domingo, 15 de enero de 2017

Todo lo que debes saber sobre el Cactus de Navidad



Características y fotografías de flores del popular cactus de Navidad, género Schlumbergera. Consejos para su cultivo en el jardín.

El popular Cactus de Navidad, género Schlumbergera. Características

El Cactus de Navidad es una especie epífita de la familia Cactaceae muy popular en la jardinería mundial por su hermosa y abundante floración. A diferencia de la mayoría de los cactus que conocemos, su morfología es bastante diferente y sus necesidades de agua, son mucho más elevadas que la mayoría de las especies. Este cactus crece silvestre sobre ramas de árboles presentes en bosques de Brasil pero su valor ornamental, ha provocado su cultivo y multiplicación en países de todo el mundo.

Flores púrpuras del popular Cactus de Navidad donde se observan la forma de sus tallos y flores, género Schlumbergera

Flores púrpuras del popular Cactus de Navidad donde se observan la forma de sus tallos y flores, género Schlumbergera


Las características destacables de esta especie que las diferencian de muchos cactus de la familia son: Formación de tallos aplanados (ligeramente carnosos), segmentados, casi rectangulares con protuberancias en los márgenes; tallos muy ramificados con origen de las ramificaciones en el ápice de los segmentos individuales o en las uniones (llamados en algunas ocasiones como nudos) y flores zigomorfas (flores con simetría bilateral)(en la mayoría de los cactus las flores tienen forma de “margarita”, es decir, tienen simetría radial).

La flores además son muy alargadas (más grandes que el propio segmento que las sostiene) con numerosos pétalos y las estructuras reproductoras (estambres y estigma) dispuestas en la región superior. Los colores más comunes son el rosado, el púrpura y el blanco pero existen numerosos híbridos creados por el hombre con colores mucho más llamativos. Existen en la actualidad decenas de colores en las flores entre las que podemos escoger gracias a la biotecnología y la genética molecular. 

La floración ocurre generalmente a finales de otoño hasta finales del invierno, de ahí su nombre popular. El número de flores depende en muchos casos del tamaño de la planta y su salud; plantas más grandes y saludables = más flores.

Consejos para el cultivo del Cactus de Navidad, género Schlumbergera

Es un cactus muy fácil de cultivar aunque creamos lo contrario. Además es bastante longevo llegando a superar los 15 años en macetas. A continuación sus cuidados:

Iluminación: Necesita mucha luz para crecer bastante y florecer al 100%. El principal problema está en que la luz solar directa puede quemar rápidamente sus tallos y/o deshidratarlos rápidamente porque no son muy carnosos. La ubicación óptima debe ser bajo luz solar filtrada por mallas protectoras o cualquier objeto que sea capaz de hacerlo.

Temperatura: Debe crecer en climas frescos o ligeramente cálidos donde las temperaturas se encuentren estables entre los 15-28°C. Temperaturas inferiores a los 8°C afectan los tejidos de los tallos provocándoles la pudrición. Debemos siempre protegerlo en invierno cuando las temperaturas son demasiado bajas.

Sustrato: Necesita un sustrato muy suelto, rico en materia orgánica y con abundante arena o gravilla. El drenaje debe ser perfecto para evitar pudriciones en las raíces. Se puede utilizar el sustrato empleado para cultivar orquídeas con una incorporación extra de hojas secas trituradas.

Frecuencia de riego: A diferencia de otras especie este cactus, necesita mucha más agua. Nunca debemos dejar que el sustrato se seque por completo llegando a regarse hasta tres veces semanales en verano y una vez en invierno.

Variedad blanca de la flor del Cactus de Navidad, género Schlumbergera

Variedad blanca de la flor del Cactus de Navidad, género Schlumbergera


Poda: La mejor época para podar es luego de la floración. No necesitamos utensilios para esta tarea; con nuestras manos separamos los segmentos que deseemos para incentivar la ramificación en esta área del cactus. Los segmentos retirados pueden ser aprovechados para la multiplicación de la planta.

Plagas y enfermedades: Las cochinillas adoran este cactus y aparecen con frecuencia cubriendo sus desnudos tallos. Son muy peligrosas porque al ser los tallos poco carnosos, extraen más rápido su savia y los secan. Pueden ser fácilmente eliminadas con las manos o con la aplicación de plaguicidas sistémicos en casos extremos. Las babosas y caracoles pueden ser también un problema porque si lo alcanzan, pueden devorar secciones del tallo o tallos completos. La humedad excesiva en el sustrato (si no es de calidad y no está desinfectado) puede incentivar la proliferación de hongos que pudrirán los tallos y raíces.

Injerto: Es frecuentemente vendido sobre portainjertos como por ejemplo: cactus del género Hylocereus y Opuntia para evitar la pudrición de las raíces y que las floraciones sean mucho más numerosas.

Multiplicación: Muy fácil a partir de segmentos del tallo. Los segmentos debemos protegerlos durante 12-24 horas de cualquier plaga para que la herida del corte se cicatrice. Luego debemos sembrarlo en sustrato húmedo y arenoso para que enraíce. Cuando comiencen a formarse las raíces no debemos tocar la planta porque son muy delicadas. 

Páginas relacionadas:


Síguenos en nuestras redes sociales:

1 comentario:

  1. mi cactus de género Schlumbergera se ha vuelto rosado!! y ...tengo miedo de q muera...aunque no se ve devil...nunca habia pasado..
    alguien puede asesorarme..

    ResponderEliminar