sábado, 13 de mayo de 2017

Una pequeña orquídea que te encantará, Tolumnia variegata



Características y fotografías de la orquídea Tolumnia variegata. Consejos básicos para el cultivo de la especie en el jardín.

La pequeña orquídea Tolumnia variegata

Tolumnia variegata es una pequeña orquídea epífita originaria de islas del Caribe como Cuba, Islas Vírgenes, La Española y Puerto Rico donde crece silvestre en bosque siempreverdes y selvas costeras. Actualmente es rara de encontrar en alguno de estos países aunque mucha literatura indique su presencia en amplios territorios debido a la extracción intensiva con fines comerciales o para colección. Es frecuentemente confundida con la especie Tolumnia leiboldii por sus similares características morfológicas.

La pequeña orquídea Tolumnia variegata


Esta especie se caracteriza por tener pequeños y comprimidos pseudobulbos que se ramifican mediante la formación de estolones. Estos estolones son capaces de formar orquídeas de más de 50 cm de altura. Las hojas presentan tres márgenes (triquetas), son alargadas (+/- 10 cm de largo), estrechas (+/- 1 cm de ancho), curvas, duras, muy comprimidas, de color verde, forma de lanza y con los márgenes aserrados. Las hojas forman atractivos abanicos que caracterizan generalmente a este grupo de orquídeas; no todas las especies de este género forman abanicos foliares

Las flores se disponen en inflorescencias laterales que desarrollan largos y finos tallos florales de +/- 35 cm de altura. El número de flores por inflorescencia varía en dependencia del tamaño de la planta y su salud. En esta especie existe un alto polimorfismo en las flores donde varían la coloración y la forma en dependencia de la variedad. Por lo general las flores presentan los pétalos y sépalos de color blanco con manchas pardas-amarillentas en la base, los sépalos siempre más pequeños y estrechos que los pétalos (generalmente redondos) y el labelo ancho de color blanco (con o sin manchas) y con forma trapezoidal. La coloración general de la flor puede variar entre el blanco y el rosado pero siempre con manchas pardo amarillentas.

La época de floración comienza en primavera y se extiende durante todo el verano y parte del otoño.

Consejos para el cultivo de la orquídea Tolumnia variegata

Tolumnia variegata es fácil de mantener en el jardín y es cultivada frecuentemente por personas con pocas experiencias en el cultivo de este grupo de plantas. A continuación los cuidados básicos de la orquídea:

Iluminación: Requiere crecer en ambientes muy iluminados donde reciba luz solar filtrada durante todo el día; nunca sol directo. El sol directo del mediodía quemará fácilmente las hojas en pocas horas aunque en climas templados, si lo tolera.

Variedad con flores más grandes de la orquídea Tolumnia variegata

Variedad con flores más grandes de la orquídea Tolumnia variegata


Temperaturas: Crece eficientemente en climas cálidos donde las temperaturas se mantengan entre los 18-35⁰C y la mínima invernal no descienda de los 8⁰C.

Sustrato: Debemos proporcionarle troncos finos con texturas escabrosas para la fijación de las raíces. También se pueden cultivar en macetas con un sustrato compuesto por fragmentos de helechos arborescentes, barro cocido, carbón vegetal y mantillo de hojas. El sustrato en las macetas debe tener un óptimo drenaje.

Frecuencia de riego: Regar frecuentemente para evitar que el sustrato se seque por completo pero tampoco excederse porque se pudren las raíces.

Plagas y enfermedades: Es atacada por cochinillas que se alojan en las hojas y espigas florales. También es afectada por caracoles y babosas que devoran raíces, fragmentos de hojas y espigas florales. Tener cuidado con algunas aves porque frecuentemente picotean las flores y espigas.

Multiplicación: A partir de la división de estolones que se forman durante el crecimiento de la planta.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario