miércoles, 14 de junio de 2017

Controla las hormigas en tus plantas suculentas



Efectos negativos de las hormigas en las plantas suculentas. Consejos para eliminar las colonias existentes y prevenir la formación futura de estas.

Enemigas mortales para las plantas suculentas, las Hormigas

Las hormigas son insectos gregarios de la familia Formicidae incluida en el Orden Hymenoptera. Actualmente se han descrito más de 10 000 especies y muchas de ellas, son consideradas plagas de numerosas plantas con un elevado valor comercial. Aunque generalmente se conocen mejor aquellas especies que atacan a plantas utilizadas con fines alimenticios, existen muchas de ellas capaces de devastar con jardines donde se encuentran numerosas plantas ornamentales. En este post nos referiremos específicamente a los efectos negativos que provocan estos insectos en plantas suculentas y algunos métodos para erradicar y prevenir la aparición de estas.

Hormigas formando colonia en el tallo de una planta suculenta

Hormigas formando colonia en el tallo de una planta suculenta


Efectos de las hormigas en las plantas suculentas

Las plantas suculentas son frecuentemente atacadas por hormigas debido a la presencia común de otros insectos parásitos que proveen de alimentos gratis a estas; los cóccidos (cochinillas) y pulgones que atacan con mayor frecuencia a este tipo de plantas, excretan sustancias azucaradas que sirven de alimento a los individuos de la colonia. En la naturaleza muchas hormigas han evolucionado su comportamiento en conjunto a estos otros insectos parásitos llegando a transportarlos a sitios específicos y protegerlos de depredadores (una relación simbiótica muy conspicua), es decir, se pudiera afirmar que las hormigas pueden llegar a comportarse como los humanos pastoreando rebaños de ganado. 

Las hormigas adoran formar nuevas colonias en tallos de plantas suculentas porque son muy fáciles de perforar (la débil consistencia de estos tallos provoca que las colonias no se puedan establecer al 100%; de todas formas estos insectos provocan daños irreparable). Las perforaciones en los tallos las realizan en pocas horas y por esto, el control de las colonias debe ser urgente para tratar de evitar la muerte de la planta o rotura completa del tallo afectado. Otro problema grave que provocan estas heridas, es la aparición de bacterias y hongos patógenos oportunistas que pudrirán el área rápidamente. 

Heridas provocadas en el tallo de una planta suculenta

Heridas provocadas en el tallo de una planta suculenta


Las flores y hojas son blancos ideales para estos insectos porque las trituran con el fin de cultivar sus hongos alimenticios en las colonias (esto solo lo hacen especies cortadoras). También son capaces de tomar frutos de nuestras suculentas (lo que obtenemos para reproducir y/u obtener híbridos) y transportarlos al interior de las colonias. 

Con todo lo mencionado anteriormente es evidente reconocer que las hormigas no son beneficiosas para las plantas suculentas y por ello, hay que erradicarlas rápidamente si aparecen y evitar que aparezcan.

Colonia de hormigas en la base de una planta suculenta

Colonia de hormigas en la base de una planta suculenta


Métodos sencillos para eliminar hormigueros y evitar que aparezcan en nuestras plantas suculentas

Existen muchos métodos para controlar estos insectos en nuestras plantas crasas pero en la mayoría de los casos no son totalmente efectivos. En este post solo les compartimos los que según nuestra experiencia han dado mejores resultados; a continuación dichos métodos:

- La eliminación de pulgones y cochinillas es el primer paso que debemos realizar para exterminar la plaga de hormigas en nuestras suculentas. Recordar que estos insectos son la fuente principal de alimento de los individuos de la colonia. Para eliminar los pulgones y cochinillas se debe recurrir a insecticidas sistémicos o de contacto capaces de controlar las poblaciones.

Heridas en el peciolo de la planta suculenta Kalanchoe beharensis provocadas por hormigas

Heridas en el peciolo de la planta suculenta Kalanchoe beharensis provocadas por hormigas


- Verter alcohol en el interior de las colonias es efectivo para eliminarlas rápidamente pero solo debe hacerse en colonias donde no tengamos plantas cerca, ejemplo: Donde almacenamos el sustrato para nuestras crasas que ha sido invadido. 

- La Cipermetrina es 100% efectiva para la eliminación de estos insectos y su aplicación es muy sencilla (aplicar directamente sobre los individuos y en el interior de la colonia). Es un producto fácil de encontrar en viveros de todo el mundo y no es caro. La principal desventaja de este insecticida es que no es efectivo para la eliminación de otras plagas que atraen a las hormigas (cochinillas y pulgones). Si estas plagas persisten en las plantas, las hormigas aparecerán en el futuro nuevamente. Existen además otros insecticidas muy efectivos para controlar esta plaga pero la Cipermetrina, es la menos tóxica que conocemos.

- Para evitar hormigas en las suculentas podemos mantenerlas en macetas colgantes donde les sea difícil colonizarlas. De todas formas hay que vigilar que no trepen por la estructura colgante hasta llegar a la maceta.

Esto son los métodos que utilizamos nosotros y nos han sido 100% efectivos. Si deseas agregar alguno más que conozcas, puedes hacerlo en la caja de comentarios.

Otros artículos que te pueden interesar


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario