miércoles, 1 de marzo de 2017

La suculenta Orejas de Elefante, Kalanchoe beharensis



Fotografías y características de la planta suculenta conocida popularmente como Orejas de Elefante, Kalanchoe beharensis. Consejos básicos para su cultivo. 

Características de la planta Kalanchoe beharensis

Kalanchoe beharensis es una especie suculenta arbustiva (puede llegar a formar pequeños árboles de +/- 2.5 metros de altura) de la familia Crassulaceae muy famosa en colecciones del mundo por la belleza de su follaje. Es una planta originaria de Madagascar pero su valor ornamental ha permitido su establecimiento en jardines de casi todos los continentes. Además posee una de las hojas más grandes del género siendo estas, las que le brindan el mayor valor estético. 

La suculenta Orejas de Elefante, Kalanchoe beharensis


La suculenta Orejas de Elefante se caracteriza por desarrollar un tronco central, solitario (puede llegar a dividirse en dos pero es bastante raro. Las ramificaciones aparecen a veces en plantas con tallos de más de 1 metro de altura o por roturas del tallo central) y erguido que puede llegar a sobrepasar los 2 metros de altura. Este tallo central es bastante delgado para las dimensiones que puede alcanzar la planta pero aun así, se mantiene derecho sin problemas. El tronco se caracteriza por ser muy irregular debido a que se observan numerosas protuberancias que dejan las hojas al caer (nudos). Posee una coloración pardo-grisácea con su superficie cubierta de pequeños pelos blanquecinos.

Las hojas son muy grandes (+/- 15 cm de largo por 7.5 cm de ancho), presentan un peciolo muy conspicuo (+/- 5 cm de largo), se disponen opuestas en los tallos y perpendiculares en el tallo con respecto a las anteriores (decusadas), se ubican en la región apical del tallo, son suculentas, están formada por tres lóbulos (2 lóbulos laterales y uno central mucho más grande) y están cubiertas por una lana blanquecina que junto al verde basal, le dan una coloración verde-grisácea. Cada lóbulo tiene forma lanceolada con el margen irregular (se observan numerosas ondulaciones de diferentes tamaños y algunas con terminaciones agudas) y plegadas (formando una V). Tanto las hojas como el peciolo presentan su superficie cubierta de pelos como mencionamos anteriormente. El margen de las hojas más antiguas presenta una coloración parda oscura más o menos visible.

Las flores no son llamativas en esta especie y muchos coleccionistas las eliminan antes de que terminen su desarrollo. Estas aparecen en inflorescencias terminales en corimbo de más de 55 cm de altura. Las inflorescencias aparecen solitarias y están muy divididas. Las flores son pequeñas (+/- 8 mm de largo de corola) con una coloración rosácea muy conspicua. La floración es observable generalmente en plantas cultivadas en exteriores; en plantas cultivadas en interior es raro que lo hagan.

Existen en la actualidad números cultivares obtenidos mediante el cruce de esta especie con otras con el fin de lograr plantas más atractivas.

Consejos para el cultivo de la planta suculenta Orejas de Elefante, Kalanchoe beharensis

Es una de las suculentas del género más fáciles de mantener debido a que sus requerimientos de cultivo son mínimos:

Iluminación: Tolera tanto crecer en interiores iluminados o a pleno sol durante todo el año. Es una planta capaz de tolerar el sol intenso del verano.

Temperatura: Es una planta tropical y por esto necesita crecer en climas con temperaturas frescas o cálidas. El rango de temperaturas ideal es de 10-35°C para un óptimo desarrollo. Es susceptible a temperaturas inferiores a los 5°C las cuales, provocan la caída del follaje y la pudrición de las raíces y el tronco. No soporta temperaturas bajo 0°C.

Vista de la planta suculenta Oreja de Elefante, Kalanchoe beharensis

Vista de la planta suculenta Oreja de Elefante, Kalanchoe beharensis


Sustrato: Es impresionante la cantidad de sustratos en la que esta planta puede crecer, es decir, se desarrolla con normalidad en sustratos con mucha o poca materia orgánica. La característica principal que deben tener todos los sustratos es un óptimo drenaje porque la especie es susceptible a la pudrición de las raíces por exceso de humedad. 

Frecuencia de riego: Tolera un riego frecuente en las temporadas más cálidas del año. En épocas invernales los riegos deben ser más espaciados porque las bajas temperaturas y la humedad en el sustrato pueden propiciar el desarrollo de hongos patógenos. Regar siempre a la altura del sustrato porque la retención de agua en la vellosidad de las hojas, puede pudrirlas.

Plagas y enfermedades: Es bastante resistente a las plagas pero es frecuentemente atacada por cochinillas que se alojan tanto en las hojas como en el tallo. Estas cochinillas pueden provocar deformaciones en el crecimiento y caída de las hojas; eliminarlas lo más rápido posible. Las corrientes de aire frío provocarán el amarillamiento o caída de las hojas.

Multiplicación: A partir de esquejes de hojas o mediante semillas. Los esquejes de tallos también pueden utilizarse para esta tarea siempre que se hayan obtenido de las regiones más jóvenes de la planta.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

1 comentario: