miércoles, 15 de marzo de 2017

La Turnera de Ojos Pardos, Turnera subulata



Fotografías de la planta ornamental conocida como Turnera de Ojos Pardos, Turnera subulata. Características de la especie y consejos para el cultivo.

Descripción de la planta Turnera subulata

Turnera subulata es una especie herbácea muy popular en la jardinería por su abundante y hermosa floración. Es una especie originaria de la zona central y sur del continente americano pero su alto valor ornamental ha provocado su introducción en países asiáticos, europeos e incluso en islas del Caribe (las fotos fueron tomadas en un jardín de Cuba). 

Flores de la planta Turnera de Ojos Pardos, Turnera subulata

Flores de la planta Turnera de Ojos Pardos, Turnera subulata


Esta especie se caracteriza por desarrollar tallos delgados y ligeramente leñosos en su región basal con abundantes ramificaciones que surgen de las axilas de las hojas. Los tallos son semi-erectos (algunas veces rastreros) llegando a alcanzar +/- 70 cm de altura. Las abundantes ramificaciones de los tallos hacen a esta planta ideal para cubrir espacios grandes de terreno en el jardín. Además es una especie perenne (muy longeva) y su follaje se mantiene durante todo el año.

Las hojas se disponen opuestas en los tallos, tienen aproximadamente 8 cm de largo por 3.5 cm de ancho, son de color verde oscuro, presentan un peciolo de +/- 1.5 cm de largo, son elípticas con el margen aserrado en su región media-apical y entero en la basal, el haz piloso y nerviación conspicua.

Las flores son el principal atractivo de la especie y aparecen en abundancia durante las épocas más cálidas del año (en algunos países pueden aparecer durante todo el año). Estas aparecen en el ápice de los tallos formándose en las axilas foliares. Las flores presentan 5 pétalos blancos (o amarillos pálidos), con manchas púrpuras basales que están rodeadas por tonos amarillos muy conspicuos. Esta combinación de colores es muy atractiva en la jardinería y para los polinizadores (abejas, coleópteros y lepidópteros).

Abeja polinizando flor de la planta Turnera de Ojos Pardos, Turnera subulata

Abeja polinizando flor de la planta Turnera de Ojos Pardos, Turnera subulata


Consejos para el cultivo de la Turnera de Ojos Pardos, Turnera subulata

Turnera subulata es sencilla de cultivar en el jardín siendo principalmente susceptible a las bajas temperaturas y algunas plagas. A continuación sus cuidados:

Iluminación: Necesita mucha luz para crecer y florecer tolerando el sol directo muy bien. En verano es preferible ubicarla a semisombra donde reciba el sol de las mañanas y el del atardecer porque el del mediodía la puede quemar. El sol intenso puede quemar las flores.

Temperaturas: Requiere crecer en climas frescos o cálidos donde las temperaturas nunca disminuyan de los 6°C.  Temperaturas inferiores son mortales. Su rango óptimo se encuentra entre los 15-30°C.

Sustrato: Es una planta que prefiere crecer en suelos ricos en materia orgánica y con un óptimo drenaje. Se puede utilizar sustrato universal con una capa de gravilla o arena gruesa.

Vista de la planta Turnera de Ojos Pardos (Turnera subulata) en un jardín

Vista de la planta Turnera de Ojos Pardos (Turnera subulata) en un jardín


Frecuencia de riego: Riego frecuente en estaciones cálidas (hasta 3 veces por semana) sin encharcar el sustrato. En invierno reducir el riego pero evitando que la tierra se reseque mucho.

Plagas y enfermedades: Es atacada por cochinillas, áfidos, hormigas y algunas aves. Controlar las plagas con plaguicidas naturales o industriales para evitar caída de flores y deterioro de la salud de la planta. Los hongos atacan su profundo sistema radical si el sustrato se mantiene muy húmedo durante mucho tiempo.

Multiplicación: A partir de semillas o esquejes de tallos de aproximadamente 15 cm de largo o más.

Otras plantas ideales para tu jardín


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario