martes, 31 de enero de 2017

Una suculenta que seguro no conoces, Echeveria carnicolor



Fotografías y características de la hermosa planta suculenta Echeveria carnicolor. Imágenes de sus flores y consejos básicos para su cultivo en el jardín.

La planta suculenta Echeveria carnicolor

Echeveria carnicolor es una planta suculenta herbácea de la familia Crassulaceae muy popular por el aspecto de su follaje y floración. Es oriunda de México pero su valor ornamental ha permitido su cultivo en países de todo el mundo. Es una de las especies del género más resistente y fácil de multiplicar según nuestra opinión (más del 90% de los esquejes foliares forman nuevas plántulas). 

La planta suculenta Echeveria carnicolor


Esta especie se caracteriza por formar rosetas muy planas con tallos cortos que tienden a desarrollar de 1-2 ramificaciones laterales. La roseta alcanza de 5-12 cm de diámetro aunque hemos cultivado algunos ejemplares bajo condiciones nutritivas elevadas que han logrado alcanzar más de 15 cm de diámetro. Las rosetas se observan tan planas que generalmente no superan los 6 cm de altura.

Las hojas carnosas son alargadas o elípticas con su región media mucho más ancha que su región basal; tienen forma de espátula. Además poseen el margen entero y blanquecino,  son planas o ligeramente curvas, el ápice agudo o levemente redondeado, coloración verde grisácea o rojiza en condiciones elevadas de luz, miden de 3-10 cm de largo por 1-3 cm de ancho y 0.3-1 cm de espesor y se encuentran totalmente cubiertas de pequeñas estructuras grisáceas. 

Las flores se disponen en inflorescencias racimosas que aparecen solitarias o en pares de los laterales de la roseta. Las inflorescencias forman un largo y erecto tallo floral (+/-12 cm de altura) que desarrolla numerosas hojas pequeñas en la región basal y flores (+/-15) en la región apical de estas. Las hojas de las inflorescencias son mucho más pequeñas que las de las rosetas y tienen un elevado potencial de formación de hijuelos. Las flores están sostenidas por un pequeño pedicelo de menos de 1 cm de largo; tienen forma de farolillos, presentan 5 sépalos globosos y verdes que forman una estrella en la base de la corola, la corola cilíndrica con 5 pétalos de color naranja-rojo con los extremos agudos y ligeramente plegados hacia atrás y con un largo de +/- 1 cm. 

Inflorescencia (flores) de la planta suculenta Echeveria carnicolor

Inflorescencia (flores) de la planta suculenta Echeveria carnicolor


Consejos para el cultivo de la planta Echeveria carnicolor

Echeveria carnicolor es una de las suculentas del género más fácil de cultivar y multiplicar. A continuación sus cuidados:

Iluminación: Agradece la exposición directa al sol siempre y cuando no sea el más fuerte del verano. La coloración rojiza de la roseta se logra principalmente gracias a la luz solar. Puede cultivarse bajo mallas de sombreado (claras, no oscuras) o en interiores muy iluminados. Bajo condiciones sombrías es muy probable que se etiole (crecimiento desproporcionado en busca de luz) y se vea afectado considerablemente su aspecto.

Temperaturas: Prefiere climas cálidos con inviernos suaves donde las temperaturas se mantengan entre los 10-28°C. Puede soportar temperaturas muy bajas (no heladas) durante breves temporadas. Las heladas son mortales.

Esqueje de hoja de la planta suculenta Echeveria carnicolor

Esqueje de hoja de la planta suculenta Echeveria carnicolor


Sustrato: Necesita crecer sobre un sustrato muy aireado y con un óptimo drenaje. Se desarrolla muy bien en una mezcla de carbón vegetal molido, arena gruesa y tierra de jardín desinfectada. Recomendamos el sustrato elaborado específicamente para cactus y plantas crasas.

Frecuencia de riego: Regar cuando el sustrato esté completamente seco. En invierno se recomienda solo efectuar el riego si la planta realmente lo necesita.

Plagas y enfermedades: Es fuertemente atacada por caracoles y babosas si logran alcanzarla. Las cochinillas aparecen en las uniones de las hojas al tallo al igual que los pulgones. Los hongos pudren sus raíces si el riego es excesivo.

Vista de la planta Echeveria carnicolor donde una roseta comienza a formar una ramificación o tallo floral

Vista de la planta Echeveria carnicolor donde una roseta comienza a formar una ramificación o tallo floral


Multiplicación: Extremadamente sencilla mediante esquejes de hojas que retiraremos del tallo floral (las pequeñas); enraízan en pocos días. Las hojas de las rosetas también pueden ser utilizadas pero tienden a demorar en formar raíces un poco más. También puede multiplicarse por semillas.

Páginas relacionadas:


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario