miércoles, 20 de septiembre de 2017

Cuida tus plantas Patas de Elefante como un experto, Beaucarnea spp!!!



Manual básico para el cultivo de las populares plantas llamadas Patas de Elefante, Beaucarnea spp. Foto representativa de la especie Beaucarnea recurvata.

Las populares Patas de Elefante son plantas cultivadas en todo el mundo con fines ornamentales debido a la exótica forma de sus tallos. Estas plantas poseen un precio bastante elevado en comparación con otras plantas ornamentales debido a su lentísimo crecimiento. La especie más cultivada es Beaucarnea recurvata debido a que sus cuidados son bastante sencillos y desarrolla con el tiempo, un fabuloso cáudex basal (este cáudex es el responsable del surgimiento del nombre popular). El valor monetario que se les atribuye a estas plantas depende del grosor que posea el cáudex; este cáudex crecerá más o menos rápido en dependencia de los cuidados que se le brinde. En la actualidad son muchas las instituciones y productores particulares que se dedican a la multiplicación y venta de estas plantas al público debido a que se venden bastante y son una buena fuente de ingresos.

Vista de la planta Pata de Elefante (Beaucarnea recurvata) en una maceta

Vista de la planta Pata de Elefante (Beaucarnea recurvata) en una maceta


Por todo esto queremos compartir con ustedes algunos consejos de cultivo para el cuidado de estás bellas plantas. 

Manual para el cultivo de las populares Patas de Elefante, Beaucarnea spp

Iluminación:

Necesitan estar expuestas a fuentes de iluminación intensa o directamente a la luz del sol. Si se cultivan en interiores sombreados el crecimiento puede llegar a detenerse o etiolarse sin desarrollar su característico cáudex. Nosotros recomendamos exponerla directamente al sol por más de 6 horas al día para obtener un crecimiento perfecto.

Temperatura:

Son muy resistentes a las altas temperaturas llegando a soportar más de 35°C sin problemas. El principal problema es que no toleran temperaturas inferiores a los 12°C durante largas jornadas; estas bajas temperaturas provocan daños en los tejidos del sistema radicular provocando la pudrición de estas y seguido la del cáudex (la planta muere). El rango ideal para estas plantas es de 15-30°C. Debido a la elevada susceptibilidad a las bajas temperaturas se recomienda el cultivo en macetas en países templados; esto facilita el traslado de las plantas a invernaderos en épocas invernales.

Sustrato:

Prefieren un sustrato rico en materia orgánica con un óptimo drenaje. Se recomienda elaborar una mezcla basada en 2/3 de materia orgánica (turba, humus de lombriz y tierra de jardín desinfectada) y 1/3 de arena gruesa. Estas plantas no soportan los encharcamientos prolongados en el sustrato porque provocarán la podredumbre de las raíces. 

Frecuencia de riego:

Las Patas de Elefante son plantas ultrarresistentes a la escasez de agua y por ello, no es necesario regarlas demasiado. Estas plantas deben regarse preferiblemente en las estaciones más cálidas del año cuando el sustrato se seque por completo; incluso se pueden esperar un par de días luego de seco el sustrato antes de efectuar nuevamente el riego. En temporadas invernales el riego debe ser suspendido debido a que utilizarán únicamente el agua almacenada en el cáudex para sobrevivir estas etapas del año. Las plantas con cáudex superiores a un metro de diámetro, sobreviven por si solas con el agua proveniente de las precipitaciones. También recomendamos pulverizar el follaje todos los días en horas de la mañana cuando predominen altas temperaturas.

Plagas y enfermedades:

Rara vez son atacadas por plagas aunque pueden ser atacadas por cochinillas que se disponen principalmente en las regiones verdes de la planta.

Multiplicación:

Se multiplican mediante separación de hijuelos basales que se desarrollan en plantas de edad y tallas avanzadas o mediante semillas

A la hora de separar los hijuelos se debe utilizar un objeto filoso y desinfectado para evitar el ataque de posibles parásitos u hongos. Los hijuelos separados deben ser plantados en un sustrato mayormente orgánico y siempre húmedo para incentivar la formación de raíces. Durante este proceso no se pueden exponer los hijuelos a la luz directa del sol, es decir, deben estar bajo luz solar filtrada. Luego de que se observe crecimiento de nuevas hojas se debe dejar secar el sustrato y tratar los hijuelos como una planta adulta.

Para germinar las semillas se debe utilizar un sustrato formado por 2/3 de materia orgánica y 1/3 de arena gruesa, mantenerse siempre húmedo pero no encharcado y tener una temperatura interna que se encuentre entre los 20-24°C. Para mantener la humedad se recomienda hermetizar la bandeja con una lámina de nylon transparente hasta que germinen. Es un método muy similar al utilizado para cactus pero con la diferencia de que luego de germinadas debe ser retirada la lámina de nylon. La bandeja de siembra debe estar expuesta a fuentes de iluminación intensa pero nunca al sol directo.

Aunque el primer método es más sencillo se necesita tener plantas de más de 3 metros de altura para que se formen hijuelos basales.

Otros manuales de cultivo que te pueden interesar


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario