sábado, 10 de junio de 2017

Un cactus geométrico, Matucana madisoniorum



Fotografías y características del cactus ornamental llamado Matucana madisoniorum. Consejos para su cultivo en el jardín.

Un cactus que parece hecho a mano por su morfología geométrica, Matucana madisoniorum

Matucana madisoniorum es una especie de cactus muy popular en la jardinería y en colecciones de todo el mundo por sus hermosas flores y la morfología geométrica de su tallo. Es originaria de Bagua (Amazonas, Perú) y su valor ornamental ha permitido su reproducción en numerosos países con fines comerciales. Por lo general no es un cactus difícil de encontrar en viveros y su precio no es muy alto.

Cactus Matucana madisoniorum en flor

Cactus Matucana madisoniorum en flor


Esta especie se caracteriza por formar un tallo solitario (verde-grisáceo) globoso a columnar (con los años) con la superficie plana que alcanza +/- 10 cm de altura. Desarrolla de 6-12 costillas muy anchas y claramente divididas por surcos longitudinales y transversales. Estos surcos son tan perfectos que se observa una formación geométrica muy atractiva cuando se aprecia la planta desde arriba. Los surcos transversales dividen las costillas formando pentágonos de gran belleza (se observa mejor en el centro de la planta). Cada pentágono presenta pequeñas areolas blanquecinas que desarrollan de 0-5 espinas marrón-grisáceas, estas miden +/- 4 cm de largo, son curvas y muy fáciles de desprender si son tocadas. Existen plantas casi desnudas o con espinas en diferentes regiones del tallo; la formación de espinas en este cactus es aleatoria.

Las flores son preciosas y aparecen fundamentalmente en temporadas cálidas. Estas se desarrollan en las areolas apicales del tallo, son alargadas y estrechas (el tubo floral supera los 6 cm de largo) y la corola floral abierta solo en la región superior de la flor (tienen forma cónica). El color más común de las flores es el rojo-anaranjado aunque existen variedades con flores blancas. Otro aspecto a destacar es la presencia de vellosidades en la región más estrecha del tubo floral. Los frutos son casi esféricos con una densa vellosidad.

Cactus Matucana madisoniorum joven sin espinas

Cactus Matucana madisoniorum joven sin espinas


Consejos para el cultivo del cactus Matucana madisoniorum

Matucana madisoniorum es fácil de cultivar pero conociendo algunos aspectos esenciales de su cultivo. A continuación sus cuidados básicos:

Iluminación: 

Tolera el sol directo en horas de la mañana y finales de la tarde pero se recomienda cultivar bajo luz solar filtrada por mallas de sombreado. El sol del mediodía puede provocar quemaduras en el tallo que afectarán la salud de la planta y su estética.

Temperatura:

Mucho calor para un óptimo crecimiento y floración. Soporta temperaturas que se encuentren entre los 10-32⁰C. No sobrevive a temperaturas inferiores a los 5⁰C.

Sustrato:

Es imprescindible que el sustrato para este cactus tenga un drenaje perfecto porque no tolera la humedad en este durante mucho tiempo. La humedad persistente en la tierra provocará la pudrición del sistema radical y la base del cactus (finalizando en la muerte de este). Utilizar sustratos elaborados para cactus y suculentas con un agrego de arena gruesa a la mezcla.

Detalles de la flor del cactus Matucana madisoniorum

Detalles de la flor del cactus Matucana madisoniorum


Frecuencia de riego:

Esta especie no requiere de mucho riego para sobrevivir. Con regar una vez cada dos semanas en los meses cálidos es suficiente. En invierno regar lo menos posible y solo hacerlo si el tallo se comienza a arrugar ligeramente.

Plagas y enfermedades:

Es atacado por cochinillas, nemátodos y caracoles. Las cochinillas se eliminan fácilmente de forma manual. Los nemátodos se alimentan del sistema radical de la planta y aparecen si se utilizan sustratos sin desinfectar. Los caracoles pueden devorar trozos del tallo si lo alcanzan.

Multiplicación:

A partir de semillas en estaciones frescas.

Páginas relacionadas




Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario