jueves, 9 de marzo de 2017

Todos los cuidados e información de la orquídea Cattleya maxima



Descripción y fotografías de la floración de la orquídea Cattleya maxima. Consejos básicos para el cultivo de la especie.  

La orquídea Cattleya maxima

Cattleya maxima es una orquídea epífita o litófita de la familia Orchidaceae originaria de las selvas tropicales de países de América del Sur (Ecuador, Perú, Venezuela y Colombia) donde crece silvestre. Es muy apreciada por coleccionistas por sus grandes flores y diferentes tonalidades que se pueden encontrar. Debido a esto, está amenazada de extinción por extracciones intensiva del hábitat y destrucción de este por la ampliación de la agricultura y zonas urbanas.

La orquídea Cattleya maxima


Esta especie se caracteriza por desarrollar largos y delgados pseudobulbos de más de 20 cm de largo. Estos pseudobulbos son de los más grandes dentro del género Cattleya. Además cada pseudobulbo desarrolla una sola hoja (pertenece al grupo de Cattleyas unifoliadas, ejemplos: Cattleya lueddemanniana, Cattleya mossiae, entre otras) coriácea de aproximadamente 18 cm de largo.

Las flores se desarrollan en inflorescencias apicales que pueden producir más de 5 flores. Cada flor se caracteriza por tener los sépalos estrechos con bordes ondulados y los pétalos algo caedizos con los bordes muy irregulares en la región media-terminal; tanto los pétalos como los sépalos pueden tener una coloración que va desde el blanco hasta el morado claro. El labelo en esta especie está muy desarrollado; tiene forma cilíndrica en su región media-basal (cubre la columna) y se amplía mucho en la media-apical. En esta última región se observan los bordes muy rizados, una coloración amarilla (puede ser anaranjada) central con numerosas estrías de color púrpura en los laterales.

Vista del labelo de la orquídea Cattleya maxima

Vista del labelo de la orquídea Cattleya maxima


Consejos para el cultivo de la orquídea Cattleya maxima

Cattleya maxima no es difícil de mantener en el jardín siendo cultivada, en muchas ocasiones, por personas con pocas experiencias y sin resultarles nada difícil. A continuación sus cuidados:

Iluminación: Es una especie que requiere de mucha luz durante todo el año para crecer y florecer siendo capaz de tolerar algunas horas de sol directo sin problemas. Para un mejor resultado se recomienda ubicarla bajo mallas de sombreado leve debido que, en algunas ocasiones, el sol del mediodía quema las hojas y flores.

Temperaturas: Requiere crecer en climas frescos o cálidos donde las temperaturas se mantengan estables entre los 18-30°C. No tolera inviernos donde las temperaturas disminuyan de los 10°C.

Otra foto de la flor de la orquídea Cattleya maxima

Otra foto de la flor de la orquídea Cattleya maxima


Sustrato: Se puede sembrar tanto en troncos para epífitas o en macetas con sustratos. En macetas se debe elaborar una mezcla compuesta por trozos de barro, corteza de pino, carbón vegetal y una capa de mantillo de hojas. 

Frecuencia de riego: Regar regularmente durante el crecimiento evitando la sequedad total del sustrato. Si las raíces se secan demasiado se pudren.

Plagas y enfermedades: Es atacada por cochinillas, pulgones y caracoles. Controlar regularmente las plagas con plaguicidas específicos para evitar represiones de floraciones o pudriciones. Los hongos atacan las raíces y pseudobulbos si el sustrato se mantiene encharcado durante mucho tiempo.

Multiplicación: A partir de división de pseudobulbos que surgen en la base de los más antiguos. También a partir de semillas utilizando el cultivo in vitro para un mejor resultado.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario