domingo, 7 de mayo de 2017

Cultiva Vrieseas como todo un experto con nuestros consejos!!!



Manual básico para el cultivo de plantas del género Vriesea en el jardín. Fotografías de uno de los representantes más vistoso del género.

El género Vriesea es muy popular en la jardinería por el alto valor ornamental que presentan las inflorescencias de la mayoría de las especies. Las plantas de este género son frecuentemente confundidas con especies del género Tillandsia (son muy cercanos) debido a que se diferencias solo en la carnosidad de las hojas y la presencia de pétalos en las flores. La mayoría de las especies son epífitas (algunas presentan hábitos terrestres) y por ello su cultivo es similar al de las orquídeas. 

Consejos de cultivo para plantas del género Vriesea


A continuación les brindamos los cuidados básicos de este hermoso grupo de plantas:

Consejos de cultivo para plantas del género Vriesea

Iluminación: 

Es imprescindible que reciban bastante iluminación durante todo el año pero evitando la exposición directa a la luz del sol. El sol directo es capaz de provocar quemaduras foliares y marchitamiento acelerado de las inflorescencias. Recomendamos cultivar estas plantas bajo luz solar filtrada por mallas de sombreado o por el follaje de los árboles.

Temperaturas:

Requieren crecer en climas frescos o cálidos donde las temperaturas mínimas anuales no disminuyan de los 10⁰C. Su rango óptimo de temperaturas se encuentra entre los 15-30⁰C. No toleran las heladas; pudren la roseta de hojas y las raíces.

Sustrato:

En numerosos países se utiliza como sustrato una mezcla de arena gruesa, hojas trituradas y musgos del género Sphagnum (Musgo de Turbera o Esfagno). Si no poseen musgos se pueden utilizar trozos de corteza de pino o helechos arborescentes. Recomendamos incorporar al sustrato un poco de humus de lombriz, fragmentos de carbón vegetal y trozos de barro cocido. Es de vital importancia que el sustrato drene eficientemente.

Humedad ambiental:

Este grupo de plantas agradece crecer en climas húmedos donde la humedad relativa siempre se mantenga superior al 80% (tolera 70%). Si el ambiente es muy seco y las temperaturas cálidas, se recomienda pulverizar los alrededores de la roseta todas las mañanas y a finales de la tarde. Nunca humedecer las inflorescencias.

Frecuencia de riego:

Regar regularmente en dependencia de las temperaturas. En verano es necesario regar más de 2 veces por semana para evitar la sequedad total del sustrato. Cada vez que se efectúe el riego se debe verter un poco de agua al interior de la roseta de hojas. En invierno el interior de la roseta de sebe mantener siempre seca.

Inflorescencia de una especie del género Vriesea

Inflorescencia de una especie del género Vriesea


Plagas y enfermedades:

Son atacadas raramente por cochinillas pero si aparecen, debemos eliminarlas lo más rápido posible. Los ambientes con la humedad relativa inferior al 70% provocan la sequedad apical de las hojas y temperaturas inferiores a los 10⁰C provocan la podredumbre del sistema radical. Son bastante resistente a las plagas pero son muy susceptibles a condiciones climáticas no favorables para su crecimiento.
 
Multiplicación:

Muy sencilla a partir de la separación de hijuelos que se desarrollan en la base de la planta madre. Para separarlos deben tener una estatura muy cercana a la mitad de la planta madre y siempre utilizarse objetos filosos y desinfectados. Para sembrar los hijuelos se debe preparar una mezcla más arenosa que la original, es decir, 1/3 de esfagno (o trozos de helechos arborescentes) y 2/3 de arena gruesa.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario