sábado, 1 de julio de 2017

La planta Jatrofa te encantará, Jatropha podagrica



Fotografías y características generales de la popular planta ornamental conocida como Jatrofa, Jatropha podagrica. Consejos para su cultivo en el jardín.

La hermosa planta Jatrofa, Jatropha podagrica

Jatropha podagrica es una planta caudiciforme, perenne, longeva (más de 18 años) y semi-arbustiva de la familia Euphorbiaceae muy cultivada por sus bellas hojas, formación de cáudex y floración. Es originaria de regiones tropicales de América y el Caribe pero sus valores ornamentales han propiciado la introducción de la planta en Europa y Asia. Actualmente se utiliza fundamentalmente para adornar jardines de parques, bordes de carreteras y jardines de hogares. Es una planta que se adapta muy bien al cultivo en macetas e incluso algunas personas la utilizan para formar bonsáis

Flores en la inflorescencia típica de la planta Jatrofa, Jatropha podagrica

Flores en la inflorescencia típica de la planta Jatrofa, Jatropha podagrica


Esta planta se caracteriza por formar un tallo solitario (que se irá engrosando con el tiempo formando un hermoso cáudex) poco ramificado en su región apical que no sobrepasa los 1.5 metros de altura. El tallo presenta una coloración verde grisácea con finas capas que se desprenden poco a poco mientras se engrosa. El engrosamiento del cáudex es muy lento al igual que el crecimiento de la planta. Todo el tallo posee en su interior grandes concentraciones de látex que es expulsado cuando la planta recibe un herida; esté látex participa en la cicatrización de las heridas pero es sumamente tóxico para los animales (provoca irritaciones en tejidos de la mucosa). 

Tallo ligeramente engrosado aún de la planta Jatrofa, Jatropha podagrica

Tallo ligeramente engrosado aún de la planta Jatrofa, Jatropha podagrica


Las hojas son enormes en comparación con el tamaño de la planta; en algunas ocasiones el tallo no se observa por el ancho de las hojas. Estas surgen en espirales ligeramente compactas en la región apical del tallo y desarrollan peciolos de más de 15 cm de largo que se insertan en el centro del envés. Las hojas presentan 5 lóbulos muy conspicuos  que llegan a medir más de 25 cm de diámetro con una nerviación y coloración verde oscura muy atractiva. De los lóbulos de las hojas es muy común que se observe el par superior fusionado. El gran limbo foliar produce la inclinación de los peciolos hacia abajo.

Detalle del limbo foliar de una hoja de la planta Jatrofa, Jatropha podagrica

Detalle del limbo foliar de una hoja de la planta Jatrofa, Jatropha podagrica


Las flores se disponen en inflorescencias terminales que desarrollan un erecto tallo floral de  +/-18 cm de largo. Las flores son pequeñas, se disponen numerosas en el ápice del tallo floral, presentan la corola con 5 segmentos de color rojo-anaranjado, en el centro numerosos estambres con anteras amarillas y miden +/-2 cm de diámetro. La floración en climas tropicales puede mantenerse durante todo el verano aunque se acentúa fundamentalmente en verano.

Luego de polinizadas las flores se forma un fruto verde claro con tres folículos globosos bien conspicuos. Los frutos por lo general solo forman de 2-3 semillas. Además, es muy común observar que brote una nueva inflorescencia mientras termina el desarrollo de los frutos de la más antigua.

Inflorescencia con fruto en formación de la planta Jatrofa, Jatropha podagrica

Inflorescencia con fruto en formación de la planta Jatrofa, Jatropha podagrica


Consejos para el cultivo de la planta Jatrofa, Jatropha podagrica

Jatropha podagrica es sencilla de mantener en el jardín pero es susceptible al exceso de agua y a las bajas temperaturas. A continuación sus cuidados básicos:

Iluminación: 

Agradece crecer a pleno sol mientras este no sea demasiado fuerte. El sol intenso del verano provoca quemaduras foliares y por ello es recomendado su cultivo bajo luz solar filtrada. En climas menos calurosos se puede cultivar en exteriores durante todo el año.

Temperaturas:

Mucho calor para una óptima salud y floración constante. El rango óptimo de temperaturas para esta especie debe mantenerse entre los 20-35⁰C. No tolera temperaturas inferiores a los 5⁰C.

Sustrato:

Prefiere un suelo muy suelto y rico en materia orgánica. El sustrato para esta planta puede elaborarse con 1/3 de humus de lombriz, 1/3 de arena gruesa y 1/3 de mantillo de hojas.

Frecuencia de riego:

El riego de esta planta debe efectuarse luego de secarse el sustrato por completo. En verano el riego debe ser más frecuente debido a que el sustrato se seca con rapidez. En invierno la planta entra en un estado de latencia (pierde el follaje y cesa el crecimiento) para protegerse de las bajas temperaturas y por esto no debe regarse. El exceso de riego pudre rápidamente las raíces.

Plagas y enfermedades:

Es frecuentemente atacado por cochinillas y principalmente la algodonosa. Estas se disponen en la base de los peciolos y tallos florales para alimentarse de la savia. Se recomienda eliminarlas rápidamente porque provocan deformaciones en el crecimiento de las hojas, caídas del follaje y de las inflorescencias.

Multiplicación:

A partir de semillas en temporadas frescas.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario