miércoles, 30 de agosto de 2017

Evita que tus plantas suculentas mueran cuando viajes



Consejos para evitar bajas en nuestra colección de plantas  suculentas si necesitamos viajar y no hay nadie en casa que pueda cuidarlas.

En el transcurso del año es probable que para la mayoría de las personas se les presente ocasiones en las que necesitan viajar durante más de una semana por cuestiones de trabajo o simplemente con fines vacacionales. Si dichas personas coleccionan plantas suculentas es necesario que tomen todas las medidas necesarias con el fin de evitar la muerte de algunas o todas mientras se encuentran ausentes. Estas medidas se deben tomar con más rigor si en el hogar no va estar presente nadie que pueda ocuparse de ellas aunque sea por algunos días en los que el coleccionista no está, es decir, las plantas sobrevivirán solas si presentan condiciones favorables o terminarán muriendo. 

En este post queremos ofrecerles consejos muy útiles que les pueden servir si planean un viaje pronto y quieren que las plantas suculentas de sus colecciones puedan sobrevivir sin problemas. Hay que aclarar que aunque se tomen todas las medidas necesarias, es probable que alguna/s mueran por deshidratación por falta de riego si el tiempo de ausencia es muy extenso.

Consejos para evitar que mueran las plantas suculentas de tu colección si vas a viajar


Consejos para evitar que mueran las plantas suculentas de tu colección si vas a viajar

- Lo primero que debemos tener en cuenta es la estación del año en la que planeamos viajar. Dependiendo de la zona geográfica los inviernos son más o menos fríos y por esto, la disposición de las plantas de la colección debe ser en un sitio u otro. En climas con inviernos muy fríos, se deben trasladar todas las plantas al interior del hogar o invernaderos para evitar pudriciones mientras que en climas de inviernos suaves, se pueden dejar al “exterior”. Si viajamos en verano hay que ubicar las plantas en zonas muy frescas donde exista una buena circulación del aire y le provean unas cuantas horas de sombra al día para evitar la sequedad acelerada del sustrato y deshidratación. Las demás estaciones son menos agresivas para las plantas y por ello no es necesario tomar medidas muy drásticas.

- También es de suma importancia saber si vamos a ausentarnos en temporada seca o lluviosa. Si las precipitaciones son frecuentes es necesario ubicar las plantas en un lugar techado donde no se obstruya la iluminación y evitemos que las lluvias excesivas pudran las plantas. En caso de no poder brindar a las plantas una zona muy iluminada (techos opacos por ejemplo) es necesario auxiliarnos de fuentes de iluminación artificiales para evitar posibles etiolaciones. En temporada seca debemos ubicar las plantas lo más juntas posibles para que ellas mismas creen un microclima que mantiene elevada la humedad y disminuye la transpiración. Además se recomienda agregar una capa superior de arena gruesa al sustrato para que la evaporación del agua de este, sea más lenta.

- Para evitar posibles plagas u hongos en nuestras plantas, recomendamos fumigar con plaguicidas y fungicidas de amplio espectro días antes de salir de viaje. En nuestro caso utilizamos preferiblemente los sistémicos porque nos han resultado más efectivos. Con el fin de evitar moluscos u otros organismos que los plaguicidas no pueden repeler, se deben colocar las plantas en sitios elevados y colocar trampas u objetos repelentes (ejemplo: algún objeto rústico que espante a las aves) para evitar que sean afectadas.

Esperamos que todos estos consejos les sean útiles para mantener vivas las plantas suculentas de sus colecciones cuando necesiten estar ausentes. De todas formas, si logran contactar con un amig@ o familiar para que les den una vuelta a las plantas en los días en que están ausentes sería una perfecta opción.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

domingo, 27 de agosto de 2017

Una planta ideal para adornar tu jardín, Euphorbia 'Flame Leaf'



Fotografías y características de la planta ornamental llamada Euphorbia 'Flame Leaf'. Consejos para su cultivo en el jardín.

Descripción general de la planta Euphorbia 'Flame Leaf'

Euphorbia 'Flame Leaf' es un cultivar ornamental herbáceo y perenne muy popular en la jardinería por su hermoso follaje y fácil mantenimiento. Se cultiva principalmente para adornar jardines exteriores o parques públicos. Además, es una planta de rápido crecimiento con una elevada producción de ramificaciones de los tallos llegando a tomar más de 1 metro de altura y +/- 1.50 metros de diámetro. Este cultivar se caracteriza por formar tallos cilíndricos de color verde (ligeramente lignificados en tallos basales en plantas de más de 70 cm de altura) y de +/- 0.5 cm de diámetro. Los tallos desarrollan numerosas ramificaciones axilares durante el crecimiento formando densas plantas en menos de 2 meses. Esta planta al pertenecer al género Euphorbia presenta en el interior de sus tallos un látex blanquecino tóxico que no debe ser ingerido por ningún motivo. Este látex es fácil de observar cuando se le extrae una hoja o se quiebra una rama

Vista del follaje de la planta ornamental Euphorbia 'Flame Leaf'

Vista del follaje de la planta ornamental Euphorbia 'Flame Leaf'


Las hojas se disponen alternas en los tallos, miden +/- 6 cm de largo por +/- 4 cm de ancho, presentan un pequeño peciolo de +/- 2 cm de largo, tienen el margen entero y exhiben una forma redondeada en la base y puntiaguda hacia el final del limbo. La coloración de las hojas es muy variable en dependencia de la intensidad lumínica que reciban; la coloración general más común es verde oscuro con una región más clara con forma de V invertida en la región media y la nerviación de color púrpura. La coloración púrpura de los nervios se acentúa aún más cuando las hojas reciben más sol llegando a cubrir más del 90% del limbo foliar, es decir, si el sol es intenso, las hojas se tornan púrpuras en casi toda su totalidad.

Las flores son muy pequeñas y se disponen en inflorescencias axilares en ciato que surgen en los extremos de los tallos. Las inflorescencias no poseen ningún valor ornamental en esta planta pero se recomienda no eliminarlas para extraer futuras semillas. El fruto es pequeño (+/- 3 mm), tiene tres folículos en los cuales se desarrolla una sola semilla en cada uno y abren solos (dehiscentes) cuando maduran.

Consejos para el cultivo de la planta ornamental Euphorbia 'Flame Leaf'

Euphorbia 'Flame Leaf' es una planta muy resistente y su cultivo resulta muy sencillo. A continuación sus cuidados básicos:

Iluminación:

Agradecen más de 5 horas de sol directo en el día con algunas horas de sombra parcial. En dependencia de la cantidad de horas de sol que reciba la tonalidad de las hojas será más o menos púrpura. Se puede cultivar en interiores pero el crecimiento será desproporcionado y la coloración de las hojas más verde

Temperaturas:

Prefiere crecer en climas cálidos donde los inviernos sean muy suaves. Su rango óptimo de temperaturas se encuentra entre los 18-30⁰C. Temperaturas inferiores a los 5⁰C la matarán.

Sustrato:

Se recomienda cultivar en sustratos ricos en materia orgánica con un óptimo drenaje. Por lo general no es muy exigente en cuanto al tipo de sustrato y por esto, puede llegar a crecer tanto en suelos rocosos como en suelos ricos en turba.

Otra imagen de la planta ornamental Euphorbia 'Flame Leaf'

Otra imagen de la planta ornamental Euphorbia 'Flame Leaf'


Frecuencia de riego:

Regar preferiblemente un día sí y otro no para mantenerla siempre hidratada. En invierno el riego debe ser más espaciado para evitar la pudrición de la planta.

Plagas y enfermedades:

Es muy resistente a las plagas siendo muy raras en esta planta. De todas formas puede llegar a ser atacada por la mosca blanca o ácaros.

Multiplicación:

Muy sencilla a partir de esquejes tiernos de más de 10 cm de largo o por semillas.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

viernes, 25 de agosto de 2017

¿Sabes qué es una planta protocarnívora? Lee este post



Concepto de planta protocarnívora o subcarnívora. Fotografía de una planta mostrando estructuras que la clasifican en esta categoría.
 
¿A qué llamamos plantas protocarnívoras?

Dentro del reino de las plantas son muy populares en la jardinería, las plantas carnívoras. Casi todos han oído escuchar sobre ellas y sus peculiares características para atrapar insectos u otros organismos y así obtener sus nutrientes. Pero además de las plantas carnívoras, existen otro pequeño grupo (especies de diferentes familias) que también desarrollan estructuras con el fin de atrapar insectos u otros organismos. A este pequeño grupo se le conoce como plantas protocarnívoras o subcarnívoras porque dichas estructuras no son capaces de absorber directamente los nutrientes de los organismos atrapados, es decir, solo los retienen y los matan. 

Estructuras papilosas presentes en la base de las flores de una especie del género Plumbago. Planta protocarnívora.

Estructuras papilosas presentes en la base de las flores de una especie del género Plumbago. Planta protocarnívora.


Al igual que las plantas carnívoras por excelencia, las protocarnívoras desarrollan como mencionábamos con anterioridad estructuras especializadas durante todo su ciclo de vida o en una temporada específica (ejemplos: estructuras papilosas con el extremo cubierto por sustancias pegajosas u otros tipos de trampas) en diferentes regiones de sus flores, tallos y/o hojas que son capaces de atraer, capturar y matar insectos u otros organismos que entren en contacto con ellas. Muchos investigadores concuerdan, desde el punto de vista evolutivo, que estas especies están evolucionando para concluir siendo totalmente carnívoras. Desde nuestro punto de vista no concordamos totalmente con esta conclusión debido a que muchas de las especies protocarnívoras crecen en suelos ricos en nutrientes (las verdaderas plantas carnívoras crecen principalmente en suelos muy pobres y por esto necesitan alimentarse de organismos para absorber los nutrientes que no encuentran en el sustrato) y no necesitarían un aporte extra de los organismos que capturen. En todo caso sería una evolución en la cual el aporte de nutrientes solo provenga del suelo y estas estructuras desaparezcan.

También se puede asumir que al observarse por lo general dichas modificaciones estructurales en la base de las flores solo intervengan en el control de las plagas y/o polinizadores (ejemplo: si el cáliz floral presenta estructuras que retengan insectos que no posean alas (hormigas y similares), la polinización solo será realizada por  insectos u otros organismos voladores). Estas estructuras evitarían el ataque de insectos chupadores como cóccidos y áfidos y protegerían las estructuras reproductoras para aumentar las probabilidades de formar frutos y semillas. Las plantas protocarnívoras más conocidas son: las llamadas Pasionarias (Passiflora spp) y las plantas silvestre del género Plumbago

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales: