domingo, 29 de enero de 2017

Aprende a trasplantar en cepellón a tus plantas



Consejos para realizar un óptimo trasplante con cepellón y mantener saludables las raíces de nuestras plantas.

Realiza el trasplante en cepellón como un experto

El cepellón es aquella porción del sustrato que se adhiere a las raíces de las plantas creando una estructura generalmente cilíndrica y uniforme; es muchas veces observable (depende de la cantidad de raíces que haya formado la planta) cuando extraemos las plantas de las macetas. El cepellón bien formado es muy beneficioso a la hora del trasplante porque mantiene el área sustrato-raíz de igual forma a la que existía dentro de la maceta. Al mantener esta área sustrato-raíz el trasplante a una vasija más grande será mucho más sencillo, las raíces no sufrirán daños considerables y la proliferación de estas en el nuevo sustrato, será mucho más rápida.

Realiza el trasplante en cepellón como un experto


El trasplante en cepellón es muy necesario para aquellas plantas que han sobrepasado la formación de raíces en el sustrato de las macetas y por tanto necesitan otras más amplias. Es muy fácil de detectar cuando las raíces brotan por los agujeros de drenaje; en macetas translúcidas se puede detectar cuando se observa una densa malla de raíces rodeando el sustrato.

Consejos para realizar el trasplante en cepellón sin provocarle daños

Este trasplante puede realizarse en cualquier época del año y es bastante sencillo de hacer si lo realizamos con cuidado. A continuación algunos consejos para evitar daños en las raíces y desmoronar el cepellón:

Para realizar la óptima extracción del cepellón debemos sostener la superficie del sustrato y rodear los tallos de la planta con una mano; luego inclinar hacia abajo la maceta y dar un golpe fuerte en el borde de esta para que salga rápidamente y sin desmoronarse. El golpe debe ser menor si la maceta está elaborada de un material frágil. El cepellón siempre saldrá en óptimas condiciones si la planta ha logrado formar suficientes raíces. 

El sustrato no debe estar completamente seco porque se desmoronará muy fácil. Se recomienda humedecerlo un poco para un mejor resultado. Si la tierra está encharcada también se desmoronará el cepellón porque las raíces no se sujetarán con fuerza ya que disponen de bastante agua.

Luego de extraído el cepellón puedes podar las raíces (las secas y débiles) y desenredar aquellas que se encuentren fuera de este para mejorar la salud radicular de la planta.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario