viernes, 7 de abril de 2017

La hermosa suculenta Sedum palmeri



Fotografías y características de la planta suculenta llamada Sedum palmeri. Consejos básicos para su cultivo en el jardín.

Características generales de la planta suculenta Sedum palmeri
 
Sedum palmeri es una planta suculenta herbácea de la familia Crassulaceae muy cultivada como planta ornamental por su belleza, fácil cultivo, floración y rápido crecimiento. Es utilizada frecuentemente para cubrir jardineras o rocallas que reciban pocas horas de luz solar directa. No es una planta capaz de tolerar la intensa luz solar veraniega de los trópicos.

Roseta típica de la planta suculenta Sedum palmeri

Roseta típica de la planta suculenta Sedum palmeri


Esta especie se caracteriza por formar rosetas de hojas poco compactas y tallos rastreros (semi-erectos en plantas muy pequeñas) y muy ramificados que cubren grandes áreas en poco tiempo. Los tallos desarrollan numerosas raíces (se forman en las cicatrices de las antiguas hojas) a todo lo largo permitiendo a la planta sobrevivir si sufre alguna fractura, es decir, si el tallo se rompe, existirán más raíces que mantendrán viva a la planta sin necesidad de volverlas a producir. Los tallos poseen una coloración verde grisácea muy conspicua, son completamente glabros y lisos.

Las hojas son alargadas, ovaladas y poco carnosas (no superan los 0,4 cm de grosor). Miden +/- 10 cm de largo por +/-3 cm de ancho en su región media. Presentan el margen entero con el ápice redondeado o ligeramente agudo. La coloración de las hojas es verde clara con tonos grisáceos. Las rosetas de hojas en esta planta no son muy compactas (se observa una separación en el tallo entre una y otra de +/- 0.4 cm) en comparación con otras especies del género.

Las flores son muy pequeñas pero se disponen numerosas en inflorescencias terminales que las hacen extremadamente atractivas. Las inflorescencias se desarrollan en el ápice de los tallos y son capaces de formar más de 40 flores que abrirán poco a poco. Las flores tienen forma estrellada con los segmentos de la corola (5 pétalos libres en esta especie) y las estructuras reproductoras completamente amarillas. En las flores se observan 10 estambres y 4 carpelos centrales globosos con los ápices agudos.

Roseta con inflorescencia en formación de la planta suculenta Sedum palmeri

Roseta con inflorescencia en formación de la planta suculenta Sedum palmeri


Consejos para el cultivo de la planta suculenta Sedum palmeri

Sedum palmeri es fácil de mantener en el jardín pero es muy susceptible a las insolaciones fuertes y sequías prolongadas. A continuación sus cuidados básicos:

Iluminación: Es una especie que requiere mucha iluminación para crecer y florecer pero no tolera el sol directo del mediodía. Se recomienda cultivar a semisombra o bajo mallas de sombreado para evitar la deshidratación rápida de la planta y posibles quemaduras en las hojas. Tampoco se debe cultivar en sitios umbríos porque se etiolará y no florecerá.

Temperatura: Necesita crecer en climas frescos donde las temperaturas no se eleven de los 35°C y no disminuyan de los 8°C. Preferiblemente debe cultivarse en un rango de temperaturas entre los 15-28°C. Evitar la exposición a heladas.

Flores de la planta suculenta Sedum palmeri

Flores de la planta suculenta Sedum palmeri


Sustrato: Un drenaje perfecto es imprescindible para mantener la salud de las raíces de la especie y evitar la pudrición de estas. No necesita un suelo muy rico en materia orgánica pero una incorporación trimestral es agradecida. Crece muy bien en sustratos elaborados para crasas y cactáceas con una capa adicional de arena gruesa.

Frecuencia de riego: A diferencia de otras suculentas, tolera un riego más frecuente pero no excesivo. Si el calor ambiental es muy intenso tiende a deshidratarse bastante rápido. Por esto, en verano se debe regar 2 veces semanales. El riego perfecto es efectuarlo cuando el sustrato se halla secado por completo.

Plagas y enfermedades: Es atacada por caracoles, cochinillas, pulgones, ácaros e incluso algunas aves. Las plagas como las cochinillas y pulgones pueden retirarse con ayuda de un algodón humedecido con alcohol o retirándolos con ayuda de las uñas. Los ácaros se evitan manteniendo un ambiente húmedo alrededor de la planta (pulverizaciones cada dos días). Los caracoles devoran los brotes nuevos y por esto, debemos ubicarla en sitios inalcanzables para estos.

Multiplicación: A partir de esquejes de aproximadamente 10 cm. También podemos cortar parte de un tallo rastrero y separar la planta. Las nuevas rosetas que aparecen en los tallos también pueden ser separadas para lograr nuevas plantas.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

1 comentario: