jueves, 10 de agosto de 2017

La planta Boca de Dragón te fascinará. Antirrhinum majus



Fotografías de variedades de colores en las flores y características generales de la planta ornamental conocida como Boca de Dragón, Antirrhinum majus.

Descripción general de la planta Boca de Dragón, Antirrhinum majus

Antirrhinum majus es una planta herbácea muy popular en la jardinería por la belleza de su floración y fácil cultivo. Esta especie pertenece a la familia Plantaginaceae (antes incluida en la familia  Scrophulariaceae), es una planta anual (puede ser bianual o “perenne” en dependencia del clima en el cuál se desarrolle) y es originaria de la zona mediterránea. Actualmente se cultiva en diferentes regiones del mundo con fines comerciales por instituciones agrícolas o por personas en sus huertos o jardines. Además, existen numerosos cultivares obtenidos por el hombre donde se observa una gran variación en la coloración de las flores.

Variedad rosada con centro amarillo de las flores de la planta Boca de Dragón, Antirrhinum majus

Variedad rosada con centro amarillo de las flores de la planta Boca de Dragón, Antirrhinum majus


La planta Boca de Dragón se caracteriza por ser una planta de pequeño porte que no logra sobrepasar los 60 cm de altura sin la presencia de los racimos florales. Los tallos son verdes, están cubiertos por una capa de pelillos translúcidos-blanquecinos, cilíndricos, algo ramificados y ligeramente leñosos en la región basal. El crecimiento de estos es por lo general erecto aunque puede ser algo decumbente. Las hojas de las zonas más bajas de la planta se disponen opuestas en los tallos mientras que las superiores se disponen alternas, pueden ser solitarias o agruparse en pequeños tríos (una hoja central larga y dos basales muy pequeñas), miden +/- 4 cm de largo por +/- 1 cm de ancho, tienen forma de lanza o son lineares, presentan el margen entero, nervio central conspicuo y son totalmente verdes.

Las flores son muy llamativas y se disponen en inflorescencias racimosas que se originan de la región apical de los tallos. Estos racimos desarrollan un largo tallo de +/- 25 cm de altura en el cual, se disponen las flores en los laterales. Las flores miden +/- 3 cm de diámetro y +/- 4 cm de largo. La corola floral es muy atractiva en esta especie observándose la región superior dividida en dos lóbulos (estos con el margen ligeramente ondulado y dispuesto hacia atrás)  y la inferior en tres (estos con el margen entero y dispuesto hacia abajo). La flor siempre con la garganta floral cerrada por dos estructuras globosas que se observan en el centro (se disponen en la región superior de los lóbulos inferiores de la corola) y por esto, los polinizadores necesitan empujar con su cuerpo los lóbulos superiores e inferiores de la corola para acceder al centro de la flor. La coloración de los lóbulos de la corola es muy variable debido a la amplia variedad de cultivares que se han logrado. Los colores más comunes son el blanco, amarillo, rosa, morado y rojo

Variedad roja de las flores de la planta Boca de Dragón, Antirrhinum majus

Variedad roja de las flores de la planta Boca de Dragón, Antirrhinum majus


El fruto pequeño y capsular en el cual se desarrollan numerosas semillas esféricas de color pardo oscuro. Las semillas en esta especie son extremadamente pequeñas.

Consejos para el cultivo de la planta ornamental Boca de Dragón, Antirrhinum majus

Antirrhinum majus es muy fácil de mantener en el jardín pero es muy susceptible a las bajas temperaturas y las plagas. A continuación sus cuidados básicos:

Iluminación:

Es una planta que requiere de mucha iluminación para crecer y florecer exuberante. Se recomienda exponerla al sol durante un mínimo de 5 horas diarias. Agradece algunas horas de sombra parcial en los días más calurosos del verano. 

Temperaturas:

Prefiere crecer en climas frescos o cálidos donde las temperaturas se encuentren entre los 18-30°C o más. Es muy susceptible a las bajas temperaturas y por esto, en países fríos después de florecer en temporadas cálidas, muere a la llegada del invierno. Si se cultiva en un país frío se recomienda protegerla en un invernadero durante el invierno o renovarla cada año.

Sustrato:

Necesita crecer en un suelo rico en materia orgánica, con un pH superior a 7 y muy permeable. En suelos compactos y encharcados las raíces no prosperarán y terminarán pudriéndose.

Variedad blanca de las flores de la planta Boca de Dragón, Antirrhinum majus

Variedad blanca de las flores de la planta Boca de Dragón, Antirrhinum majus


Frecuencia de riego:

Requiere un riego periódico en pequeñas dosis con el fin de mantener húmedo el sustrato pero nunca encharcado.

Plagas y enfermedades:

Esta planta es atacada por numerosas plagas como diferentes hongos (oídio, roya, Botrytis, entre otros), cochinillas, pulgones, nemátodos, larvas de lepidópteros, ácaros, aves y mamíferos herbívoros. Generalmente aparecen en estaciones cálidas, elevada o muy baja humedad ambiental y cuando se cultiva en sustratos no desinfectados.

Multiplicación:

Se multiplica por semillas. Las semillas germinan a los pocos días de la siembra si las temperaturas son superiores a los 24°C en el sustrato y existe una humedad relativa superior al 70%.

Otros artículos que te pueden interesar


Síguenos en nuestras redes sociales:

1 comentario: