sábado, 18 de febrero de 2017

El Sedum Dorado o Sedum Cobre, Sedum adolphii



Fotografías y descripción de la planta suculenta conocida como Sedum Dorado o Sedum Cobre, Sedum adolphii. Consejos básicos para su cultivo.

Una suculenta que no puede faltar en tu jardín, Sedum adolphii

Sedum adolphii es una planta suculenta perenne de la familia Crassulaceae ampliamente cultivada en colecciones y jardines de todo el mundo. Es una planta muy utilizada en la decoración de rocallas y jardines xerófitos aunque también es cultivada en macetas. Es una planta originaria de México pero su alta resistencia a la sequía y fácil cultivo ha permitido su cultivo en casi todos los continentes del planeta. 

El Sedum Dorado o Sedum Cobre, Sedum adolphii


Esta especie se caracteriza por formar pequeños arbustos (es una planta subarbustiva) con tallos ramificados y rastreros o colgantes (los tallos más pequeños mantienen un porte erecto temporal). Generalmente crece sobre sustratos rocosos a los cuales se adhiere fuertemente. 

Las hojas se disponen en rosetas +/- compactas en dependencia de la intensidad luminosa que reciban. El follaje se caracteriza por tener forma lanceolada con un ligera inclinación hacia arriba y presentar una coloración verde clara que puede tornarse rojiza (específicamente color cobre) si recibe mucha luz. Las hojas poseen un alto potencial para la multiplicación asexual de la planta y por ello están débilmente unidas a los tallos, es decir, cualquier roce puede provocar el desprendimiento de estas. Este alto potencial de multiplicación ha provocado que en algunos sitios pueda convertirse como planta invasiva.

Las flores son bastante atractivas y aparecen numerosas en inflorescencias corimbosas apicales que desarrollan más de 15 de ellas. Cada flor es de pequeña talla, tiene forma estrellada y posee un color blanco muy atractivo. Generalmente florece en temporadas veraniegas.

Consejos básicos para el cultivo del Sedum Dorado o Sedum Cobre, Sedum adolphii

Sedum adolphii es una de las suculentas más fáciles de cultivar en todo el mundo debido a su extrema resistencia a la sequía y sencilla multiplicación. A continuación sus cuidados:

Iluminación: Es imprescindible una intensa iluminación para que el follaje tome su color cobre característico. Esta especie tolera la exposición directa al sol durante todo el año aunque también crece sin problemas a semisombra. En exposiciones menos luminosas las hojas poseen coloraciones más verdosas. Solo se debe resguardar un poco del sol intenso del mediodía en verano.

Inicio de la coloración cobre por exposición solar directa. Sedum Dorado o Sedum Cobre, Sedum adolphii

Inicio de la coloración cobre por exposición solar directa. Sedum Dorado o Sedum Cobre, Sedum adolphii


Temperatura: Temperaturas frescas a cálidas son la mejor opción para la especie. Su rango óptimo debe oscilar entre los 15-26°C para un crecimiento perfecto y floración. Tolera descensos de temperaturas si el sustrato está completamente seco.

Sustrato: Prefiere crecer en sustratos rocosos pero es muy tolerante a cualquier otro tipo. Es imprescindible una buena permeabilidad de estos para evitar pudriciones de las raíces.

Frecuencia de riego: Es una planta que necesita muy poca agua para sobrevivir durante todo el año. En épocas cálidas se debe regar solo cuando el sustrato se haya secado por completo. En invierno el riego debe ser reducido o totalmente suspendido para evitar pudriciones.

Plagas y enfermedades: Es muy resistente a las plagas pero algunas pueden aparecer con regularidad. Las cochinillas son frecuentes y se disponen principalmente en las uniones de las hojas a los tallos. Algunos moluscos (caracoles y babosas) pueden devorar secciones de las hojas o brotes apicales de los tallos más jóvenes.

Multiplicación: Extremadamente sencilla a partir de esquejes de tallos u hojas. Los esquejes deben dejarse secar (la región de corte) durante 24-48 horas antes de ser sembradas.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario