sábado, 25 de febrero de 2017

La Rosa de Plata. Echeveria gibbiflora var. metallica



Fotos y características de la planta suculenta conocida como Rosa de Bronce o Rosa de Plata, Echeveria gibbiflora var. metallica. Consejos para el cultivo.

La Rosa de Bronce o Rosa de Plata, Echeveria gibbiflora var. metallica

Echeveria gibbiflora var. metallica es una planta suculenta herbácea de la familia Crassulaceae ampliamente coleccionada en el mundo por la belleza de su enorme y erguido porte y gran follaje. Es una de las plantas del género de mayor talla conocida (más de 1 metros de altura) con hojas muy grandes y suculentas. Es una variedad natural de la especie tipo (Echeveria gibbiflora) donde varía fundamentalmente en la coloración de las hojas. Es endémica de México donde crece fundamentalmente en sustratos basados en gravilla y muy poca materia orgánica pero su valor ornamental ha provocado su cultivo en numerosos países en todo el mundo.

La Rosa de Bronce o Rosa de Plata, Echeveria gibbiflora var. metallica


La Rosa de Bronce o Rosa de Plata se caracteriza por formar un tallo grueso (+/- 1 cm de diámetro) y suculento de aproximadamente 1 metro o más de altura. Por lo general este tallo se mantiene erguido pero en algunas ocasiones puede llegar a inclinarse hacia abajo por el peso de la roseta de hojas. Este tallo posee una coloración grisácea muy conspicua debido a que se encuentra recubierto por una sustancia protectora (pruína) que evita quemaduras si el sol le incide directamente y no permite que las hojas se mantengan húmedas (sustancia hidrofóbica); su color base es verde-rosáceo. Además también se pueden observar cicatrices pardas que dejan las hojas luego de caerse. Las ramificaciones son poco comunes y por lo general se forman plantas hijas en los laterales de la base del tallo central.

Las hojas son muy atractivas y bastante grandes en comparación con otras especies del género. Cada hoja puede medir +/- 12 cm de largo por +/- 7 cm de ancho. Estas se disponen en una roseta ligeramente compacta aunque dicha roseta solo se observa en el ápice de los tallos cuando la planta toma grandes dimensiones. Las hojas tienen el margen entero, son ovaladas con su zona más ancha en la región media superior, presentan un surco central muy conspicuo y el ápice ligeramente agudo o redondeado con una pequeña evaginación terminal con forma de espina. La coloración metálica o bronceada de las hojas se debe a la pruina presente en la superficie de estas; el color bronce se observa mejor cuando existe una exposición prolongada al sol.
Las flores se disponen en inflorescencias paniculadas que se colocan en la región terminal del tallo floral. Las inflorescencias surgen en los laterales de la roseta desplegando el escapo floral de forma vertical. Las flores son pequeñas con forma de farolillos; la corola es rojiza con los extremos amarillos. La época de floración ocurre fundamentalmente en los meses más cálidos del año.

Consejos para el cultivo de la Rosa de Bronce o Rosa de Plata, Echeveria gibbiflora var. metallica

Echeveria gibbiflora var. metallica es muy sencilla de mantener en el jardín siendo sus principales enemigos algunas plagas, suelos encharcado y bajas temperaturas. A continuación sus cuidados:

Iluminación: Requiere mucha luz para crecer fuerte y saludable. Es una planta capaz de crecer bajo luz solar directa aunque puede sufrir quemaduras si recibe el sol más fuerte del verano. En esta estación es mejor cultivarla bajo luz solar filtrada.

Vista lateral de la roseta de la planta suculenta Rosa de Bronce o Rosa de Plata, Echeveria gibbiflora var. metallica

Vista lateral de la roseta de la planta suculenta Rosa de Bronce o Rosa de Plata, Echeveria gibbiflora var. metallica


Temperatura: Es una planta tropical y por ello, agradece climas cálido con inviernos suaves. Las temperaturas inferiores a los 4°C provocan daños en sus tejidos y por consiguiente, la muerte de la planta. Las heladas son mortales.

Sustrato: Es imprescindible que la tierra posea un drenaje perfecto porque los encharcamientos pudrirán sus raíces con facilidad. Utilizar un sustrato que posea 2/3 de gravilla y 1/3 de tierra desinfectada.

Frecuencia de riego: Regar cuando el sustrato esté completamente seco para un óptimo crecimiento y floración. El riego debe ser moderado en las épocas más frías del año.

Plagas y enfermedades: Es atacada frecuentemente por cochinillas, pulgones y moluscos que pueden dañar considerablemente a la planta. En tierras no esterilizadas pueden atacar sus raíces nemátodos que las devoran llegando a matarla. Los hongos atacan las raíces y las pudren si el sustrato se mantiene húmedo durante mucho tiempo.

Multiplicación: A partir de esquejes de hojas y tallos. Las hojas demoran un par de semanas generalmente para desarrollar raíces.

Páginas relacionadas:


Síguenos en nuestras redes sociales:

1 comentario:

  1. Excelente blog!
    Te invito a visitar Educación Inicial!!
    http://lablogoteca.20minutos.es/educacion-inicial-44571/0/
    Estoy en solidario!! Mucha suerte!!! Saludos

    ResponderEliminar