viernes, 28 de abril de 2017

Un cactus imprescindible en tu colección, Mammillaria mazatlanensis



Fotografías de variedades del cactus Mammillaria mazatlanensis. Descripción básica de la especie y consejos para su cultivo en el jardín.

Un cactus con flores preciosas, Mammillaria mazatlanensis

Mammillaria mazatlanensis es un pequeño cactus columnar y altamente prolífico originario de zonas occidentales desérticas de México (crece en estados como Colima, Michoacán, Sinaloa, Sonora entre otros). En la actualidad se han descrito diferentes subespecies donde se observan divergencias morfológicas apreciables y variedades de colores en las flores. Es uno de los cactus del género Mammillaria más fácil de multiplicar por separación de hijuelos debido a que la formación de raíces comienza a los 7-9 días después de separados. Este cactus no presenta látex (algunas Mammillarias presentan látex para cicatrizar rápidamente las heridas).

Un cactus con flores preciosas, Mammillaria mazatlanensis


Esta especie se caracteriza por formar tallos cilíndricos semi-erectos (rastreros cuando adquieren grandes dimensiones) que logran alcanzar más de 20 cm de largo. De los tallos se originan numerosas ramificaciones que con el tiempo formarán grandes colonias de aproximadamente 50 cm de diámetro o más. Los tallos presentan una coloración verde oscura o ligeramente rojiza si son expuestos a fuentes de iluminación intensa. Además presentan numerosos tubérculos (mamilas) coniformes o piramidales que dan origen en el ápice a las espinas (10-18 espinas radiales blanquecinas (o algo pardas) y rectas; de 1-4 espinas centrales, una de las centrales con forma de gancho en el ápice). Las axilas de los tallos generalmente desnudas o con pocos y pequeños filamentos blanquecinos.

Las flores son muy hermosas y se originan en las axilas apicales de los tallos.  Miden aproximadamente 1.8 cm de diámetro con variaciones de colores que van desde el rosa hasta el rojo. El estigma de la flor presenta numerosos lóbulos (7) verdosos y los carpelos de los estambres por debajo de estos y de color amarillo. Los frutos son pardo-rojizos y desarrollan numerosas semillas pardas.

Flor rosa de una variedad de Mammillaria mazatlanensis

Flor rosa de una variedad de Mammillaria mazatlanensis


Consejos para el cultivo del cactus Mammillaria mazatlanensis

El cactus Mammillaria mazatlanensis es extremadamente sencillo de mantener en el jardín. Sus requisitos de cultivo son mínimos y puede ser cuidado por personas con pocas experiencias en el cultivo de cactus. De todas formas es imprescindible conocer sus cuidados básicos para mantenerlo siempre saludable. A continuación sus requerimientos de cultivo:

Iluminación: Recomendamos cultivar esta especie en lugares expuestos al sol para obtener un acelerado crecimiento y floraciones abundantes. También puede cultivarse en lugares ligeramente sombreados pero las floraciones serán débiles o nulas.

Temperaturas: Agradece crecer bajo la influencia de temperaturas cálidas o frescas que se mantengan entre los 15-35⁰C. No exponer a temperaturas inferiores a los 8⁰C para evitar pudriciones mortales.

Sustrato: Crece muy bien en sustratos rocosos con una incorporación mínima de materia orgánica. El drenaje perfecto del sustrato es imprescindible para mantener saludable el sistema radical de la planta. Si utilizamos sustrato para crasas o cactáceas, se debe incorporar a la mezcla, un poco de gravilla o arena gruesa.

Flor púrpura de una variedad de Mammillaria mazatlanensis

Flor púrpura de una variedad de Mammillaria mazatlanensis


Frecuencia de riego: Regar en estaciones cálidas cuando el sustrato se seque por completo para un mejor resultado y así evitar las pudriciones por exceso de agua. En épocas invernales el riego debe disminuirse drásticamente; regar una vez al mes. Evitar rociar los alrededores de la planta porque no agradece ambientes muy húmedos.

Plagas y enfermedades: Es atacado por cochinillas y hongos. Las cochinillas son difícil de retirar en muchas ocasiones por la gran cantidad de espinas que presenta la planta. Utilizar un palillo fino para deshacerse de ellas. Los hongos atacan las raíces y los tallos; evitar utilizar sustratos sin desinfectar y con pésimo drenaje, la exposición a bajas temperaturas y el riego excesivo.

Otros aspectos: Tener mucho cuidado a la hora de manipular la planta porque las espinas con forma de gancho pueden dañar las manos y conjuntamente a la planta (un tirón fuerte puede romper tubérculos o fragmentos de tallos).

Multiplicación: Muy fácil a partir de separación de hijuelos (ramificaciones) o mediante semillero en primavera. 

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario