lunes, 23 de enero de 2017

Todo lo que debes saber sobre el Jade Colgante o Senecio Jade



Fotos y características de la planta suculenta conocida como Jade Colgante o Senecio Jade, Kleinia petraea o Senecio jacobsenii. Consejos para el cultivo.

El Jade Colgante o Senecio Jade, Kleinia petraea o Senecio jacobsenii

Kleinia petraea o Senecio jacobsenii es una especie suculenta rastrera o colgante de la familia Asteraceae muy utilizada para decorar pendientes; es frecuente encontrarla también en macetas colgantes. Esta especie es llamada Jade Colgante o Senecio Jade por ser muy similar en morfología foliar al verdadero Jade (Crassula ovata).

El Jade Colgante o Senecio Jade, Kleinia petraea o Senecio jacobsenii


Esta planta se caracteriza por formar tallos alargados, delgados (+/- 0.5 cm de diámetro) y rastreros muy ramificados; las ramificaciones se originan de las axilas de las hojas basales. Cada tallo puede llegar a medir más de 60 cm de largo y formar más de cinco ramificaciones. Todos los tallos son de color verde claro pero pueden tomar coloraciones parduzcas en sus regiones más antiguas.

Las hojas se disponen alternas en los tallos, poseen el margen entero, miden +/- 5 cm de largo por +/- 3.5 cm de ancho, son de color verde claro (pueden tomar coloraciones purpúreas cuando se exponen a fuentes de iluminación intensas), tienen forma ovalada (muy parecidas al verdadero Jade, Crassula ovata) y presentan una leve invaginación central que las pliegan un poco (forma de cuchara). Esta evaginación central se aprecia muy bien durante la formación de las hojas donde surgen bastante plegadas y luego se van aplanando. 

Las flores son poco llamativas y se disponen en inflorescencias en capitulo muy pequeñas sostenidas por un largo tallo floral. Este tallo floral puede desarrollar una o más inflorescencias. Las inflorescencias no presentan flores liguladas, solo poseen la corona floral con numerosas florecillas de color naranja.

Consejos para el cultivo de la planta Jade Colgante o Senecio Jade, Kleinia petraea o Senecio jacobsenii

Es una especie muy resistente que se adaptará muy bien a casi todo tipo de climas. Es muy recomendada para personas sin experiencias en el cultivo de crasas. A continuación sus cuidados:

Iluminación: Agradece una exposición soleada en temporadas no veraniegas. En verano debemos ubicarlo a semisombra para evitar posibles quemaduras. Si crece en ambientes muy sombríos puede perder el follaje o crecer débil y desproporcionado.

Temperaturas: Tolera un amplio rango de temperaturas y es capaz de sobrevivir períodos cortos por debajo de los 0°C siempre que el sustrato este seco. Su rango óptimo se encuentra entre los 18-28°C. Aunque tolere temperaturas bajo 0°C, no se debe mantener expuesto durante mucho tiempo porque pueden provocarle la muerte. Aconsejamos nunca exponerlo a las heladas.

Detalle de las hojas de la planta Kleinia petraea o Senecio jacobsenii

Detalle de las hojas de la planta Kleinia petraea o Senecio jacobsenii


Sustrato: Crece sobre casi cualquier tipo de sustrato que tenga un óptimo drenaje y aireación. El óptimo sustrato para un mejor resultado es el elaborado específicamente para plantas crasas.

Frecuencia de riego: Es una especie que sobrevive sin problemas largas jornadas de sequía y por ello, se recomienda efectuar el riego siempre que el sustrato se seque por completo. Reducir el riego en invierno para evitar pudriciones.

Plagas y enfermedades: Es bastante resistente a las plagas y generalmente no llegan a ser un problema para esta planta. De todas maneras puede ser atacado por cochinillas y caracoles. Los hongos pueden pudrir sus raíces si el sustrato se mantiene húmedo durante mucho tiempo.

Multiplicación: Muy fácil a partir de esquejes de tallos de unos 10 cm de largo. Estos esquejes deben ser plantados luego de cicatrizada la herida del corte (esperar 24 horas) en un sustrato arenoso y ligeramente húmedo; enraízan bastante rápido.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario