lunes, 5 de diciembre de 2016

Stapelia leendertziae, una planta con flores raras y apestosas



Fotos y descripción de la planta suculenta Stapelia leendertziae. Consejos básicos para su cultivo.

Stapelia leendertziae, una suculenta con flores de raro aspecto

Stapelia leendertziae es una especie suculenta perenne de la familia Apocynaceae muy frecuente en colecciones de plantas crasas. Es originaria de la región sur del continente africano donde es rara vez encontrada creciendo silvestre. Dentro del género Stapelia es la especie con la flor más rara en morfología debido a que su forma es relativamente diferente a todas las otras especies.

Stapelia leendertziae, una suculenta con flores de raro aspecto


Esta planta se caracteriza por tener largos tallos erguidos y carnosos que logran alcanzar los 20 cm de altura. Los tallos son muy semejantes a otras especies del género siendo necesaria, en algunas ocasiones, esperar la aparición de flores. Estos se caracterizan por tener cuatro costillas con los bordes ligeramente dentados (en cada diente se observan pequeñas protuberancias cónicas y carnosas), son completamente verdes y están recubiertos por pequeños pelos blanquecinos. Los tallos se ramifican bastante al igual que en la mayoría de las plantas del género.

Las flores se originan en la base de los tallos (generalmente solitarias) donde a diferencia de otras especies, el botón floral en desarrollo es de color rojo-morado. En otras plantas del género Stapelia se observan flores estrelladas planas pero en esta especie, la flor no abre por completo; solo se observa la forma estrellada en el extremo (los “pétalos” son pequeños) de esta que continua con un tubo floral cerrado. El interior del tubo floral es rojo-morado con numerosos pelos en todo su interior. Las flores de esta especie expelen un olor desagradable a carne putrefacta que atrae a numerosas moscas y otros insectos que llevarán a cabo su polinización. Si se alumbra con una linterna en el interior de la flor, es casi seguro observar muchos de estos insectos cerca de las estructuras reproductoras.

Vista de los tallos de la planta Stapelia leendertziae

Vista de los tallos de la planta Stapelia leendertziae


Consejos para el cultivo de la planta Stapelia leendertziae

Stapelia leendertziae es muy fácil de mantener en el jardín si les brindamos los siguientes cuidados básicos:

Iluminación: Necesita mucha luz para florecer y crecer óptimamente. En temporadas no veraniegas se recomienda exponerla directamente al sol. Cuidar del sol intenso del mediodía en verano.

Temperatura: Requiere crecer en climas frescos o cálidos donde las temperaturas no superen los 38°C ni desciendan de los 5°C. Temperaturas inferiores son mortales y mayores a 38°C pueden deshidratarla con rapidez.

Sustrato: Es imprescindible que crezca en un sustrato ligero con un drenaje perfecto. Necesita una mezcla de tierra, un poco de humus y gravilla o arena gruesa.

Planta Stapelia leendertziae con botón floral

Planta Stapelia leendertziae con botón floral


Frecuencia de riego: Al igual que muchas plantas del género Stapelia, no tolera un suelo encharcado ni muy seco. Se recomienda regar cuando el sustrato este casi seco pero  sin encharcarlo. Las raíces sufren mucho si la tierra se reseca demasiado y se pudren si se encharca durante mucho tiempo.

Trasplante: Se debe trasplantar cuando los tallos superen los bordes de las macetas y tiendan a caer. Se recomiendan para esta planta, macetas anchas con poca profundidad.

Plagas y enfermedades: Es atacada por pulgones, cochinillas y moluscos con mucha frecuencia debido a la falta de estructuras protectoras en sus tallos. Se recomienda vigilarla para eliminar cualquiera de estas plagas porque pueden dañar su salud y reprimir la floración.

Multiplicación: Muy fácil a partir de separación de tallos. Estos deben dejarse reposar por 24-48 horas para asegurarnos que el corte haya cicatrizado; luego deben ser plantados en un sustrato húmedo y arenoso hasta que arraiguen.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario