lunes, 3 de abril de 2017

Conoce a la planta suculenta de la Moneda, Xerosicyos danguyi



Fotos y características de la suculenta trepadora y caudiciforme conocida como planta de la Moneda. Xerosicyos danguyi. Consejos para el cultivo.

Características de la planta de la Moneda, Xerosicyos danguyi

Xerosicyos danguyi es una planta suculenta perenne de la familia Cucurbitaceae con hábito trepador y formadora de cáudex (caudiciforme). Es originaria de la región suroriental de Madagascar donde crece colgando de barrancos y farallones principalmente. No es una planta muy común en las colecciones pero se puede encontrar de todas formas, en muchas de diversos países. Es considerada una planta poco atractiva por muchos coleccionistas aunque la morfología de sus hojas es muy bonita.

Características de la planta de la Moneda, Xerosicyos danguyi


Esta especie se caracteriza por formar una raíz gruesa (cáudex) del cual se originan largos tallos delgados muy ramificados y decumbentes (más de 45 cm de largo). Los tallos presentan estructuras trepadoras llamadas zarcillos que les permiten sujetarse a objetos y trepar (los zarcillos son muy largos y delgados) libremente. Si los zarcillos no logran alcanzar algún objeto pueden secarse o enrollar el mismo tallo que le dio origen. Estas estructuras especializadas siempre se disponen opuestas a las hojas.

Las hojas son el principal atractivo de la especie por su morfología. Se disponen opuestas a los zarcillos, presentan forma orbicular (son redondas, parecen monedas), son muy carnosas, haz plano y envés curvo (convexo), peciolos pequeños pero conspicuos y verde grisáceas. Cuando las hojas son muy jóvenes presentan una coloración verde clara y no son carnosas (la carnosidad la van adquiriendo con el tiempo).

Las flores no son muy atractivas y generalmente aparecen en plantas con grandes dimensiones. Se disponen numerosas en inflorescencias axilares que aparecen en diferentes áreas de los tallos. Son pequeñas, la corola presenta 4 segmentos que son de color verde amarillento. Es una especie dioica; existen plantas con flores masculinas y otras con flores femeninas siendo necesario tener las dos para lograr obtener semillas.

Consejos para el cultivo de la planta de la Moneda, Xerosicyos danguyi

Es una planta muy fácil de mantener en el jardín siendo especialmente ideal para macetas colgantes de exterior. A continuación sus cuidados:

Iluminación: Requiere mucha luz para crecer óptimamente siendo recomendado la exposición directa al sol en horas de la mañana y finales de la tarde. No crece en zonas muy umbrías.

Temperaturas: Mucho calor para un mejor resultado. El rango óptimo de temperaturas debe estar entre los 15-35°C. No tolera temperaturas inferiores a los 5°C.

Sustrato: Necesita crecer en suelos muy permeables. No soporta el estancamiento del agua prolongado porque la pudre con facilidad. Crece bien en sustratos para crasas y cactáceas con la incorporación de una capa de gravilla.

Fotografía de la planta de la Moneda en una rocalla, Xerosicyos danguyi

Fotografía de la planta de la Moneda en una rocalla, Xerosicyos danguyi


Frecuencia de riego: Regar cuando el sustrato se seque por completo debido a que es muy susceptible a pudrirse por exceso de humedad. En temporadas invernales solo se debe regar cuando las hojas se tornen arrugadas.

Plagas y enfermedades: No es atacada frecuentemente por plagas pero a veces, aparecen cochinillas. Su principal enemigo es el exceso de agua en el sustrato.

Multiplicación: A partir de esquejes de 10 cm o más de largo o mediante semillas. Solo se observará la formación del cáudex mediante el cultivo a partir de semillas.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario