viernes, 24 de marzo de 2017

Una suculenta que querrás tener. Kleinia stapeliiformis



Fotografías y características generales de la planta suculenta llamada Kleinia stapeliiformis. Consejos básicos para su cultivo en el jardín.

La suculenta Kleinia stapeliiformis

Kleinia stapeliiformis es una especie suculenta sudafricana de la familia Asteraceae bastante cultivada en el mundo por su aspecto y fácil cultivo. Esta especie fue reclasificada en los últimos años dentro de la familia, es decir, su nombre científico anterior era Senecio stapeliiformis. Es una planta perenne de crecimiento bastante rápido y muy resistente a las sequías.

Vista de la planta suculenta Kleinia stapeliiformis

Vista de la planta suculenta Kleinia stapeliiformis


Se caracteriza por tener tallos cilíndricos y muy carnosos (+/- 4 cm de diámetro) que poseen de 5-8 costillas bien definidas. Estos tallos crecen erectos y pueden alcanzar más de 18 cm de largo. Además, cada tallo desarrolla ramificaciones laterales basales similares a las que forman especies del género Stapelia y otras plantas de la subfamilia Asclepiadoideae; en algunas ocasiones se confundía a primera vista con especies de dicha subfamilia. Las costillas de los tallos desarrollan tubérculos cónicos dispuestos hacia arriba de color verde (morados en exposiciones soleadas) muy llamativos. El color base de los tallos es verde grisáceo observándose de colores verdosos más oscuros en el margen de las costillas.

Las flores (inflorescencias en capítulo en esta planta) aparecen en el ápice de los tallos. Las inflorescencias desarrollan primeramente un delgado tallo floral de +/- 5.5 cm de largo y de disponen solitarias en el ápice de este. Las inflorescencias  son cilíndricas y desarrollan numerosas florecillas con pétalos naranjas-rojizos muy llamativos. Luego de polinizadas las flores se desarrollan pequeños aquenios que son dispersados por numerosos pelos (vilano) gracias a corrientes de aire.

Consejos para el cultivo de la planta Kleinia stapeliiformis

Es una suculenta de fácil cultivo siendo cultivada perfectamente por personas con muy pocas experiencias en el cultivo de este tipo de plantas. A continuación sus cuidados básicos:

Iluminación: Crece bien a semisombra pero según nuestras experiencias, recomendamos cultivarla a pleno sol. El sol directo potenciará su crecimiento y mejorará la estética de la planta (tubérculos morados muy atractivos).

Temperatura: Requiere crecer en climas cálidos donde las temperaturas no disminuyan de los 10°C durante temporadas largas. Soporta temperaturas entre los 15-35°C o más. Las heladas la pudrirán.

Detalles de los tubérculos de la planta suculenta Kleinia stapeliiformis

Detalles de los tubérculos de la planta suculenta Kleinia stapeliiformis


Sustrato: Tolera una amplia variedad de sustratos siempre que tengan un óptimo drenaje. Crece bien en sustrato universal con una capa de gravilla o arena gruesa. También se puede utilizar sustrato ideal para crasas y cactáceas.

Frecuencia de riego: Regar preferiblemente cuando la tierra esté completamente seca aunque sobrevive muchos días sin agua. Los riegos excesivos pudrirán sus raíces y la planta en general.

Plagas y enfermedades: Es atacada en algunas ocasiones por pulgones y cochinillas que son muy fáciles de eliminar manualmente o con insecticidas específicos. También puede ser atacada por caracoles y babosas que devoran secciones de tallos y raíces; tener mucho cuidado porque provocan daños graves.

Multiplicación: Por esquejes (ramificaciones) que enraízan bastante rápido o mediante semillas. Los esquejes deben dejarse secar (el área del corte) durante 24 horas antes de ser sembrados.

Paginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario