viernes, 6 de enero de 2017

Todos los cuidados de los Aloes!!!



Consejos útiles para el cuidado de plantas suculentas del género Aloe en casa. Fotografías de algunos representantes del género.

Cuidados básicos de las plantas suculentas del género Aloe

Aloe es un género de plantas suculentas de la familia Asphodelaceae muy cultivado en el mundo por los numerosos beneficios medicinales y la belleza natural de muchas de las especies. La más conocida es la Sábila (Aloe vera), pero existen más de 500 especies y cientos de híbridos logrados por el hombre. En numerosos países, además de cultivarse como plantas medicinales, son coleccionadas con fines ornamentales. Existen miles de personas a lo largo del mundo que solo coleccionan este grupo de plantas e incluso llegan a comercializarlas con fines económicos.

Cuidados básicos de las plantas suculentas del género Aloe


En este artículo compartimos con ustedes los cuidados básicos de este grupo de plantas para que siempre puedan aprovechar sus beneficios medicinales y admirar su belleza.

Cuidados:

Iluminación: 

Todas las plantas del género Aloe necesitan mucha luz para crecer sanas y florecer al máximo. Se recomienda exponer las plantas al sol directo en las épocas menos cálidas del año y trasladar a semisombra o bajo luz filtrada en verano. El sol intenso del verano es el principal causante de muchas quemaduras en las hojas de la mayoría de las especies.

Flores de una especie del género Aloe

Flores de una especie del género Aloe


Temperatura:

Son plantas que agradecen crecer en climas frescos o cálidos. Existen especies que sobreviven en ambientes donde las temperaturas diurnas superan los 40°C; son plantas de climas calurosos. Temperaturas inferiores a los 10°C son peligrosas para estas plantas debido a que incentivan la proliferación de hongos en las raíces y por consiguiente la pudrición de estas y de la planta. En países con inviernos extremos se recomienda siempre cultivar en vasijas para ser fácilmente transportadas hacia un ambiente más cálido (ejemplos: invernaderos, interior del hogar, etcétera).

Sustrato:

Son en su mayoría bastante resistentes a crecer en una amplia variedad de sustratos pero siempre que posean un óptimo drenaje y con buena aireación. Se puede utilizar 2/3 de sustrato universal o tierra de jardín con 1/3 de arena gruesa o gravilla.

Plantas del género Aloe formando parte de un xerojardín

Plantas del género Aloe formando parte de un xerojardín


Frecuencia de riego:

Son “plantas suculentas” muy bien adaptadas a tolerar extensas sequías, es decir, prefieren la escasez de agua que el exceso. Son susceptibles a la pudrición si el sustrato permanece húmedo durante mucho tiempo. Se aconseja regar cuando el sustrato se haya secado por completo (generalmente 1-2 veces semanales) si la planta se encuentra en temporada de crecimiento; en estado de latencia debemos disminuir la frecuencia a quincenal o mensual.

Poda: 

Estas plantas no se podan. Solo se deben retirar las hojas y espigas florales que ya se hayan secado para evitar que sean atacadas por plagas oportunistas.

Planta del género Aloe con hoja seca que necesita ser retirada para evitar futuras plagas

Planta del género Aloe con hoja seca que necesita ser retirada para evitar futuras plagas


Trasplante: 

Estas plantas por lo general son coloniales, forman numerosas plantas hijas en su base creando grupos de muchas plantas en una sola área. En muchos casos las macetas no soportan el gran número de plantas y tienden a quebrarse (depende del material claro); se recomienda trasplantar cuando las raíces surjan por los agujeros de drenaje o cuando las plantas hijas sobresalgan del borde de la maceta.

Plagas y enfermedades: 

Son atacadas por cochinillas, pulgones, caracoles, babosas e incluso aves. Todas las plagas deben ser eliminadas con rapidez para evitar daños graves en la salud de las plantas o nuevas patologías asociadas con virus o bacterias transmitidas por estas mismas plagas. Los principales enemigos de las plantas de este género son los hongos; estos aparecen si la humedad es muy alta y el sustrato encharcado. Los hongos son los principales culpables de la muerte de muchos representantes de este grupo.

Aloe juvenna es cultivado en todo el mundo

Aloe juvenna es cultivado en todo el mundo


Multiplicación:

Muy sencilla a partir de la separación de hijuelos que aparecen en la base de la mayoría de las especies. Para separar estos hijuelos se debe utilizar un objeto filoso y desinfectado para realizar el corte. Luego debemos dejar que seque la herida por 24 horas y después plantar en un sustrato arenoso y ligeramente húmedo. No se deben exponer las plántulas al sol hasta que no enraícen. También se puede realizar la multiplicación mediante semillas que debemos germinar en un sustrato elaborado con 2/3 de arena gruesa y 1/3 de sustrato universal a 18-24° C.

Cultivo intensivo de la popular y medicinal Sábila, Aloe vera

Cultivo intensivo de la popular y medicinal Sábila, Aloe vera


Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario