martes, 2 de mayo de 2017

Un cactus que no te puedes perder, Mammillaria crinita



Fotografías y características del cactus conocido como Mammillaria crinita. Consejos básicos para su cultivo en el jardín.

El Cactus ornamental Mammillaria crinita

Mammillaria crinita es un pequeño cactus ornamental originario de regiones desérticas de México; crece principalmente en zonas montañosas o planicies de 1000-3000 metros sobre el nivel del mar. Esta especie es muy variable y por ello las clasificaciones han variado mucho a lo largo de los años concluyendo en un gran número de subespecies. Las variaciones se observan tanto en la morfología del tallo como en la coloración de las flores.

Mammillaria crinita ssp leucantha en flor

Mammillaria crinita ssp leucantha en flor


Esta especie se caracteriza por formar un tallo globoso central (+/- 3.8 cm de diámetro) del cual surgen numerosos macollos formando pequeñas colonias. Los tubérculos (mamilas) se disponen en numerosas series espiraladas (+/- 12) muy suaves al tacto; los tubérculos son cónicos, verde-grisáceos, miden +/- 1.5 cm de largo y con las axilas ligeramente lanosas o desnudas. En el extremo de los tubérculos se originan las espinas donde el número es altamente variable en dependencia de la subespecie. Por lo general presentan de 10-30 espinas radiales finas, blanquecinas, con +/- 1.5 cm de largo y frágiles y de 0-8 espinas centrales con el extremo uncinado, con +/- 1.3 cm de largo, rectas y de color amarillo o pardo. 

Las flores son también altamente variables en cuanto a su coloración en dependencia de la subespecie que se trate. Estas se originan en las axilas laterales superiores de la planta formando una corona de flores. Miden aproximadamente 1.5 cm de longitud, tienen forma campanulada, presentan las anteras de color amarillo pálido y el estigma multilobulado (4-5 lóbulos) de color verde-amarillo. Los colores que pueden presentar las flores son: blancas, amarillo pálido, amarillo oscuro o púrpura.

Los frutos tienen forma claviforme, son rojizos, miden de +/- 20 cm de largo y presentan numerosas semillas en su interior de color negro brillante y punteadas.

Consejos para el cultivo del cactus Mammillaria crinita

Mammillaria crinita no es un cactus muy fácil de mantener en el jardín y es muy susceptible a pudriciones de las raíces. Por esto es imprescindible tener en cuenta los siguientes consejos de cultivo para evitar la muerte de la planta y lograr que florezca:

Iluminación: Esta especie requiere de mucha iluminación para su crecimiento y floración agradeciendo algunas horas de sol directo todos los días. Tener mucho cuidado en el verano porque el sol del mediodía puede quemar el tallo fácilmente y marchitar las flores. Se recomienda exponerlo en horas de la mañana y a finales de la tarde.

Temperaturas: Necesita crecer en climas frescos o cálidos donde las temperaturas no disminuyan de los 8°C. Su rango óptimo de temperaturas se encuentra entre los 12-35°C. En algunas localidades logra soportar temperaturas de hasta -2°C (períodos muy breves y con el sustrato completamente seco) pero es preferible nunca exponerlo a estas condiciones.

Otra imagen del cactus Mammillaria crinita ssp leucantha

Otra imagen del cactus Mammillaria crinita ssp leucantha


Sustrato: Crece en su hábitat en suelos rocosos con muy baja concentración de materia orgánica. Se recomienda crear una mezcla de 2/3 de gravilla y 1/3 de materia orgánica para esta especie. También se pueden incorporar al sustrato fragmentos de carbón vegetal para combatir los hongos de forma natural. El objetivo principal es que el sustrato tenga un drenaje perfecto.

Frecuencia de riego: Regar 3-4 días luego de que el sustrato se seque. Esta especie es bastante resistente a la sequía pero muy susceptible al exceso de agua. En invierno tratar de regar lo menos posible.

Plagas y enfermedades: Es atacado por cochinillas (fundamentalmente) y por caracoles. También pueden provocar daños numerosos nemátodos (atacan las raíces) si se utilizan sustratos sin desinfectar. Cuidado con los hongos y las raíces (utilizar fungicidas preventivos una vez al mes).

Multiplicación: A partir de semilleros, mediante cultivo in vitro o por separación de macollos.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario