lunes, 5 de junio de 2017

La suculenta Cuernos de Alce te fascinará. Rhombophyllum dolabriforme



Fotografías y características de la planta suculenta conocida como Cuernos de Alce, Rhombophyllum dolabriforme. Consejos para su cultivo en el jardín.

La suculenta Cuernos de Alce, Rhombophyllum dolabriforme. Descripción general

Rhombophyllum dolabriforme es una pequeña planta suculenta perteneciente a la familia Aizoaceae y originaria de la región sur africana. Es una planta bastante perseguida por coleccionistas de todo el mundo por la morfología atractiva de sus hojas y sus llamativas flores. Actualmente es comercializada por numerosos viveros a lo largo del mundo por su fácil mantenimiento y reproducción.

La suculenta Cuernos de Alce, Rhombophyllum dolabriforme


Esta especie se caracteriza por formar tallos muy ramificados y bajos (por lo general no sobrepasan los 35  cm de altura) que cubren con el tiempo áreas de aproximadamente 15 cm de diámetro. Los tallos son  cortos y poco visibles debido a la disposición alterna y relativamente compacta de las hojas. Las ramificaciones ocurren fundamentalmente durante la formación apical de nuevas hojas, es decir, en vez de formarse un solo par, se forman varios dando origen a tallos individuales.

Las hojas se disponen opuestas en los tallos, son suculentas, presentan un crecimiento curvo-vertical (su desarrollo es arqueado con el ápice apuntando hacia arriba), miden de +/- 2.5 cm de largo, son de color verde oscuro con manchas en toda la superficie, tienen el margen entero y el ápice bilobulado (forma similar a los cuernos de un alce). Además, las hojas nuevas surgen perpendiculares al par anterior como la mayoría de las plantas de la familia Aizoaceae.

Las flores aparecen solitarias en el ápice de los tallos. Estas son sostenidas por un pequeño tallo floral de aproximadamente 5 cm de largo. Miden aproximadamente 3 cm de diámetro, presentan la corola con numerosos segmentos filiformes de color amarillo brillante con tonos rojizos (no siempre) en los segmentos basales. En el centro de la flor se disponen numerosos estambres amarillos que son difíciles de observar porque se confunden con la coloración de los segmentos. La apertura floral comienza a finales de la tarde para luego cerrar al anochecer.

Detalles de la flor de la planta suculenta Cuernos de Alce,  Rhombophyllum dolabriforme

Detalles de la flor de la planta suculenta Cuernos de Alce,  Rhombophyllum dolabriforme


Consejos para el cultivo de la planta suculenta Cuernos de Alce,  Rhombophyllum dolabriforme

Rhombophyllum dolabriforme es muy fácil de cultivar pero es muy susceptible a la humedad excesiva en el sustrato. A continuación sus cuidados básicos:

Iluminación:

Esta especie necesita mucha iluminación e incluso pleno sol para su óptimo desarrollo. En temporadas no veraniegas se recomienda exponerla directamente al sol y en verano, ubicarla a semi-sombra o bajo luz solar filtrada por mallas de sombreado. El fuerte sol del mediodía en verano puede quemar sus hojas y marchitar rápidamente las flores.

Temperaturas:

Tolera temperaturas frescas o cálidas siempre y cuando no superen los 40⁰C y no disminuyan de los 3⁰C. Su rango óptimo está entre los 18-26⁰C. No exponer a heladas porque la matarán en poco tiempo.

Sustrato:

Requiere un sustrato orgánico con un perfecto drenaje. Para obtener un drenaje óptimo se debe preparar una mezcla de la siguiente forma: 1/3 de materia orgánica, 1/3 de trozos pequeños de barro cocido y carbón vegetal y 1/3 de arena gruesa.

Frecuencia de riego:

Regar cuando las hojas comiencen ligeramente a arrugarse para no pudrirlas nunca por exceso de agua. El riego en verano debe ser más frecuente debido a las altas temperaturas y la rápida sequedad del sustrato; en invierno regar solo si la planta lo necesita urgentemente.

Otra foto de la planta suculenta Cuernos de Alce,  Rhombophyllum dolabriforme

Otra foto de la planta suculenta Cuernos de Alce,  Rhombophyllum dolabriforme


Plagas y enfermedades:

La planta Cuerno de Alce es atacada frecuentemente por pulgones, cochinillas y caracoles. Los pulgones y cochinillas se alimentan de la savia de la planta provocando la sequedad o crecimientos deformes de las hojas, marchitamiento acelerado de las flores y la represión de la floración. Los caracoles se alimentan de toda la planta y pueden devorar pequeños ejemplares en pocas horas. Para eliminar las cochinillas y los pulgones se deben aplicar plaguicidas específicos o retirarlos manualmente. Los caracoles se evitan cultivando la planta en sitios elevados. Esta planta también sufre ataques de numerosos hongos por exceso de humedad en el sustrato o por la sustancia azucarada que expulsan las cochinillas y pulgones en la superficie de las hojas y tallos. 
 
Multiplicación:

Muy sencilla a partir de la división de ramificaciones. Los esquejes deben cortarse con ayuda de objetos afilados y desinfectados. Cada esqueje debe ser protegido en un área ventilada y semisombreada durante 24 horas para que el área de corte cicatrice. Sembrar en un sustrato ligeramente húmedo y arenoso a semi-sombra. También se multiplica a partir de semillas.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario