exterior ya que agradece la exposición directa al sol durante todo el día. En Cuba los veranos son extremadamente fuertes y aun así, esta especie tolera sin problemas el sol intenso del mediodía. Nunca hemos apreciado una quemadura solar en esta especie. De todas formas si se adquiere una que esté adaptada al cultivo en zonas menos luminosas, hay que exponerla poco a poco al sol directo para evitar posibles quemaduras.

Temperatura:

Mucho calor es imprescindible para su crecimiento y floración. Las temperaturas óptimas para la especie se encuentran entre los 25-35°C aunque tolera un rango de 10- 40°C. Temperaturas inferiores a los 8°C son capaces de pudrir las raíces.

Sustrato:

Prefiere crecer en un sustrato pobre en materia orgánica y con muy buena permeabilidad. Una mezcla de 1/3 de tierra de jardín desinfectada y 2/3 de arena gruesa es perfecta. También se puede utilizar un sustrato especial para crasas que ofertan en numerosos viveros.

Brotes apicales en el tallo del cactus Mammillaria geminispina luego de realizar un corte total de la región apical del tallo

Brotes apicales en el tallo del cactus Mammillaria geminispina luego de realizar un corte total de la región apical del tallo


Frecuencia de riego:

Regar preferiblemente de 2-3 días después de seco por completo el sustrato. Es muy resistente a la sequía pero muy susceptible al exceso de agua. Evitar el encharcamiento en el sustrato porque pudrirá sus raíces. 

Plagas y enfermedades:

No es un cactus que sea muy atacado por numerosas plagas pero algunas como la cochinilla algodonosa y algunos moluscos pueden aparecer. Algunos nemátodos pueden devorar secciones de las raíces si se utiliza un sustrato infectado. Los hongos aparecen principalmente en climas muy húmedos y con baja iluminación.

Multiplicación:

Muy sencilla a partir de división de hijuelos que aparecen en la base de plantas adultas. En algunas ocasiones se realiza un corte total en el tallo (la “cabeza” de la planta) para propiciar la formación de numerosos brotes apicales; la “cabeza” de la planta que fue retirada puede ser también utilizada para obtener una nueva planta. También se puede multiplicar mediante semillas aunque es un método mucho más lento.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario