martes, 10 de enero de 2017

Mis plantas no florecen!!! ¿Por qué?



Posibles causas de la represión de la floración en las plantas y métodos para acelerar la floración. 

La floración en las plantas puede reprimirse. ¿Por qué?

La floración en las plantas es generalmente la característica más apreciada en más del 90% de las plantas cultivadas con fines ornamentales. La aparición de las flores está estrechamente relacionada con las condiciones climáticas del momento, el estado de salud de la planta y la madurez vegetativa de la especie vegetal. Debemos conocer que una planta solo florece cuando alcanza su adultez, es decir, al igual que los animales, las plantas deben alcanzar un cierto estado de desarrollo para lograr formar sus órganos sexuales (las flores) y ser capaces de reproducirse. Cuando alcanzan el estado de madurez necesario, comienza la floración si las condiciones son las idóneas. Una planta adulta puede no florecer nunca si las condiciones climatológicas y su salud no son adecuadas. Para entender la represión en la floración, es imprescindible conocer que la formación de las flores es el proceso que más energía y nutrientes requiere, es decir, solo se formarán en condiciones óptimas.

La floración en las plantas puede reprimirse. ¿Por qué?


En muchas ocasiones nos regalan algunas plantas que demoran años en nuestro jardín y aun así, no logran florecer. En este breve artículo compartimos con ustedes las posibles causas de la carencia de flores en las plantas. Además compartimos algunos métodos que pueden acelerar el proceso de floración.

Posibles causas de la ausencia de flores en las plantas

1- Una planta puede no florecer si las condiciones climáticas (temperatura, humedad ambiental, iluminación) no se asemejan a las que poseen su hábitat natural. Ejemplo: Una planta tropical que crece en terrenos despejados (sabanas por ejemplo) está adaptada a sobrevivir en climas húmedos, cálidos y completamente expuesta al sol; si esta planta la cultivamos en un país frío, con baja humedad y a semisombra o sombra total, su salud se vería afectada y por consiguiente la floración sería reprimida para tratar de sobrevivir. Todo también depende de la especie en cuestión (existen algunas más o menos tolerantes a las fluctuaciones de las condiciones climáticas) pero es casi seguro que la floración será más pobre o estará ausente en comparación a plantas que crecen en su hábitat natural.

2- La salud no solo puede ser afectada por el clima; existen miles de patógenos que también atacan a las plantas y en su mayoría, provocan la ausencia o pobreza en las floraciones. Las plagas que tanto conocemos son generalmente las principales causantes de la ausencia de flores, caída de botones florales o deformidades que afectan la estética de estas. Muchas de estas plagas están especializadas en atacar las flores y generalmente son las causantes del marchitamiento prematuro y las deformaciones (ejemplo: Trips, pulgones, cochinillas, entre otras). Otras plagas atacan directamente a la planta, debilitándola y provocando que esta forme pocas flores o reprima la floración; ejemplos: numerosos hongos, bacterias, virus, insectos, ácaros, moluscos, mamíferos herbívoros y algunas aves.

3- Otro factor importante en la formación de flores es la disponibilidad de nutrientes que le provee el sustrato a la planta. El requerimiento nutricional difiere en las especies pero todas necesitan compuestos químicos específicos que les permitan formar sus compuestos alimenticios. Las plantas solo forman flores si tienen todos los compuestos necesarios para elaborarlas (“los nutrientes son los materiales de construcción y la flor, es el edificio ya terminado”). Por esta cuestión existe un método en la jardinería llamado fertilización donde le proveemos al sustrato los nutrientes necesarios que necesita la planta.

Planta floreciendo con pequeño tamaño por las óptimas condiciones climáticas, nutricionales y estado de salud. Euphorbia milii

Planta floreciendo con pequeño tamaño por las óptimas condiciones climáticas, nutricionales y estado de salud. Euphorbia milii


4- En el aspecto anterior nos referimos a la carencia de nutrientes en el sustrato como posible causa de la represión de la floración pero el exceso de estos, también pueden provocar la represión. Esto generalmente se manifiesta cuando aplicamos excesos de fertilizantes y enriquecemos demasiado el sustrato. En suelos demasiado fertilizados muchas plantas en vez de aprovechar y formar flores, activan solo el desarrollo de follaje desarrollando solo sus partes verdes. Por esta cuestión es necesario evitar el exceso de fertilizantes.

Métodos para acelerar la floración
 
Todos los métodos utilizados por jardineros de todo el mundo se basan en controlar todo aquello que puede afectar la floración. Los métodos más utilizados son los siguientes:

1- Aplicación de fertilizantes naturales o industriales 1-2 meses antes del período de floración de la especie en cuestión. Recordar que la aplicación de abonos debe ser moderada y con dosis menores a las propuestas por los fabricantes de los fertilizantes industriales. Todos los fertilizantes además de poseer N-P-K (Nitrógeno, Fósforo, Potasio), deben poseer macronutrientes y micronutrientes.

2- Control periódico de plagas durante todo el año con la utilización de bioplaguicidas o plaguicidas industriales como último recurso. Controlar fundamentalmente los hongos porque llegan a ser los más dañinos.

3- Utilizar sustratos de calidad y desinfectados para proveerle las mejores condiciones de sostén y nutricional a la planta en cuestión.

4- En muchas plantas las podas periódicas incentivan la floración. En algunas especies la poda del tallo floral estimula la formación de nuevos.

5- Proveer siempre a la planta un ambiente lo más similar posible al que predomina en su hábitat natural. Para esto debemos tener nuestra planta clasificada y conocer su biología.

Páginas relacionadas  


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario