viernes, 29 de septiembre de 2017

Un Hibisco que debes conocer ya!!! Hibiscus radiatus



Fotografías y características generales de la planta ornamental llamada Hibiscus radiatus. Consejos básicos para su cultivo en el jardín.

Descripción general de la planta ornamental Hibiscus radiatus

Hibiscus radiatus es una planta arbustiva de la familia Malvaceae cultivada frecuentemente en países tropicales de América y Asia con fines ornamentales. Es una especie muy apreciada por sus vistosas y coloridas flores que adornan los jardines en temporadas cálidas; en algunos países la floración es casi constante. Esta planta es muy similar a la especie Hibiscus cannabinus (conocida mundialmente como Kenaf) y por esto, es muy confundida a la hora de identificarlas visualmente. Se diferencian principalmente en la morfología foliar donde en Hibiscus radiatus las hojas basales no presentan los lóbulos muy separados y las superiores se dividen en 3 o 5 lóbulos muy conspicuos, mientras que en Hibiscus cannabinus las hojas basales ya están bien divididas y el número de lóbulos puede ser mayor. La coloración de las flores entre estas dos especies también es bastante similar. De todas formas algunos autores indican que esta planta es una variedad de Hibiscus cannabinus (Hibiscus cannabinus var. unidens) siendo todavía una incógnita la clasificación final de esta especie vegetal.

Vista de la flor de la planta ornamental Hibiscus radiatus
 
Vista de la flor de la planta ornamental Hibiscus radiatus


Hibiscus radiatus se caracteriza por formar densos arbustos de +/- 3 metros de altura y +/- 0.5 metros de ancho. Esta planta desarrolla tallos alargados, delgados, erectos y ligeramente ramificados (las ramificaciones surgen de las axilas foliares) que alcanzan la altura mencionada anteriormente. Los tallos presentan una coloración verde clara y se hacen ligeramente leñosos en la zona basal. Las hojas se disponen alternas, son pecioladas (peciolos de +/- 8 cm de largo), lobuladas (la forma de las hojas es muy similar a la presente en la planta Cannabis sativa; es fácil confundirse en plantas pequeñas sin flores), totalmente verdes y con los márgenes aserrados

Las flores son muy hermosas y aparecen principalmente en la región superior de los tallos. Los botones florales se desarrollan solitarios o en pequeños grupos en las axilas apicales de los tallos siendo necesario que la planta esté bien ramificada para obtener floraciones numerosas. Cada flor se caracteriza por medir +/- 18 cm de diámetro, presentar 5 pétalos anchos de color púrpura en su región más externa y rojo intenso hacia la región central, los pétalos presentan además numerosos nervios de color rojo intenso que surgen paralelos desde el centro de la flor hacia los extremos de cada uno y las estructuras reproductoras fusionadas donde se aprecian numerosos estambres con anteras amarillas y un estigma multilobulado terminal con los lóbulos rojos.

Consejos para el cultivo de la planta ornamental Hibiscus radiatus

Hibiscus radiatus es muy fácil de mantener en el jardín  siendo ideal como planta de exterior para países tropicales y subtropicales. A continuación sus requerimientos básicos:

Iluminación:

Es una planta capaz de tolerar la exposición directa al sol sin problemas. En países tropicales con veranos fuertes es probable que sufran quemaduras algunas de sus hojas y por esto recomendamos plantar siempre en algún sitio donde reciba sombra parcial durante las horas más calientes del día. No se recomienda cultivar en interior debido a que se etiolará con facilidad por falta de iluminación y no florecerá.

Temperaturas:

Al ser una planta tropical agradece crecer en ambientes donde predominen temperaturas frescas o cálidas. Su rango óptimo de temperaturas se encuentra entre los 15-30°C. Temperaturas inferiores a los 10°C provocan la caída del follaje y la muerte de la planta.

Sustrato:

Se desarrolla mejor en sustratos ricos en materia orgánica con una buena permeabilidad. No soporta encharcamientos del sustrato siendo necesaria la incorporación de materiales aireadores al sustrato como la arena gruesa. Es una planta capaz de consumir los nutrientes del suelo muy rápido y por esto se debe incorporar al sustrato cada 3 meses, una capa de +/-2 cm de espesor de materia orgánica desinfectada o humus de lombriz.

Hojas multilobuladas de la planta ornamental Hibiscus radiatus

Hojas multilobuladas de la planta ornamental Hibiscus radiatus


Frecuencia de riego y humedad:

Regar siempre evitando que el sustrato se seque por completo. El riego debe ser profundo pero sin excedernos para evitar posibles encharcamiento. En estaciones cálidas es imprescindible mantener la humedad ambiental superior al 70%, es decir, se debe pulverizar el follaje todos los días en horas de la mañana y finales de la tarde.

Plagas y enfermedades:

Es atacada por cochinillas, ácaros y pulgones que se alojan principalmente en la base de los botones florales provocando la caída prematura de estos. También puede ser afectada por caracoles, babosas, aves, animales herbívoros y orugas de lepidópteros. Los hongos aparecen principalmente cuando existe la presencia de otras plagas que emiten sustancias azucaradas sobre el follaje que permiten la aparición de la conocida Fumagina.

Multiplicación:

Mediante esquejes tiernos de más de 15 cm de largo que deben ser plantados en un sustrato ligeramente húmedo con una temperatura cercana a los 28°C.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario