jueves, 12 de enero de 2017

Una suculenta que te fascinará!!! Echeveria pallida



Fotografías y características de la planta suculenta llamada Echeveria pallida. Consejos básicos para su cultivo y reproducción.

Una suculenta con un hermoso color verde pálido, Echeveria pallida

Echeveria pallida es una planta herbácea, perenne y suculenta de la familia Crassulaceae ampliamente cultivada en todo el mundo por la belleza de su follaje. Dentro del género Echeveria es una de las especies más resistentes; es considerada en muchas ocasiones como una planta para principiantes. Es originaria de México pero su valor ornamental ha provocado su comercialización hacia otros países del mundo.

Una suculenta con un hermoso color verde pálido, Echeveria pallida


Esta especie es una de las que mayor talla alcanza en el género, alcanzando más de 40 cm de altura en la mayoría de las ocasiones. Sus tallos son gruesos (+/- 1.8 cm de diámetro), de color verde claro y con numerosas cicatrices que las hojas van dejando mientras van secándose. En esta especie se originan numerosas ramificaciones a partir de las cicatrices para dar origen a nuevas rosetas de hojas (plantas nuevas); cuando los tallos de las ramificaciones crecen bastante, forman raíces para arraigar por si solos. De las cicatrices también pueden desarrollarse nuevas raíces para aumentar la posibilidad de absorber nutrientes.

Las hojas son bastante grandes (+/- 10 cm de largo por +/- 6 cm de ancho), poseen el margen entero, tienen forma elíptica, están plegadas en su región central, presentan una pequeña evaginación con forma de espina (no es una espina verdadera) en su región terminal  y se disponen en hermosas rosetas. Cada roseta puede medir más de 20 cm de diámetro siendo bastante atractivas. Además las hojas poseen un color verde pálido muy hermoso el cual da origen a su nombre científico (pallida = pálida). Una sola planta puede tener más de 5 rosetas en dependencia del número de ramificaciones que posea. Dato: Las hojas pueden desarrollar un color rosáceo en el margen de las hojas si crecen expuestas a fuentes de luz intensa.

Las flores son pequeñas pero numerosas. Estas aparecen en inflorescencias laterales que desarrollan un largo tallo floral (este tallo presenta hojas más pequeñas en comparación con las que tienen las rosetas) que forma numerosas florecillas en su región terminal. El tallo floral puede ser simple o ramificado. Las flores son acampanadas (parecen farolillos) con la corola de un color rosado muy hermoso. Las flores no abren todas a la vez; lo hacen sucesivamente mientras se van desarrollando.

Consejos para el cultivo de la planta suculenta Echeveria pallida

Echeveria pallida es muy fácil de cultivar y sus requerimientos son muy básicos. A continuación sus cuidados:

Iluminación: Necesita crecer en ambientes con mucha luz llegando a tolerar el sol directo de temporadas no veraniegas. Se recomienda cultivar bajo luz solar filtrada porque en verano sufrirá quemaduras que afectarán negativamente la salud y estética de la planta.

Temperatura: Tolera mejor el cultivo en altas temperaturas que en demasiado bajas. Su rango óptimo oscila entre los 15-30°C. Temperaturas inferiores a los 10°C pudren las raíces y los tallos.

Sustrato: Necesita desarrollarse sobre un sustrato ligero con un óptimo drenaje. El encharcamiento en sustratos muy compactos provoca la pudrición de las raíces por ataques de hongos y asfixia radicular.

Vista lateral de la roseta de la planta suculenta Echeveria pallida

Vista lateral de la roseta de la planta suculenta Echeveria pallida


Frecuencia de riego: Es una suculenta que agradece riegos periódicos (cada 2-3 días) en temporadas donde predominan altas temperaturas; siempre debe dejarse secar el sustrato antes de regar nuevamente. El riego en épocas invernales debe espaciarse más en el tiempo o suspenderse por completo. 

Plagas y enfermedades: Es atacada frecuentemente por cochinillas, pulgones y moluscos (caracoles y babosas). Las cochinillas y pulgones deben ser eliminados manualmente o con productos específicos; son plagas capaces de secar las hojas y flores. Los moluscos provocan daños más graves en poco tiempo porque se alimentan de toda la planta; utilizar pellets industriales para controlarlos o ubicar la maceta en sitios inalcanzables para ellos.
 
Multiplicación: Muy fácil a partir de esquejes de tallos de unos 5 cm o separando rosetas de ramificaciones. Se deben utilizar objetos filosos y desinfectados para retirar los esquejes. Las heridas de los esquejes deben dejarse cicatrizar por 24 horas antes de ser sembrados. También puede multiplicarse a partir de semillas.

Páginas relacionadas:


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario