viernes, 16 de junio de 2017

Todo lo que debes saber sobre la planta suculenta Kleinia pendula



Fotografías y descripción de la planta suculenta llamada Kleinia pendula (antes Senecio pendulus). Consejos para su cultivo en el jardín.

Características generales de la planta suculenta Kleinia pendula

Kleinia pendula es una planta suculenta perteneciente a la familia Asteraceae y antes incluida en el género Senecio donde recibía el nombre Senecio pendulus. Es una planta que generalmente se encuentra entre coleccionistas debido a que en muchas ocasiones, no se oferta en los viveros. Las características más atractivas de esta planta son su floración, crecimiento rastrero y arqueado de los tallos y matices de colores en los tallos. Es una planta originaria del continente africano donde crece principalmente en montañas u otras elevaciones cerca de zonas costeras.

Vista de un tallo con inflorescencias de la planta suculenta Kleinia pendula

Vista de un tallo con inflorescencias de la planta suculenta Kleinia pendula


Esta planta se caracteriza por formar tallos rastreros o péndulos (si se encuentra en pendientes o macetas colgantes) poco ramificados y muy carnosos. Los tallos primeramente crecen verticales (­) para luego emitir tallos en dirección contraria (¯) que cuando hacen contacto con el sustrato se curvan para crecer rastreros. El crecimiento rastrero de los tallos permite el enraizamiento individual de cada segmento (las raíces surgen de los “nudos”); cada segmento individual emitirá nuevos tallos que servirán a la planta para multiplicarse asexualmente. La coloración de los tallos es muy atractiva; estos presentan una coloración similar al mármol blanco con numerosas líneas verde oscuras que surgen de donde brotan las pequeñas hojas (la coloración de las líneas puede tornarse morada si la planta se encuentra expuesta al sol).

Detalle de un tallo de la planta suculenta Kleinia pendula

Detalle de un tallo de la planta suculenta Kleinia pendula


Las hojas son pequeñas, tienen forma linear o de gancho fino, miden +/- 1 cm de largo y se secan en muy poco tiempo (generalmente se observan las hojas ya secas para luego caer, parecen espinas). Estas se disponen en espirales muy separadas en los tallos y sus axilas son las encargadas de la emisión se nuevos tallos e inflorescencias.

Las flores son muy pequeñas y se disponen numerosas en inflorescencias solitarias en capítulo que surgen del ápice de los tallos (brotan de las axilas apicales). Estas inflorescencias están sostenidas por largos (+/- 15 cm) y finos tallos florales con crecimiento erecto; estos tallos florales poseen algunas hojas en la región media superior y poseen una coloración verde-grisácea. Las inflorescencias tienen forma de bala cuando aún no han abierto y presentan una coloración idéntica al tallo que las sostiene. Luego de abierta la inflorescencia se observan numerosas flores rojo-anaranjadas con numerosos pelos blanquecinos entre ellas. Las flores expelen un suave aroma dulce. La floración comienza a finales de la primavera hasta principios del invierno.

Vista de una inflorescencia de la planta suculenta Kleinia pendula

Vista de una inflorescencia de la planta suculenta Kleinia pendula


Consejos para el cultivo de la planta suculenta Kleinia pendula

Kleinia pendula es una planta muy resistente y se la recomendamos a aquellas personas que estén comenzando el cultivo de plantas crasas. Sus cuidados son muy sencillos y se los presentamos a continuación:

Iluminación:

Esta especie necesita mucha iluminación para florecer y crecer de forma eficiente. La exposición solar directa  con algunas horas de sombra parcial sería lo más recomendado para esta planta aunque se puede cultivar sin problemas a semisombra.

Temperaturas:

Agradece un clima cálido donde las temperaturas se mantengan entre los 28-35⁰C aunque tolera ambientes donde se encuentren entre los 15-28⁰C. No exponer a temperaturas inferiores a los 5⁰C aunque tolera períodos muy breves con temperaturas cerca de los 0⁰C si el sustrato se encuentra totalmente seco.

Vista de la planta suculenta Kleinia pendula en una vasija

Vista de la planta suculenta Kleinia pendula en una vasija


Sustrato:

Es una planta que agradece crecer sobre suelos ricos en materia orgánica pero con un drenaje perfecto. No soporta encharcamientos en el sustrato porque le provocarían la pudrición de las raíces en poco tiempo. Agradece la presencia de humus de lombriz en el sustrato sobre el que se desarrolla.

Frecuencia de riego:

Regar en períodos cálidos de forma periódica evitando la sequedad absoluta del sustrato. En invierno regar preferiblemente cada 10-15 días para evitar posibles ataques de hongos y pudriciones.

Plagas y enfermedades:

Muy resistente ante las plagas aunque es frecuente que la ataques cochinillas y pulgones. Eliminarlos de forma manual para evitar malformaciones en el crecimiento de los tallos o caída de las inflorescencias.

Multiplicación:

Extremadamente sencilla a partir de esquejes de tallos. Esta planta se multiplica sola de forma natural, con esperar que arraiguen algunos segmentos ya podremos obtener plantas nuevas cuando los separemos.

Otras plantas suculentas muy similares a esta


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario