sábado, 28 de enero de 2017

Pachyphytum oviferum debe estar en tu colección ahora!!!



Fotografías y características de la planta suculenta Pachyphytum oviferum. Consejos para su cultivo en el jardín.

La hermosa suculenta Pachyphytum oviferum

Pachyphytum oviferum es una especie suculenta de pequeño porte de la familia Crassulaceae muy cultivada por coleccionistas de todo el mundo. Es oriunda de México pero ha sido comercializada a numerosos países de Europa, Asia, África y Oceanía por su alto valor ornamental. Se cultiva principalmente como planta de colección por sus hermosas hojas. 

La hermosa suculenta Pachyphytum oviferum


Esta especie se caracteriza por formar tallos pequeños (miden +/- 6 cm de altura) poco ramificados o solitarios; presentan una coloración verde-grisácea muy conspicua. Pachyphytum oviferum es utilizada para adornar macetas pequeñas por su pequeño tamaño pero en macetas de mayor talla, tienden a plantarse más de una planta.

Las hojas son muy llamativas y extremadamente carnosas si se comparan con el tamaño de la planta completa. Son globosas, tienen forma ovalada, ligeramente plegadas hacia arriba, se disponen en rosetas muy compactas, tienen una coloración verde-grisácea muy atractiva (el ápice de las hojas puede tomar coloraciones violáceas en condiciones de alta iluminación) y miden de 1.5-4 cm de largo por 1.5-3 cm de ancho. El follaje es el principal valor ornamental de la especie.

Las flores se forman en pequeñas inflorescencias que generalmente surgen de la región apical de los tallos. Estas se ubican en el extremo del tallo floral que desarrollan las inflorescencias y son de color rojo. Las flores son muy pequeñas y realmente no son muy atractivas. A diferencia de otras especies del género, Pachyphytum oviferum desarrolla inflorescencias con pocas flores (generalmente menos de 6).

Consejos para el cultivo de la suculenta Pachyphytum oviferum

Esta especie se cultiva con facilidad en el jardín y sus requerimientos de cultivo son mínimos. La recomendamos para principiantes por su buena resistencia a la sequía. A continuación sus cuidados básicos:

Iluminación: La exposición solar directa puede quemar sus hojas con facilidad en horas del mediodía. Agradece crecer bajo mallas filtradoras o de sombreado. No cultivar en ambientes muy sombríos porque tenderá a etiolarse con facilidad (crecimiento desproporcionado y débil para buscar fuentes de luz).

Vista de la planta suculenta Pachyphytum oviferum

Vista de la planta suculenta Pachyphytum oviferum


Temperatura: Necesita temperaturas frescas o ligeramente cálidas para desarrollarse con normalidad. Su rango óptimo de temperatura es de 18-26°C. Temperaturas inferiores a los 8°C pueden ser peligrosas para salud llegando a pudrir sus raíces.

Sustrato: Recomendamos siempre cultivar en sustratos elaborados para el cultivo de cactus y plantas crasas que ofrecen en numerosos viveros. Si no logras encontrarlos puedes elaborar un sustrato basado en arena gruesa, tierra (desinfectada) y un poco de humus de lombriz. El sustrato siempre debe tener un óptimo drenaje.

Frecuencia de riego: Es una planta que necesita muy poca agua en épocas invernales pero agradece riegos periódicos en verano. Siempre debemos regar cuando el sustrato esté seco por completo.

 Plagas y enfermedades: Es atacada por pulgones, cochinillas y caracoles. Los caracoles son capaces de crear agujeros en tallos y hojas dentro de los cuales pueden proliferar hongos mortales. Las cochinillas y pulgones aparecen fundamentalmente en los tallos y uniones de las hojas.

Multiplicación: Muy sencilla por esquejes de hojas que debemos retirar con nuestras manos o auxiliándonos de algún objeto filoso y desinfectado. Esperar de 12-24 horas antes de ubicar las hojas sobre un sustrato húmedo y arenoso para que cicatrice la herida de corte.

 Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario